Archive for 30 agosto 2007

Tristeza y fútbol

30 30UTC agosto 30UTC 2007

Esta semana, un futbolista llamado Antonio Puerta sufrió un desvanecimiento mientras jugaba un partido. Poco después murió en el hospital. Ha recibido una atención enorme de todos los medios de comunicación, que se han alimentado de su muerte como buitres carroñeros (en especial, al parecer, nuestra televisión pública). También la de miles y miles de fanáticos que se han emocionado hasta la náusea con su tragedia (una gran parte de ellos son los mismos que le tirarían botellines en el campo y se acordarían de toda su familia si la pelotita hubiera rodado de otra forma en unas cuantas ocasiones). Su muerte ha sido uno de esos sucesos que la Naturaleza a veces nos depara, y al parecer muy difícil de prever y de evitar. Se ha suspendido algún partido -cómo no- para que sus compañeros, psicológicamente afectados, pudieran darle la despedida que sin duda se merece, y todo el mundo comprende y comparte su dolor y las pocas ganas que tienen de jugar al fútbol ahora mismo. Su mujer está embarazada. El Estado le concederá a título póstumo la Medalla de Oro al Mérito Deportivo y quizás el Ayuntamiento de Sevilla lo nombre Hijo Predilecto y ponga su nombre a un polideportivo.

Esta semana, otro de un equipo de una decena de compañeros, llamado Marian Cojocea, en este caso rumano, falleció en el acto cuando lo aplastó un ascensor bajo el que estaba trabajando. Tenía 49 años. Su mujer está embarazada, tiene además un hijo de 2 años y se encuentra totalmente desamparada. Él y sus compañeros (6 polacos, 4 rumanos) no tenían contrato alguno, estaban en un país extraño trabajando del orden de 12 horas diarias, 6 días a la semana, en condiciones inaceptables y sin licencia de obra. Les daban 20 € al día para comer, y lo hacían en la obra con lo que compraban en el súper. Varios de ellos vivían en la misma obra en unas colchonetas miserables, y por supuesto no tenían cascos, ni arneses, ni nada que se le pareciera. Dormir en el sitio donde murió su amigo sería horrible, pero una vez precintado el edificio a causa de la muerte la cosa no es mucho mejor, porque varios de ellos no tienen ningún otro sitio al que ir. No tienen dinero, y no han cobrado ni cobrarán por este mes de esclavitud. UGT ha puesto servicios jurídicos a su disposición para que denuncien a sus explotadores. La muerte de Marian ha ocurrido por ahorrarse unos euros, y era totalmente evitable. La cobertura de la noticia es mínima.

El fútbol lo cambia todo. Ya puede esa viuda rumana prostituirse en una esquina, si quiere. Quizás veamos en las noticias que sus hijos se han asfixiado con un brasero por estar solos, y pensaremos que estos rumanos son unos inconscientes. ¡A quién se le ocurre meterse debajo de un ascensor!

Pero volviendo a lo que importa, hay que ver qué enorme pérdida ha sufrido el “sevillismo”…

Errando el tiro

28 28UTC agosto 28UTC 2007

Echando un vistazo a El País, me apetece tomar nota de lo que considero dos errores de bulto. Dicho de manera más escatológica, dos meadas fuera del tiesto. Podría decirlo de manera aún más escatológica, pero lo dejaré así. Por una vez, aparentemente (y felizmente) no son obra de periodistas del diario (bueno, algo sí que hay, cómo no.)

La primera a cargo de Rosa Regás, directora dimisionaria de la Biblioteca Nacional. Dice, según Efe y a través de El país,

Con un hombre no se habrían atrevido a esta operación de acoso y derribo, haga lo que haga una mujer siempre es para mal. Lo mismo lo hace un hombre y es para bien.

Ella sabrá por qué lo dice, pero desde mi condición de ciudadano, lo que sé es que la anterior ministra de cultura era (sí, son cosas que pasan) Carmen Calvo (mujer, creo recordar), y que el nuevo ministro es un hombre, César Antonio Molina, pero a su vez cesó como subsecretario de Cultura un hombre (Antonio Hidalgo) para ser sustituído por una mujer (María Dolores Carrión). No veo yo correlación alguna entre sexo, ceses y nombramientos en ese entorno.

Respecto a las críticas feroces a su gestión, dice que con un hombre no se habrían atrevido a tal campaña de acoso y derribo. Ignoro a qué criticantes se refiere, pero como criticada, quizás se está comparando con Jon Juaristi, uno de sus predecesores en el cargo y hombre de nacimiento, a quien “nadie” criticó (pa qué, y eso que sólo ejerció de 2000 a 2001).

A mí, particularmente, siempre me ha importado un bledo si Rosa Regás era hombre o mujer, y es la primera vez que me paro a pensar en que es una mujer, y ha sido por culpa suya. Total: el único sexismo del que, como ciudadano, tengo constancia en este asunto es el de Rosa Regás. Y me da náuseas que se utilice el feminismo de manera espuria. Que lo aclare o que deje la cantinela victimista.

Segunda sandez: en esta ocasión, un ciudadano llamado Pedro Asunción denuncia en El País (aunque este texto en concreto no sé si es suyo o el añadido de un redactor sensacionalista) que “El Área de Gobierno que dirige Ana Botella espía el contenido de las basuras de los madrileños”. Se indigna Pedro Asunción porque recibió una carta firmada por la señora Botella, en la que le daba consejos sobre el uso de los contenedores de reciclaje y adjuntaba fotos con supuestos usos erróneos de dichos contenedores.

El señor Asunción quiere dejar claro que esos residuos no son suyos, y le parece “alucinante” que le “espíen la basura”. Tacha la actuación de esa área del gobierno de “disparatada”, y dice que no quiere espionaje, que si la señora Botella quiere saber sus secretos, que le pregunte y él verá si se los cuenta o no. Y que se siente vigilado y vulnerable ante los órganos de poder, que no tienen ningún derecho a espiar sus hábitos y costumbres, “por mucho que la persona al cargo sea la mujer de Aznar”.

Yo no sé qué es peor, si la estulticia que el firmante (a mi juicio) demuestra, o el amarillismo partidista que un periódico de tirada nacional destila a cuenta de algo tan absurdo. Lo que no dice el señor Asunción es que esa carta le llegó (una cosa en la que sí aplaudo al diario es que publica la foto de la misma) en calidad de presidente de su comunidad de vecinos. Nadie ha espiado, y mucho menos sus hábitos, sino que se informa a la comunidad (a través de su presidente, cosa que entiendo lógica) de un fallo en la atención de una de sus obligaciones ciudadanas.

Por otra parte, el argumento de Asunción es tan peregrino como que si un agente de tráfico se acerca y no digamos ya que me multa, sino que simplemente me informa educadamente de que voy demasiado rápido, me siento indignado porque me espía. (Con el añadido de que, insisto, esta vez ni siquiera se dirigen a él como persona física, sino como presidente de la comunidad de vecinos.)

Veo constantemente cómo mucha gente no parece capaz de distinguir un cubo de otro. A mí me pide el cuerpo enseñárselo a patada limpia, y este tío se enfada porque una responsable del Ayuntamiento intenta decírselo con el mayor respeto. Se enfada porque los poderes públicos hagan su trabajo; seguramente se enfadará también cuando no lo hagan. Y a mí lo que me apetece es aplaudir con las manos y los pies a Ana Botella, que tiene no sólo el derecho, sino el deber de hacer lo que ha hecho en este caso.

Sí, exacto: “por mucho que sea la mujer de Aznar”. Ojalá lo hiciera todo así y ojalá cundiera el ejemplo.

Transcripción y grabación / transcription and record: There will never be another you (Jimmy Raney)

27 27UTC agosto 27UTC 2007

[Artículo bilingüe / Bilingual post]

Mis deberes de guitarra para el verano de 2007 incluían copiar un solo de guitarra de mi elección, y a ser posible transcribirlo.

No es que conozca mucho a Raney (más bien casi nada) pero de las grabaciones que tenía a mano en MP3 quizás era el solo más adecuado para mi ejercicio. Así que estoy haciendo lo que puedo. No estoy seguro, pero quizás quienes tocan con él sean Sonny Clark (piano), Red Mitchell (contrabajo) y Bobby White (batería).

Fruto de este vano intento es una transcripción que quizás pueda servir a alguien, y por eso cuelgo aquí; he transcrito las dos partes, la de apertura y la de cierre del tema. Creo que las notas son bastante fieles al original, aunque las duraciones evidentemente no; no intento reproducirlas exactamente, porque es tontería. El swing es cosa de cada cual. También hay una digitación y unas indicaciones de dedos, pero nuevamente hay muchas opciones y cada cual elegirá la suya. Los acordes, asimismo, son los que yo oigo y son una de las combinaciones posibles, pero seguro, seguro, que no tocan exactamente esos.

Además de transcribir, estoy intentando tocar. Así que voy a apuntar también una grabación, sólo de la primera parte, en la que se aprecia perfectamente lo patéticas que son mis semicorcheas. A ver si dentro de un mes cuelgo una versión completa y que mejore en algo a esta.

Grabado en Lamuño, guitarra: Ibanez Artcore AG75, amplificador VAmp 2 de Behringer, 21 de agosto de 2007.

There will never be another you (primera parte) [MP3, 1,34 MB]

Y aquí la partitura de la transcripción, con tablatura. He utilizado Lilypond, que me ha gustado bastante. Viene a ser como LaTeX: difícil de usar, pero muy útil.

ThereWillNeverBeAnotherYou [PDF, 551 KB]

Gracias a Lilypond, también puedo colgar aquí la interpretación literal en MIDI de esa partitura:

Parte 1 [MIDI, 6 KB]

Parte 2 [MIDI, 2 KB]


My homework assignment for summer of 2007 included copying a guitar solo of my choice, and to transcribing it if possible. Usually, I feel happy if I manage to do 20% of what my teacher asks me to do, but these holidays I was willing to play guitar, so I tried to go a bit further than 20%.

I’m not any expert on Raney (I’ve hardly listened to him) but, among the records I had at hand in MP3 it was probably the most suited for my exercise. So I’m trying my best. I’m not sure, but maybe the other players are Sonny Clark (piano), Red Mitchell (bass) and Bobby White (drums).

One result of this vain attempt is a transcription that could be useful for somebody, and that’s why I’ll put it here. I’ve transcribed both parts, opening and ending of the song. I think the notes accurately reflect the original, although the durations, of course, don’t; I’m not trying to transcribe durations exactly, since that’s usually pointless. Swing is to be brought by each player. There is also a tablature and fingering, but once again there are lots of options and each one will chose the best. Chords, also, are the ones I hear and only one of the suitable combinations, but I’m pretty sure that they don’t play exactly those ones.

In addition to transcribing, I’m trying to play. So I’ll archive also a record, the first part only, where one can clearly appreciate how pathetic my semiquavers are. Maybe in one month I’ll be able to post a full version, which improves this one somehow.

Recorded at Lamuño, guitar: Ibanez Artcore AG75, amplifier: Behringer VAmp 2, 21 august 2007

There will never be another you (first part) [MP3, 1,34 MB]

And, below, the transcription score, tablature included. I’ve used Lilypond, which I like very much. It’s like LaTeX: difficult to use, but really useful.

ThereWillNeverBeAnotherYou [PDF, 551 KB]

Thanks to Lilypond, I can put a literal MIDI version of the score as well:

Part 1 [MIDI, 6 KB]

Part 2 [MIDI, 2 KB]

Cosas que hacer en vacaciones cuando no estás muerto

24 24UTC agosto 24UTC 2007

Sin orden ni concierto:

Excursiones.
– Tocar con los amigos (entre otros, uno nuevo… ¡clarinetista!).
– Leer “Fábula de Venecia”, de Hugo Pratt (no está muy allá, la verdad, salvo que seas veneciano o un fanático de la cábala o de Corto Maltés).
– Transcribir y estudiar un solo de Jimmy Raney (pufff… Próximo artículo sobre el asunto).
– Hacer 10 metros de muro.
– Intentar correr 11,5 km en menos de una hora (mejor tiempo: 59′ 20″, peor: 1h 7′ 26″).
– Odiar a Andrés Montes una vez más.
– Hacer un armarito de cocina con madera sobrante.
– Ver Shin Chan.
– Volver a ver capítulos de Heidi tantos años después. Darse cuenta por primera vez de que, reconozcámoslo, es una obra maestra.
– Intentar publicar un artículo en Blogger desde un PDA. Ver que es imposible. En consecuencia, olvidarse sanamente de Internet.

La cosa es peor aún

3 03UTC agosto 03UTC 2007

Sobre la entrada anterior: al habla con La Nueva España, una redactora de la edición digital me dice que no puede corregirlo, porque resulta que ese estupendo enfoque figura también en la edición impresa y ella no está autorizada a cambiarlo (cosa que entiendo). Busco un ejemplar, y es verdad. La noticia principal de este periódico tan serio, hoy, incluye el término “Ley antifumadores”. Así, tal cual.

Y este es el principal periódico del Principadín. Qué pena.

Otro ejemplo de negligencia periodística

3 03UTC agosto 03UTC 2007

En La Nueva España, edición digital (http://www.lne.es) el 3 de agosto de 2007. Hay que ser no sólo un irresponsable, sino directamente un incompetente, para poner como primera noticia de la portada del periódico lo siguiente:

Lo digo porque menciona el periodista “la ley contra los fumadores”. Estimado profesional de la comunicación: EN ESPAÑA NO HAY NI UNA SOLA LEY CONTRA LOS FUMADORES. No está penado de ninguna manera ser fumador.

Quizás la próxima vez que haya una noticia sobre la “Ley integral contra la violencia de género” se refieran a ella como “Ley contra los hombres”. La pertinacia en el error por lo menos puede disfrazarse de coherencia. Siempre queda mejor que la simple medianía chapucera.

Hellboy: el merucu venceor

2 02UTC agosto 02UTC 2007

Non ye que esti blog vaiga camudar nun blog de comics (nun sé un ren del tema como pa facelo). Pero de casualidá toi lleendo unos cuantos, y apúntolos equí. Güey apunto lo que me paeció Hellboy – El gusano vencedor (o sea, El merucu venceor), de Mike Mignola (color de Dave Stewart).

Nel prólogu diz Guillermo del Toro delles veces que Mignola ye un xeniu. Home, a mí prestóme el cómic, pero nun diría que Mignola ye un xeniu (ta perclaro que a del Toro gústa-y, porque dirixó la película, que nun vi). Dibuxa bien, tien un estilu, y sacar esos personaxes del maxín tien méritu, nun digo que non. Pero nin dibuxa tan, tan bien, nin inventó coses tan orixinales como pa nomalu xeniu. Eses griesques colos nazis, que muerren y resuciten milenta vegáes, y eses criatures máxiques, y demás, tan bien, ye un buen comic, pero tampoco nun mos toca’l coral. La pallabra “xeniu” hebía que dexala y emplegala con munchu curiáu. Claro que namás lleí un capítulu, esto tamién ye verdá.

Polo demás, tenemos como dixe unos dibuxos bien fechos (y el color axuda muncho, y nun ye de Mignola), unos personaxes más o menos orixinales (el ráu y la mandrecha de Hellboy son curiosos), unos endriagos bien feos, y ta entretenío. Pero anque el dibuxu tea bien, yo delles veces confundía los personaxes; hebía que andar sacándolos pol contestu. Sorprendióme que a un personaxe-y pusiera bigote, según diz nos bocetos del final, pa que se pudiera estremar d’otru; porque esti mismu ye idénticu a dalgún otru que sal. Podía dexalu ensin bigote, ya puestos.

Tamién hay que decir que el merucu venceor (cosa que sal de un poema de Poe) nun ye un merucu, ye una gata, porque paeció-y que los merucos yeren poco interesantes pa dibuxar (les gates tienen pates, y dan más xuegu).

Total, que tá bien, que ye una creación curiosa, orixinal, con un estilu. Que nun ye poco.

Los músicos sobren

1 01UTC agosto 01UTC 2007

Ayeri a eso de les seis diba yo pa Uría, subiendo por dientro Salesas. Y según salgo pa la cai Nueve de Mayu, siento música clásica. Pero non de esa que sal por un altavoz, non. Yera un sonidu bien estremáu, como si te puxara, como si tuviera cuerpu. Y teníalu. Tenía cinco cuerpos, porque hebía un quintetu cuerda tocando na cai, unos mozos na cera enfrente. All lláu de Stradivarius, ¿casualmente? Dellos vigulines, un violonchelu, y paecióme que una viola. Ye difícil desplicar cuála ye la diferencia ente oyir un discu y oyir a un quintetu de cuerda tocando de verdá… Pero ye tremenda, la vida que tien el son que sal d’un instrumentu de cuerda restregá, que paez un milagru. Estos teníen pinta d’alumnos de conservatoriu o daqué paecío, faciendo por prauticar y de pasu sacar unes perruques, supongo. Sonaba a gloria. Averéme y eché-yos dos euros, que ye lo que llevaba suelto, y tuve a un lláu escuchando un puquitín (y eso que diba con priesa).

Al poco, aportó un coche. Ún de estos trastos escomanáos que circulen agora poles carreteres; una triba de todoterrenu, pero de la casa Audi, asina que brillaba como si nun fora un todoterrenu y gastaba de xuru más que un todoterrenu. Aparcó na parte de la cera, a manzorga de los músicos. Camenté que taba meyor diendo a un aparcamientu envede molestar ellí, a los peatones y a los músicos. Pero ellos siguieron tocando. Ya yera un cuartetu, porque n’acabando la pieza, ún de los chavales marchó. Los sos collacios entamaron otra (nun sé si yera de Mozart o de Vivaldi, pero yera perconocía).

Nesto que pasen dos motos de la policía municipal. Y la segunda moto párase delantre los músicos, y diz-yos daqué. Ún d’ellos para de tocar el vigulín pa oyir al guardia, que me paez que yera una guardia, y asina van parando, poco a poco, los otros, hasta que el violonchelu dio la cabera nota y paró el milagru. Nun sé qué falaron, pero la señora policía tiró p’alantre y los músicos entamaron a recoyer los instrumentos.

La señora axente de la llei nun echó nin una mirada siquiera al Audi que taba aparcáu na cera estorbando el pasu de tol mundu. El coche nun estorbaba. Los músicos sí. Más arriba taba esi paisanu que ta siempres en Doctor Casal tocando la guitarra, delles veces echando un canciu, siempre con un par de perrucos al lláu.

Nun sé si el músicu (aficionáu y profesional a la vez) de Doctor Casal tien llicencia pa tar ellí. Y nun sé si el dueñu del Audi pue aparcar onde y salga de los coyones. Pero paez que aquel quintetu de cuerda, de esos que hebía que pagar por oyir, nun podía tar ellí. Estorbaben. Ya lo decía la SGAE, que tolo que nun seya facer riques a les discográfiques ye matar la música. ¿Qué creeríen estos? ¿Que podíen ponese a tocar seliquino, instrumentos acústicos, música clásica, de compositores muertos que ya nun cobren drechos d’autor? No, home, non. Nesta ciudá semos decentes. Nesta ciudá la música ponla “El topu fartón” en San Mateo, y Melendi, y El canto del loco, y los audis y les motos y los altavoces en navidá, y la Pantoja, y les pantalles eses de la Escandalera cuandu tamos por dar un premiu Príncipe d’Asturies de les artes y ponemos vídeos de otros premiáos nuna cinta ensin fin. Vivaldi gratis delantre Salesas nun pué ser.

Gracies, señores policías. Protexer ya servir.