Archive for 27 noviembre 2008

Pobres trabajadores

27 27UTC noviembre 27UTC 2008

En 20 minutos cuentan, entre otras, la triste historia de un pobre trabajador que se metió en un negocio y al que la crisis está poniendo contra las cuerdas.

¿Triste?

¿Pobre trabajador?

¿Negocio?

Pues no. Esta gente es la que no me da absolutamente ninguna pena. Creo que son los que tienen parte de culpa de la crisis. No simpatizo con la gente que pretende ganar dinero por la jeta, sin dar nada a cambio, simplemente a base de acaparar. Este tipo es un especulador, sin más. (Y habla de mala gestión del gobierno… de la mala gestión suya no dice nada, y eso que tiene una asesoría, el tío. Como para pedirle que te aconseje.)

Espero que la crisis barra todos los comportamientos similares (aunque sé perfectamente que los peces gordos van a seguir enriqueciéndose y dedicándose a lo mismo).

Tiquismiquis

24 24UTC noviembre 24UTC 2008

Siempres tuve en contra de que hubiera cruces y biblies y coses de relixón cuandu un funcionariu públicu (que eso son pa mí los ministros) xura’l cargu. Y en dalguna discusión dízseme que soy un tiquismiquis, que qué mas dá, que ye cosa de tradición, que ye decoración namás. Pero yo toi en contra dafechu.

Agora, falando de otru asuntu, que ye la presencia de crucifixos nes clases de les escueles públiques (toi en contra), hai quien se agarra a que haiga crucifixos cuandu xuren los ministros. Eso val de argumentu (cree el que lo diz) pa decir que tamién tien que haber crucifixos nes escueles.

Vamos, que al final nun yera yo tan tiquismiquis nin diba tan desencamináu. Hai coses que hai que faceles bien. Un estáu laicu ye laicu, por dientro y por fuera. Y así, cada ciudadanu pue creer no que quiera, y dedicar el so tiempu a dir a les ilesies si quier, o non, ensin que naide lu moleste por lo uno nin por lo otro.

Si la Hestoria nun nos lo enseñó, ye que tamos un pocoñín cegaratos.

El mitu del intrusismu

24 24UTC noviembre 24UTC 2008

Na sociedá d’anguañu tienen muncha importancia los aviones. Enantes yera raro, pero güey, cásique tol mundu, quien más quien menos, tien que esnalar pa dalguna parte y andar d’avion n’avión dalguna vez.

¿Pué la xente coyer aviones, y usalos? Claro que sí. ¿Pue la xente trabayar llimpiando aviones? Sí. ¿Y metiendo comida dientro? Sí. ¿Y pintándolos? Sí. ¿Y revisándo-yos la mecánica? Sí. ¿Y dibuxándolos o diseñándolos? Sí. ¿Y conduciéndolos? Sí. ¿Y mercándolos? Sí. Y milenta otres coses.

Más o menos tol mundu pue trabayar colos aviones, y nos aviones, y beneficiase de esi inventu. Pa dalgunes de les xeres asociáes a él fai falta una cualificación profesional. Nun creo que cualquiera puea facer la revisión de seguridá; habrá ser un téunicu formáu pa ello. Supongo que hasta dependa del modelu d’avión, y faigan falta cursos específicos. Y tamién pa ser pilotu, o controlaor aéreu. Yo nun veo nada raro neso. Que a mí nun me dexen pilotar un avión, por exemplu. Non, nun digo que el mercáu me dexe fuera a base de estrellar aviones, o que nun me contraten porque el serviciu que doi nun ye buenu, o que la xente escueya viaxar conmigo o non según si quier suicidase o non. Yo nun pueo pilotar aviones, y puntu. Nengún avión. Dempués de sacar el títulu, dexaránme. Sicasí, pueo salir borrachu y armala anque tenga’l títulu de pilotu. Pero de mano habré demostrar lo mínimo, lo que se pue comprobar de mano ya oficialmente. Polo menos asegúrense de que se fizo lo que humanamente se podía pa que nun la armara.

El mismu razonamientu val pa la informática. Muncha xente ta contra la regulación porque creen que nun van dexalos averase a un ordenaor (y ye de lo que comen). Y nun ye asina. Naide quier eso. Hai munches, munches coses que se puen facer con un avión aparte de despegar y posase. Nun fai falta que el tapiceru seya pilotu, o que’l direutor del aeropuertu seya pilotu, nin que’l dueñu de la compañía seya pilotu. Lo que fai falta ye que pa determináes xeres se acredite un determináu perfil, oficialmente y de manera demostrable.

Por exemplu, y falando d’informática, cuandu nun xuráu deciden si una presona va pa la cárcel, y el testimoniu téunicu ye decisivu, el estáu tien que asegurase de que-y pregunta a daquién cualificáu. Ehí sí, tien que constar nel papel. Tien que tener forma xurídica. Y ehí pémeque el que fale tien que ser tituláu na materia. Bueno, dizlo la llei, nun ye cosa mía; eso ya tá regulao, anque dalgunos nun quieran dase cuenta.

Podemos pensar en facer desámenes pa too esto, pero ye que ya tán fechos. N’España la Universidá ocúpase de verificar conocimientos, y ya falé d’eso. Nun veo el problema.

Yo sólo falo d’intrusismu nesos pocos casos, concretos y xustificáos. Ah, pue haber quien piense que de informática sabemos toos. Y namás voi decir una cosa: la forma d’ignorancia más grande ye la que tien el que… nun sabe que ye ignorante. Lo primero que deprende ún cuandu entama a estudiar (cualquier cosa) ye precisamente tolo que-y queda por saber tovía. El que nun lo sabe, ye que sabe mui, mui poco. Y veo muncho d’eso cuandu se fala d’informática.

La entrevista y las manifas

21 21UTC noviembre 21UTC 2008

Anteriormente puse un banner sobre la entrevista de Julián Muñoz. Sobre ese asunto, me ha parecido interesante añadir la opinión de Javier Ortiz y la de Antonio Rico (como siempre, sembrao). Respecto a la de Javier Ortiz, añado que el problema no es que alguien entreviste a Muñoz, ni siquiera que le pague. Es otra cosa.

Otra reflexión, esta respecto a las buenas y malas noticias. Que “varios miles de estudiantes” acaben apaleados por la policía es noticia que merece salir en los periódicos y en los telediarios durante varios días. Que una manifestación sin precedentes congregue simultáneamente a 37.000 personas en toda España y transcurra sin un solo incidente, ni se menciona.

Titulitis

20 20UTC noviembre 20UTC 2008

Va tiempu que toi d’alderique con xente sobre los colexos profesionales y la regulación de la Inxeniería n’Informática, y como veo que tamos tol ratu tracamundiando idegues, y entendiéndonos mal, voi facer lo que fice otres vegáes: escribir lo que me paez a mí, a ver si m’aclaro yo lo primero, y si a daquién-y sirve pa aclarase tamién, meyor.

Toi fartu de lleer tópicos que son mentira. Pa lo único que valen ye pa discutir sobre coses nes que munches veces los que discuten… tan d’alcuerdu. Así que voi dir falando de ca tópicu por separtáo.

Y lo primero va ser eso de la titulitis.

Argumentu: el títulu nun lo diz too, lo importante ye saber.

La mi opinión: ¿Pensástelo tú solu, o ayudáronte? Claro que nun lo diz too.

Lo importante ye saber. Y ¿cómo demuestra ún lo que sabe, ante un organismu oficial, por exemplu? Non, nun val “yo conozo a esti y ye perbuenu”. Si valiera eso, muncha xente de los organismos oficiales diba escoyer a los amigos de so, valieren o non. Hai que demostralo. Documentalmente, en igualdá de condiciones colos otros aspirantes, de manera pública.

Una manera de demostralo ye un desamen. Y pa delles coses fáense. Les oposiciones, por exemplu.

Pero si lo que hai que demostrar ye una formación integral, llarga, de tres mil hores presenciales nun entornu mui desixente y avanzáu, diba haber que facer un desamen escomanáu. Diba durar meses.

Yo, que faigo y iguo desámenes, sé que nengún desamen ye xustu del too, que lu pasa xente que nun tenía que pasalu, y al revés. Que daquién que apreba un desamen pue ser un mazcayu por nun saber tratar a la xente. Hai milenta coses que decir. Y toi d’alcuerdu con too eso. Pero un desamen ye un mal menor. La alternativa ye abondo peor: fiase de les apariencies, o de la pallabra del aspirante. Y colos títulos pasa lo mesmo.

Si voy escoyer a un candidatu pa un puestu pal que quiero que quede constancia de que sabe una serie de coses, desamínolu. Pero si quiero a daquién con una formación integral en una estaya del conocimientu, de eses que requieren años pa completase, nun pueo poneme a desaminalu yo de too, y ver si sabe desde restar y dividir hasta lo más especializao del puestu qu’ufierto. Si tien el bachilleratu, doi por fecho que sabe restar y dividir. Igual nun sabe, pero ye razonable enfotase nel títulu de bachilleratu.

Pa la educación superior, lo mesmo. Si tien el títulu de X, y hebo una organización como la Universidá, que dedicó decenes de persones y de hores de desamen pa verificar esos conocimientos, y sé que les universidáes tan controlaes pol estáu y poles leyes, y que les cumplen razonablemente, y tol mundu ta en igualdá de condiciones pa estudiar, pues doi esos conocimientos por desamináos. Y faigo un desamen ya de lo último, el que me dexa a mí distinguir entre un bon candidatu y otru bon candidatu.

Eso nun tien nada de titulitis. Ye lóxica pura.

Hoy sí

19 19UTC noviembre 19UTC 2008

He estado en la manifestación por la regulación de la Ingeniería en Informática.

Me he hartado muchas veces de la pasividad de los informáticos, de que esgriman argumentos más o menos discutibles pero en cualquier caso de importancia nimia frente al calibre de algunos de los atropellos que se están cometiendo con su propia profesión… y el último atropello es que para el gobierno de España, y sus inteligentes ministerios, la informática no existe. Y el software, las bases de datos o la administración de sistemas son cosas propias de ingenieros de telecomunicaciones. Curioso, ni se forman para ello ni existen fuera de España, pero aquí los que sobran son los informáticos, en los que hay un alto porcentaje de profesionales vocacionales, que se forman durante años en una disciplina durísima y exigente. Y esta gente, que son nada más que 190.000, para el gobierno español no existe. Les parece más propio asignar esas competencias a un tipo que haya hecho un par de asignaturas sueltas.

Pues fui a la manifestación, digo. Y esta vez no he sentido vergüenza; al revés.

Porque todo esto se ha tenido que organizar de manera muy precipitada.

Porque los informáticos lo han montado ellos solos, como han podido.

Porque la ayuda de los sindicatos (que son quienes tienen experiencia en esto) HA SIDO Y SERÁ CERO. Es más, su ayuda ha sido MÁS BIEN NEGATIVA, dejando claro que ellos no apoyan la huelga.

Porque entre algunas asociaciones, colegios profesionales (con medios materiales y humanos muy limitados), y poco más, se ha conseguido hacer algo.

Porque esta era una convocatoria muy específica, y en la manifestación no había maridos, mujeres, hijos o primos, como en otro tipo de manifestaciones. Sólo informáticos “de pata negra” (y algún otro ingeniero o licenciado que los apoyaba, eso sí).

Porque debido al poco tiempo disponible, y a la inexperiencia, no se pudo convocar la huelga con toda la difusión y organización deseables.

Y aun así, aquí había varios miles (según la estimación más precisa que he podido hacer) de personas. Y no, no eran unos alumnos ociosos salidos de clase; allí había alumnos, y también mucha, mucha, mucha gente que ya no lo es y salió de su trabajo, o bien en huelga o como pudo, para estar. Y para manifestarse sin absolutamente ningún incidente ni falta de respeto a nadie.

Hoy estoy orgulloso. Y espero que esto sirva para que el gobierno deje de hacer caso a ese tipejo que está en vete a saber qué cargo de qué ministerio y que, contra toda lógica, contra toda justicia, y contra lo que necesita la sociedad española, está jodiendo a casi 200.000 profesionales y 40.000.000 de ciudadanos por intereses privados.

Pero si no es así, habrá que seguir peleando. Por favor, no aflojéis.

Nun veas la entrevista

18 18UTC noviembre 18UTC 2008

Esti nun ye el blog de Escolar, ya sé que nun lu llee muncha xente. Pero por mí que nun quede.

La telebasura ha muerto si tú quieres

www.noveaslaentrevista.com

La enerxía y los compraores foriatos

13 13UTC noviembre 13UTC 2008

Ya sé que los motivos de los políticos pa facer lo que faen nun son los que paecen nin los que dicen, pero ye que hasta pa facer teatru hai que ser un pocoñín profesional.

Como sé que Rajoy ye profesional, nun entiendo esto:

El Gobierno puede no autotizar la compra y se puede impedir. (Sobre Gazprom y Repsol.)

Pido que el Gobierno deje de interferir en la economía y se retire discretamente. (Sobre E.On y Endesa).

Pa los probes aldeanos que nun sabemos ná de negocios nin de empreses, hebíen escribir los papeles pa que los entendamos. Que si non perdémosnos y nun mos presta el teatru.

La corrección política en el lenguaje

12 12UTC noviembre 12UTC 2008

Casi todos queremos que se nos pague puntualmente nuestro sueldo. Pero, sin que seamos conscientes de ello, es una palabra fea. Al parecer el “sueldo” era una moneda romana de oro. Pero su nombre, a su vez, derivó de lo que se pagaba a los soldados. Así que la palabra “sueldo” nos retrotrae a un mundo antiguo, brutal, militarizado, violento, y a una civilización que, por más que estableciera los fundamentos de nuestro Derecho, albergaba gran número de esclavos y de injusticias.

Así que mejor usamos “salario”. Pero resulta que “salario” hace referencia a la sal (sustancia de gran valor comercial entonces) con que se pagaba a los soldados que se encargaban de la seguridad de la Via Salaria, por la que llegaba la sal a Roma. “Salario” nos retrotrae a un mundo antiguo, brutal… bueno, eso.

Nada, digamos “estipendio”. Pero resulta que viene de “stipendium”, que entre otras cosas significaba… salario de soldado, y también la tasa que cobran los curas por las misas. Lo que nos retrotrae a… todo eso, pero encima juntando la guerra con la religión.

Podemos tachar esas tres y seguir buscando, a ver si podemos decir “emolumento”, “retribución” o “remuneración”, pero tanto si podemos como si no, nada va a cambiar ese mundo antiguo, brutal, militarizado, violento. La cuestión es si podemos cambiar este mundo moderno, brutal, militarizado, violento.

Para mí, un cafre siempre ha sido alguien bruto o exagerado en sus acciones. Pero de un tiempo a esta parte, si dices “cafre” te riñen y te explican que son habitantes de una región de Sudáfrica. Está bien aprender eso, y uno se da cuenta de que la palabra probablemente se popularizase por aquella curiosa xenofobia colonial. Yo nunca he llamado cafre a nadie con intención de compararlo con ningún miembro de ninguna tribu; pero puestos a ser correctos, remontándonos en la etimología la palabra viene del árabe “kafir” y significa “pagano”, que viene a ser alguien sin bautizar, infiel, ajeno a una religión. O sea, que los habitantes de la cafrería no se llaman a sí mismos “cafres”; el propio término tiene su origen remoto en la intolerancia religiosa, antes que en la xenofobia. Por cierto, “pagano” también, pero se relaciona con el término “pagus”, es decir, “pago, aldea”, en referencia a la resistencia que los aguerridos pueblerinos mostraban a ser cristianizados (la propia palabra “cristianizar” sí que es reveladora, y más utilizada en la voz pasiva). Total, que hoy en día quizás yo mismo podría llegar a sentirme orgulloso de ser un kafir (si no estuviera bautizado) o un paganus (porque soy natural de un sitio).

Un embrollo, ¿no? Claro que sí. ¿Realmente merece la pena desenredarlo? La palabra “bárbaro” viene de cómo llamaban los romanos a los que vivían fuera de sus fronteras, pero no es invento suyo; es del griego, y hacía referencia a los idiomas desconocidos que los griegos se encontraron en sus viajes comerciales y de colonización (es onomatopéyico: bar bar, como bla bla). Así que al decir “bárbaro” insultamos a todos los que no hablan griego. Bueno, en realidad “bárbaro” también tiene la acepción de “excelente, llamativo, magnífico”. Cualquiera sabe si puede uno usar la palabra o algún representante de la minoría lingüística castellana (¿?) lo va a acusar de imperialista griego.

Con todos los respetos, para mí un cafre va a seguir siendo un cafre, y saber sobre el origen de la palabra me ayuda a ser sensible a la xenofobia o la intolerancia religiosa, y ya está. Salvo, claro está, que empiece a conocer o tener cerca cafres reales que se reconozcan en esa palabra. Pero jamás he tratado con ninguno.

Un negro es un negro. Cuando veo por la televisión a un señor con determinado tono de piel sé que es negro. No sé si es afroamericano (ni si tiene algo de afro- ni de -americano, porque podría perfectamente ser de Cádiz mismo de toda la vida), pero negro sí. Si alguien se siente incómodo al oír “negro”, tendría que replantearse por qué. Yo soy blanco, básicamente, y no me parece una palabra mejor ni peor. Es descriptiva. “De color” no es descriptivo, es más bien estomagante. Decir “de color” es como decir “que te enteres de que es negro, pero no puedo decirlo, pobre, bastante tiene con soportar ese color de piel”.

Del mismo modo, un ciego es ciego si no recibe información (o muy poca) por medio de la vista; “invidente” no es mejor palabra que “ciego”. Un sordo es alguien que no oye, u oye muy poco. Puedo entender que no guste la palabra “inválido”, pero… que no hay que exagerar. Que no hay que esconder la ceguera o la sordera o cualquier otra lesión como escondemos la caca.

Y respecto al género gramatical… en fin, habría para escribir un rollo larguísimo. Pero me niego rotundamente a formar parte de esa legión de gente que no es capaz de escribir un acento donde debe, pero sí barras inclinadas y vocales y arrobas por todas partes. Además, en todo caso habría que inventarse morfemas específicos para los hombres; existe forma de referirse explícitamente a un grupo de mujeres, y existe forma de referirse a un grupo mixto o de sexo indeterminado. Pero para referirse explícitamente a un grupo de hombres no hay más remedio que añadir palabras como “varones” o así.

Me gustaría también escribir sobre el humor, que hoy en día siempre ofende a alguien, y preguntarme sobre si es posible hacer humor sin que absolutamente nadie pueda darse por aludido o ridiculizado en nada. Pero es que todo esto no da para un artículo, da para un libro que dudo que pudiera escribir.

De momento, que basten estos balbuceos. (Palabra esta que viene del latín “balbutire”, y significa “hablar o leer con pronunciación dificultosa, tarda y vacilante, trastocando a veces las letras o las sílabas”, así que puede ofender a más de uno… Por cierto, “balbucear” comparte origen con “bárbaro”. Esto es un no parar.)

Deprimido sin saberlo

7 07UTC noviembre 07UTC 2008

Dice el secretario de Estado de Universidades, Marius Rubiralta:

La Universidad española debe salir de la depresión y el agujero negro en el que está metida desde hace años. Estamos acomplejados, deprimidos, sin salida.

Pero…

¿De qué coño está hablando este tío?

Que le inyecten Prozac en vena, pero ya.

Y que pida la baja por depresión -él, claro- a la mayor brevedad por el bien de todos, porque ese certero análisis de la situación… no sé a dónde nos puede llevar.