Archive for 16 abril 2007

Adiós, Barthe. Buen trabajo, Pons.

16 16+00:00 abril 16+00:00 2007

En un artículo anterior ya solté sapos y culebras sobre el comportamiento de las lumbreras que dirigen la televisión pública española. El otro día oí (y vi por primera vez) a Javier Pons, al parecer director de la cosa, explicando que querían ser “más competitivos”. Creo que es posible; pueden ponerse en cabeza de la mierda, y ser también los primeros de la clase en inyectar dinero público a empresas privadas, comprándoles esa mierda, mientras jubilan (también con dinero público) a todos los profesionales que valen para algo y podrían estar haciendo televisión de verdad por la décima parte del dinero que cuesta traer a Darek a una tertulia mañanera.

El sábado pasado estaba yo viendo, por casualidad, la segunda parte del Pamesa-Real Madrid de la ACB. Y ese fue el último partido de Pedro Barthe. Con Romay y Chichi Creus a su lado.

El baloncesto español empezó a ser relevante, como todos sabemos, en las olimpiadas de 1984 y en el Mundobasket de 1986. Después de eso vivió una corta edad de oro, en la que la gente jugaba en la calle y se seguía la liga española. Y era un baloncesto maravilloso. A la vez, empezaron a llegar los primerísimos partidos de la NBA, que hasta entonces era imposible ver. Los empezó a emitir TVE en abierto, con aquel señor tan peculiar llamado Ramón Trecet. Bastantes años después, algunos fantoches ineptos copian de manera patética lo que hacía Trecet, pero sin llegarle ni a la suela del zapato en oportunidad, gracia, profesionalidad y, sobre todo, conocimientos. Bueno, a la suela del zapato no, porque al fin y al cabo llegarle a alguien a la suela del zapato implica llegar a algo suyo; Andrés Montes, a Ramón Trecet, aunque le haya copiado todo lo que hace ahora (pero exagerado y deformado y pasado por el tamiz de su propia incompetencia supina) no le llega ni a la altura del escupitajo anónimo que lleva pegado a la suela del zapato.

Pero me estoy desviando del tema. Pedro Barthe estaba allí. Fue el que nos contó lo que sabemos de baloncesto. Fue el que luego pasó por la travesía del desierto que fueron los fracasos de Díaz Miguel (QEPD), y el que vio cómo la televisión pública pasaba del baloncesto y dejaba que la liga nacional quedara sólo para abonados del Canal +. Fue el que hizo aquel programa “Chócala”, gracias al cual pudimos ver qué había sido de Tachenko u otros. Fue el que comentó los primeros All Star que se vieron en España, cuando era completamente impensable que un europeo jugara allí.

No me gusta todo lo que hizo Pedro Barthe, ni mucho menos; pero no se le puede negar el mérito de ser alguien que comentaba los partidos, no molestaba, y sabía lo que hacía. Me sonrojo yo mismo, de vergüenza ajena, si lo comparo a ese sujeto llamado Andrés Montes, o a la mayoría de los comentaristas deportivos de la actualidad, que son más payasos de feria que otra cosa.

Hacía un buen trabajo, no perfecto, pero bueno. Así que como Miradas 2. Sobraba. Jubilado. Fuera.

Al final del partido, POR LO MENOS, después de 33 años de carrera, tuvo la oportunidad de despedirse. Leyó emocionado unas notas, dijo algunas verdades, y se fue. Con su prestigio, mucho o poco, íntegro. No sé si sus directivos pueden decir lo mismo.

Y lo que más me indigna es que en el puto telediario de la Primera, que fue el que vi, se mencionó el resultado del partido, pero NI UNA SOLA PALABRA sobre Pedro Barthe. Hay tiempo para anunciar Mira quién baila, o Lluvia de estrellas, o para anunciar relojes, o para hacer chistecitos cuando llega el de los deportes, o para poner montajes literarios y llenos de doble sentido con las jugadas de fútbol del día, o para contar cómo Fabio Capello se saca un moco en una rueda de prensa. Pero no hay tiempo, y me temo que tampoco dignidad, ni rectitud, ni justicia, para rendir el más mínimo respeto a alguien como Pedro Barthe.

Durante el partido, mientras un jugador de Pamesa (creo) se fajaba para conseguir la posición bajo el aro, Romay decía algo como: “Ahí vemos a fulanito, buscando posición, usando la cabeza y el culo, cosa típica de los pivots” (y es cierto). Después de unos cuantos segundos de silencio total, se oyó a Barthe soltar la reflexión que no pudo guardarse, algo como: “Bueno, mientras sepa aplicar cada cosa en su momento…”

“Queremos ser más competitivos”… No sé por qué, con algunas personas el chiste de Barthe cobra todo su lamentable sentido.

Anuncios

Sailing

16 16+00:00 abril 16+00:00 2007

Herman Melville wrote, speaking about Nantucket-based whaling:

Two thirds of this terraqueous globe are the Nantucketer’s. For the sea is his; he owns it, as Emperors own empires.

Nantucket whaling boats sailed for months or years of danger. James Cook led the first European expedition to reach the east of Australia or the Hawaiian Islands, ventured into the Antarctic Ocean (71º 10′ S) almost reaching Antarctica, and set up countless milestones of cartography, exploration and sailing. Spanish and Portuguese sailors started to make the world a well-known place, crossing endless oceans in their ships, through storms and risks. Expeditions to the Norht and the South Pole, and specially the Endurance expedition of Ernest Shackleton, are among the most amazing and inspiring achievements of the human race.

America’s cup is rooted in the golden age of sailing. The 2007 edition is being held at Valencia, Spain. And there are lots of people who benefit from the competition. We can hear these days public relations personnel speaking about the upcoming events.

Mostly, parties.

Today we have seen in the news the last sensation in America’s Cup: a party with Demi Moore, Pipi, Inés Sastre, Fonsi Nieto, and other inspiring, awesome, exemplary personalities.

And I wonder what James Cook, or Elcano, or Shackleton, or Ahab would think about this race.

And I have to conclude (as I did some time ago with olympic games) that this filthy, opportunist and fake celebrity-based business has absolutely nothing to do with sports or nature. With the austerity, humility and smallness that on is bounded to feel in the middle of a gigantic ocean over a small wooden boat. With all the virtues of companionship that an antarctic explorer has to put into practice just in order to overcome a polar winter with his team.

I am not any sailor; fear won’t let me go deep into any sea. But I respect sailing way too much to recognize it in what I saw today on TV.

As far as I’m concerned, America’s Cup is dead.

Miradas 0,6

13 13+00:00 abril 13+00:00 2007

Ya tardaban.

Tengo un cabreo de los que hacen época.

Como había UN programa en TVE:

– Que tenía sentido.
– Que no era telebasura.
– Que no era deporte.
– Que encajaba con la misión de servicio público de TVE.

Pues han tenido que llegar los directivos inteligentes y profesionales a JODER la programación de TVE cargándoselo.

Es lo más suave que se me ocurre decir de los indeseables que hayan decidido relegar Miradas 2 a un espacio de mierda dentro del informativo. Demasiada cultura, demasiado arte, demasiadas cosas interesantes. Hay que recortarlo y dejarlo como una sección de curiosidades y rarezas dentro de un telediario.

Ayer ya lo dijeron los locutores de Miradas 2.

Los descerebrados a los que pagamos por llevar TVE siguen su larga (o más bien corta) marcha hacia la idiotización. Se supone que nos están dando, a los espectadores, los que queremos.

Pues miren, yo quiero que se tiren ustedes de cabeza a un estercolero.

Recuerdo haber visto ya hace tiempo a Georgina Cisquella cubriendo noticias en los telediarios. Esta mujer ha cometido un error: no evolucionar profesionalmente (¿?) como otros grandes periodistas españoles (Mercedes Milá, Emma García, Ana Rosa Quintana, Maxim Huerta…) La muy tonta ha seguido haciendo periodismo, ha seguido siendo honrada, coherente, y esforzándose por hacer un trabajo de calidad. Y claro, en esta senda de degeneración, en esta cuesta abajo profesional, ha terminado… haciendo probablemente el mejor programa (independientemente de lo poco o mucho que me guste) que se emite durante el día en la televisión en España. A quién se le ocurre. Lo raro es que no la hayan jubilado directamente, como a tantos otros que al parecer sobran.

Banda de cabrones.

Esti ye Apache

12 12+00:00 abril 12+00:00 2007

Va dellos días falé de Apache y del so nuéu collaciu. Y pémeque, como nun soi Juan Ramón Jiménez, les mis descripciones nun valen un ren, y gustábame dexar guardáo nel blog daqué más, dalguna semeya d’Apache y del so práu, enantes de que-yos dea a los sos dueños por construir.

Asina que equí ta Apache, el poni del nomáu “práu del poni” (anque en realidá el sitiu llámase “La Calea del Medio”):

Y namás veme apoyáu na muria, averóse y sacó la cabezona pa que lu acariciara. Y miróme colos sos güeyones. “¿Quiésme?”

Y equí ta, tan contentu, col so amigu.

Otra de rigor periodístico

11 11+00:00 abril 11+00:00 2007

En cinco minutos, ojeando El Mundo en versión digital, me encuentro dos perlitas.

Una, en un subtítulo de la portada, nada menos. El concienzudo periodista confunde “relevar” con “revelar”, como cualquier chiquillo de primaria:

Y en otra noticia secundaria (por cierto, bastante truculenta y asquerosa) incurre en un laísmo de libro, como… eeeeemm… ¿como cualquier chiquillo de primaria?

No, el error no es del acusado. Es del periodista. Porque si fuera del acusado, tendría que ir entrecomillado o llevar un sic. Tales omisiones serían, quizás, peores que el laísmo.

Todo esto no tiene excusa en cualquier caso, pero si encima se combina con la tendencia tergiversadora y amarillenta que El Mundo ha demostrado consistentemente en sus contenidos de los últimos tiempos… la cosa es más preocupante aún.

Que viva el periodismo.

Titiriteros

10 10+00:00 abril 10+00:00 2007

Hay una cosa que me tiene intrigado respecto a las cifras de lectores de algunas páginas web. ¿En qué medida cabe hacer deducciones sobre la actitud de sus visitantes a partir del número de visitas?

Pongamos un ejemplo. Entro con cierta frecuencia a El Plural y a Libertad Digital. Supongo que mis visitas cuentan y me consideran un “lector”. De algún modo lo soy. Pero en realidad no siento el más mínimo respeto por ninguno de estos dos medios. El nombre de ambos me parece de risa cuando leo sus contenidos. Digámoslo claramente: entro por puro recreo enfermizo. A ver qué burrada, estupidez o mentira dicen hoy. A ver cómo tergiversan o manipulan algún hecho (o algo que ni siquiera es un hecho) para que encaje con sus intereses. No creo ni media palabra de lo que ponen, y las visito puramente por curiosidad malsana. Podemos aceptar que técnicamente soy lector suyo, pero… ¿quizás consideran que coincido con su línea editorial? ¿Cuánta gente hay como yo en esto?

Me llamó la atención últimamente un detalle menor aparecido concretamente en Libertad Digital (y desde luego más sutil de lo que acostumbran a ser). Llamaba “titiriteros” a unos actores que acudieron a misa en San Carlos Borromeo, parroquia que la Iglesia quiere cerrar, al parecer, por defectos de forma litúrgica. Me llamó la atención porque utilizan “titiritero” con evidente afán despectivo.

Titiritero es el que maneja títeres, o el que ejerce de volatinero. Esa acepción sana y sin doblez es la que el redactor de LD quiere convertir en insulto.

Y hay pocas palabras más grandes. Así que no ha sido muy hábil. Técnicamente, las personas aludidas no son titiriteros en cualquier caso, y se lo ha llamado para empequeñecerlos. Pero la verdad es que los ha engrandecido. Les ha atribuido importantes habilidades que no han ejercido (sin perjuicio de que ejerzan otras… o no). Cualquiera que haya sido pequeño delante de un puesto de Chacolí (así se llama en Asturias uno de los personajes más populares) respetará mucho más a las personas que movían sus manos y ponían sus voces a aquella obra que a cualquier redactor de Libertad Digital.

Siendo retorcidos al estilo de estos dos grandes medios de comunicación, un títere, además de un muñeco que se puede mover, es una persona que se deja manejar por otra. Titiritero sería, pues, el que maneja a otras personas que se dejan manejar.

Quizás Libertad Digital sí sea, por desgracia, una compañía de titiriteros. E intentan manejar hilos muy concretos.

De los muñecos depende que esos hilos no les funcionen. Ojalá sea así.

Pasando’l agua (II)

9 09+00:00 abril 09+00:00 2007

Güey diz Javier Ortiz delles coses sobre la semana santa nes que tien más razón qu’un santu. Y como él ya lo escribe tan bien… yo nun voi decir na más. Equí ta’l enllaciu.

Pasando’l agua

4 04+00:00 abril 04+00:00 2007

Abenayá lleía un cuentu qu’hebía per casa de La Familia Fariñones, y na típica escena cabera, cuandu’l personaxe va detrás de otru pa pegá-y o cosa semeya, la güela siempres taba detrás diciendo: “¡Hai que pasá-y el agua!” De aquella nun pescanciaba lo que yera (dempués ya lo supe).

Nun tien nada que ver con esta mena de “pasar el agua”, pero estos días, en Andalucía, hai escenes tremendes de xente llorando, xente mirando pa’l cielu, procesiones dando vuelta pa la ilesia, y esmolecimientu xeneral pola lluvia. Les procesiones eses son lo más importante pa delles persones, pero si llueve, nun pueden salir.

Y yo entrúgome: ¿Por qué non?

Eses procesiones, nel so paraxismu, son una demostranza de dolor, un actu d’almiración pa con Cristo y el so sacrificiu. Los cofrades lleven pesos descomanáos, van descalzos, castíguense de milenta maneres. Nun pue echalos p’atrás l’agua. Pémeque diba ser un ingrediente más de sufrimientu y d’austeridá.

¿Que los traxes empapáos nun diben llucir igual? Eso tien solución: en poniendo capirotes de GoreTex, o texíos hidrófugos, arregláo.

¿Que nun se pue moyar la imaxinería, porque se estropia? Bueno, camiento que ye importante sacar la imaxen tradicional, pero digo yo que será más importante salir, anque seya con otra imaxen. Pues como les ruedes de les carreres de motos: pue tenese una imaxen pa seco y otra pa moyáo. ¿Que llueve? Sacamos la imaxen pa moyáo, que ye de resina sintética pintada con aerógrafo y de xuru que nun diba haber quien fora pa estremala de la auténtica. Llames a los que faen los muñecos del guiñol de Canal +, y ta fecho. Ye verdá qu’esi material pesará enforma menos que la maera de verdá, y tamién se trata de que los costaleros sufran lo que tienen que sufrir, pero tamién ye mui fácil iguar un llastre de plombu. Así, toos contentos (los costaleros, polo visto, tamién).

¿Que les veles apáguense si llueve penriba d’elles? Home, digo yo que les veles nun sedrán tan importantes, pero pa coses d’iluminación tamién hai arreglu fijo.

Al final, de xuru que lluz más la procesión con buen tiempu, como les escursiones o los partíos de fúbol. Pero el buen tiempu nunca nun tá aseguráu, y una procesión debaxo los rayos, truenos y centelles, arrecostinando col agua y el aire, tamién diba ser bien guapa, a la so manera. Naide nun diba poder decí-yos nada. “Equí vemos la procesión de la Cofradía del Santu Perdón Perpetuu, que güei hebo salir cola imaxen de moyáo por culpa l’agua”. Fáise-y dempués una ofrenda a la imaxen orixinal y ya tá (inclusive s’enriquez la lliturxa).

Digo más: paezme cuasi ofensivo que se tea rindiendo cultu a un personaxe como Jesucristo, y a lo qu’él sufrió por nosotros, y que los costaleros lleven esi pesu y esi esfuerciu, pero que se pare too porque llueve y nun fai guapo.

Total, que o hai dalgún motivu pa que les procesiones nun salgan que yo non conozo, o nun entiendo un ren.

A politician’s word / Palabra de político / Parole d’homme politique

3 03+00:00 abril 03+00:00 2007

[Multilingual post / artículo multilingüe / article multi-language]

Some months ago I wrote about the need for a website to store what our politicians say. It is not such an illogical idea; if they give their word, we should be able to tell which one honoured it.

It seems that some guys have put this into practice, specifically in relation to the candidates’ promises during the election campaign. Good news, if this contributes to a more intelligent and rational debate about politics. These guys are the same that keep El Manifestómetro, devoted to counting people at demonstrations and protests (and the only reliable source for these data in Spain).

Once again, civil initiative is of much more value than those of journalism, whose duty would be exactly to give information to citizens. In this case, information flows the other way around…


Hace unos meses escribí sobre la necesidad de un sitio web para anotar lo que dicen nuestros políticos. No es una idea tan absurda; si dan su palabra, deberíamos poder distinguir quién la ha cumplido.

Parece que hay quien ha llevado esto a la práctica, concretamente en relación conn las promesas que hacen los candidatos en la campaña electoral. Buenas noticias, si esto contribuye a que el debate sobre política sea más inteligente y racional. Los responsables del sitio son los mismos que llevan El Manifestómetro, que se dedica a contar gente en las manifestaciones (y es la única fuente fiable para tales datos en España).

Una vez más, la iniciativa ciudadana resulta mucho más valiosa que la periodística, cuyo deber debería ser precisamente dar información a los ciudadanos. En este caso, la información fluye al revés…


Il y a quelques mois j’ai écrit sur la nécessité d’un site web pour collectionner ce que nos hommes politiques disent. Ce n’est pas une idée autant absurde; si ils donnent sa parole, nous devions pouvoir distinguer qui l’a tenu.

Il semble que quelqu’un a mis cela en oeuvre, précisément en ce qui concerne a les promesses que les candidats font pendant la campagne électorale. Bonnes nouvelles, si cela contribue à un débat politique plus intelligent et rationnel. Les responsables du site sont les mêmes qui sóccupent de El Manifestómetro, consacré à compter les gens dans les manifestations (et qui est la seule source d’information fiable pour ces donnés en Espagne).

Une autre fois, l’initiative citoyenne demeure beaucoup plus estimable que la journalistique, dont le devoir serait précisément de donner information aux citoyens. Dans ce cas, l’information découle dans le sens contraire…

Días de vino y hojas

2 02+00:00 abril 02+00:00 2007

Al final, la música pudo más, me tragué mis palabras y el viernes de noche decidí ir a ver a Joaquín Chacón y Marco Martínez al Masaveu 55. Cenamos rápido en el Pizza y Más (la pizza está buena y atienden bien, pero sobre todo… es el único sitio libre de humos en el que se puede cenar cerca de mi casa) y salimos pa’l Masaveu.

La cosa se presentaba genial. Cuando llegamos no había demasiada gente, y allí estaban las sillas perfectamente colocadas (de modo que podía ver hasta las cutículas de las uñas de los maestros) y el ambiente especial que siempre tiene ese bar. Basta decir que sonaba por los altavoces una versión de Berimbau/Consolaçao… Además, me encontré a algunos amigos que tenía ganas de ver. Me tomé un chocolate de esos tan espesos que no se pueden beber, que hay que tomarlos a cucharadas (literalmente). Y cuando Chacón y Martínez (con guitarra nueva, que suena todavía mejor que la de antes si tal cosa es posible) empiezan y dan las cuatro primeras notas de Beautiful Love, pues ya ha merecido todo la pena. Si encima más tarde tocan Body and Soul, pa qué vamos a hablar. Bueno, en realidad esta gente da igual lo que toque. Podrían tocar Opá, voy a hasé un corral y nos quedaríamos con la boca abierta de todas formas.

Pero no todo iba a ser perfecto. Desde el principio, nuestros amables compañeros de bar (uno de ellos sentado justo junto a nosotros) ya se habían dado el gusto, ya habían hecho caso a uno de los cartelitos del Masaveu (el que más me gusta, ese que pone “prohibido no fumar”) y ya no había quien aguantase allí. Así que nos despedimos, nos perdimos la segunda parte (habrían tocado Dos gardenias, fijo, pero qué se le va a hacer) y nos fuimos a casa, a quitarnos toda la ropa y tenderla fuera.

En otro orden de cosas, muy, muy distinto, el fin de semana estuve haciendo algún ejercicio con Las hojas muertas, o Les feuilles mortes, o Autumn leaves, que de todas esas formas la he oído nombrar. Grabé algunas cosas a trozos, por apuntarlas más que nada, y aquí está el resultado (tempo lamentable; aparte de lo que hago mal, que es mucho y sé dónde está, yo creo que mi tarjeta de sonido tiene algún problema de retardo cuando grabo y ejecuto a la vez).

Grabado en Lamuño, el 1 de abril de 2007, con guitarra Ibanez Artcore… bueno, lo mismo que la última vez.

Autumn Leaves [MP3, 3,54 MB]