Toros no, pero sí

Por lo visto, Cristina Narbona ha hablado sobre impedir la muerte de los toros en las corridas. Yo abogo por la eliminación de cualquier espectáculo de tortura pública (o privada), pero la cuestión que me mueve a escribir es alguna de las reacciones.

Paso de lo que dicen los ganaderos o los toreros, gente cuyo criterio al respecto no me parece que tenga el menor interés (habida cuenta de que, mientras que yo soy capaz de apreciar el toreo como un arte, sólo que en modo alguno justificable por sus efectos prácticos, ellos no son capaces de apreciar el toreo como una tortura a un animal, aunque lo tienen delante de las narices).

Suponiendo que lo que afirma El Mundo sea cierto, Gaspar Llamazares, de Izquierda Unida, habría dicho que se opone a incorporar a la legislación los “prejuicios anglosajones” sobre la cultura española, y esto me ha dejado estupefacto. Sólo “prejuicios anglosajones” va entrecomillado, así que dudaré de todo lo demás, pero me sorprende un argumento tan peregrino como llamar “prejuicios anglosajones” a la erradicación de una práctica brutal y cruel.

El prejuicio anglosajón, amigo Llamazares, es suponer que los españoles justificamos el toreo, o que nos gusta, o que somos todos toreros.

De ser cierto lo publicado en el diario, Carmen Calvo, Ministra de Cultura (hay que ver), habría recordado “el daño que se causa al animal” y “el riesgo que corren los toreros, muchos de los cuales mueren en las plazas”. Lo de la Ministra de Cultura viene de largo y es un no parar, pero en este caso me deja boquiabierto que se acuerde de que “muchos de los toreros” (?) mueran en las plazas, pero más aún cuando sólo se ha hablado de evitar la muerte del toro (como si el torero no pudiera morir poniendo unas banderillas).

Pío García Escudero, portavoz del PP en el Senado, y responsable de la que considero una de las intervenciones más rastreras e inmorales de la historia reciente en sede parlamentaria, habló del “afán intervencionista” del Gobierno. Y lo dice en sentido peyorativo. No sé, pero si una ley que tiende a proteger a seres indefensos ante el sufrimiento es intervencionismo, casi que abogo por el intervencionismo.

Anuncios

Una respuesta to “Toros no, pero sí”

  1. Herel Says:

    Ntch, creo que deberíamos reinstaurar la Inquisición, recuperando así toda una institución histórica española (y europea).Porque claro, todo el mundo sabe que tradición=cultura=arte.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: