Clásicos favoritos

No soy un gran oyente de música clásica. Sólo lo hago de cuando en cuando (eso sí, me gusta ver a la gente tocar).

No obstante, hay muchas cosas que merecen la pena. Y aprovechando que nadie me ha enviado ningún meme de esos, voy a anotar yo, porque me da la gana, algunas de las obras que más me gustan. Sin ningún orden particular, pero todas ellas me tocan alguna cuerda sensible, qué le voy a hacer.

  • Scheherazade, de Nikolai Rimsky-Korsakov. El motivo de violín es muy conocido, pero tiene muchas más cosas: las mil y una noches, tal cual. Si esta música no le puede a uno, es que no tiene entrañas. Se puede bajar de la página de la Peabody Symphony Orchestra en MP3.
  • La Suite Bergamasque, de Claude Debussy. Música clásica que no suena simplemente a clásico. Una búsqueda, un piano clásico con una estructura más moderna, pero desde luego capaz de emocionar. Algo grande… Las Arabescas también son más que recomendables (Debussy es mucho Debussy).
  • Fausto, de Charles Gounod. Para pocas óperas que oigo, mi favorita resulta que ni es de Verdi, ni en italiano, ni… Pero la conocí hace bastantes años en una versión que hicieron para la televisión de El fantasma de la ópera, y quedé embobado con aquella historia romanticona, y con aquella Teri Polo que encarnaba a la perfección a aquel ángel puro, ángel radiante, y que salía básicamente vestida, nada que ver con esa lagartona que anda ahora por ahí con el mismo nombre ganándose la vida a base de demostrar que la magia es algo muy frágil que no se lleva bien con la silicona. El caso es que busqué qué ópera era aquella, y es esta (hablamos de tiempos pre-internet; había que estar atento a los títulos de crédito y tomar nota rápidamente si en la película no quedaba claro qué música era). Cuando tiempo después pude ir a verla en Oviedo (huelga decir que fue la primera vez que asistí a la ópera) casi me caigo al patio de butacas de la emoción. Así una película mediocre puede llevar a uno a la ópera.
  • El Requiem de Mozart. Otra vez que una película despierta la curiosidad del que la ve. En Amadeus se ve cómo Wolfgang dicta a Salieri la partitura, y por un ratito se oye sonar cada parte por separado y cómo, quizás, los compositores construyen sus obras. Y la fuerza de esa música va, evidentemente, más allá que cualquier película, y al parecer también más allá que los siglos. Ese coro recordándote que te vas a morir pone los pelos de punta.
  • Juan Sebastián Bach, digamos que cualquier cosa suya. No es la música que más emociona o impresiona a los músicos, pero merece la pena sentarse a escuchar música barroca. Aunque musicalmente esté superado, no es así para quien no la haya oído…

Sí, faltan muchas cosas. Ya sé que Beethoven es lo más (la Sonata Waldstein me gusta mucho, y no debe de ser lo mejor que tiene). Pero esta memez de los memes se suele hacer poniendo cinco cosas. Así que otro día ya pondré más.

Anuncios

Una respuesta to “Clásicos favoritos”

  1. Miguel Herrero Says:

    Debussy es mi ídolo. Me encanta prácticamente toda su obra. Pero guardo un recuerdo especial de Children’s Corner. Y más concretamete “Doctor Gradus ad Parnassum”. Me pone la piel de gallina.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: