Archive for 26 mayo 2009

Asesinar viejecitas

26 26UTC mayo 26UTC 2009

A base de tiempo, y sobre todo de cambiar el papel de cazador a cazado, hay gente que acaba entendiendo eso del Estado de Derecho. Sorpresa mayúscula la que me he llevado al oír esto en boca de quien lo dice. Escúchese pensando, palabra por palabra, en el caso de las supuestas sedaciones irregulares del Severo Ochoa:

http://video.publico.es/videos/v/39826/0/medium

No me lo esperaba, la verdad.

Mejor dicho: no esperaba menos, pa qué nos vamos a engañar.

Anuncios

Periodismo de piscina / desilegalizaciones

25 25UTC mayo 25UTC 2009

Hay quien cree que la verdad no existe, que todo son interpretaciones. Yo creo que no. Pero si algo es “verdad”, supongo que una sentencia de un juez lo es. Al menos, los términos de la misma. Pero es que ni eso.

Respecto a la famosa piscina de Pedro J. Ramírez, al parecer ha habido una sentencia. El problema es que uno puede llegar a conclusiones opuestas dependiendo de en qué periódico lo lea.

Si lo lee en El Mundo, parece que le da la razón a Pedro J., que es (o cree ser) dueño de la piscina y dirige el periódico. Dice que “anula la regulación del uso público”, o sea que uno concluye que más bien es de uso privado, y que “aunque la Audiencia ha estimado “parcialmente” los recursos del llamado ‘Lobby per la Independencia’, mantiene en vigor la concesión otorgada a la anterior propietaria de la finca”. Ese “aunque” también da idea de que quienes reclamaban que ese espacio era público han perdido.

Si lo lee en El País, parece que Pedro J. se ha caído con todo el equipo. Vamos, exactamente al contrario.

Estamos lamentablemente acostumbrados al partidismo (que es lo que va a llevar a los periódicos a la ruina, estoy convencido). Pero si la segunda versión es más cierta que la primera, sería doblemente patético, un caso penoso de conflicto de intereses y de falta de profesionalidad. Vamos, que hace mucho que no me creo lo que leo en El Mundo, pero si con la piscina del director no se juega, ya es lo que me faltaba por ver.

En otro orden de cosas, respecto a la des-des-legalización de Iniciativa Internacionalista, no sé bien qué pensar, pero sí creo que hay que leer el artículo del Teleoperador y las respuestas de los comentarios, especialmente (y por alusiones) los comentarios del propio Nacho Escolar. Nuevamente, un humilde artículo de blog sirve mucho más para formarse una opinión que todo el trabajo periodístico que he podido ver por ahí.

Por cierto, los vídeos que incluye el artículo del Teleoperador no muestran las preguntas, y en particular el de Luis Ocampo tiene un corte a la mitad, no sé si relevante o no. Pero aunque no me sirven “como prueba”, lo poco que puedo ver en ellos, y especialmente el de Nines Maestro, me parece sencillamente vomitivo.

Eso sí, que sea delito es otra cosa. Y la ética también, como dice el Teleoperador. (Con quien no siempre estoy de acuerdo, que conste.)

¿Ein?

22 22UTC mayo 22UTC 2009

¿Ein? [Tienda de la calle Fruela]

¿Cómorrrrr? [Servicio de hombres de un centro universitario]

Como todo tiene su explicación, supongo que las pulseras son anticrisis para el que las vende (si vende muchas, se acabó la crisis), y lo del cartelito… quiero pensar que se refiere, digamos, a “pequeñas salpicaduras involuntarias por errores de puntería”.

O quizás no. Pero entonces… insisto… ¿Ein?

Tá bien y nun tá bien (II)

20 20UTC mayo 20UTC 2009

Sigo buscando estremar el bien del mal. Son relativos, eso sábese. Esto que pongo nun ye ironía, son entrugues abiertes.

— ¿Menores abortando ensin conocimientu de los pás? De mano, nun me gusta un ren. Pero como siempres, lo difícil ye informase y poner en ordre les idegues, porque lo que se diz ye con interés políticu y de axitación.

Vamos centranos en la menor (del fetu falamos otru día). ¿Qué pasa con otres operaciones? Pues la llei d’autonomía del paciente diz:

1. Toda persona tiene derecho a que se respete el carácter confidencial de los datos referentes a su salud, y a que nadie pueda acceder a ellos sin previa autorización amparada por la ley. […]

3. Se otorgará el consentimiento por representación en los siguientes supuestos: […] c) Cuando el paciente menor de edad no sea capaz intelectual ni emocionalmente de comprender el alcance de la intervención. En este caso, el consentimiento lo dará el representante legal del menor después de haber escuchado su opinión si tiene doce años cumplidos. Cuando se trate de menores no incapaces ni incapacitados, pero emancipados o con dieciséis años cumplidos, no cabe prestar el consentimiento por representación. Sin embargo, en caso de actuación de grave riesgo, según el criterio del facultativo, los padres serán informados y su opinión será tenida en cuenta para la toma de la decisión correspondiente.

4. La interrupción voluntaria del embarazo, la práctica de ensayos clínicos y la práctica de técnicas de reproducción humana asistida se rigen por lo establecido con carácter general sobre la mayoría de edad y por las disposiciones especiales de aplicación.

Sigo ensin saber qué ta bien y mal, que caún saque conclusiones. Pero otra cosa que hai que tener en cuenta: de lo que se fala equí nun de que tea bien que una moza de 16 años aborte ensin que lo sepan los pás. Ye de si tien que tar perseguío por la llei o non, si tien que ser delitu. A mí polo xeneral paezme mui, mui mal que una gua.ha de 14 años se acueste con el mozu de 15, y peor tovía que quede preñá ensin que lo sepan los pás y que tengan un gua.he. Ye un erru tremendu, pa la má y pal fíu. Pero nun ye delitu, y el mozu nun va a la cárcel. ¿Quier decir eso que el llexisllaor ta a favor de que les gua.huques de 14 sean unes pendones? ¿De qué tamos discutiendo equí esactamente?

Eso sí, nin la manera de falar de la ministra d’igualdá nin la de Zapatero me paecen adecuáes, y más bien mui torpes. Bibiana Aído comete el erru de entrar con toa llixereza a un trapu que-y vien grande, me paez. Son coses pa escuchar a Punset, non a Aído.

— ¿Desisten responsabilidáes polítiques además de les penales, y una cosa ye lo que se fai nos tribunales y otra cosa ye la responsabilidá política? Cuandu les eleiciones de 1996, y Filesa, y el GAL, enseñáronnos que ye asina, que nun fai falta esperar a que conderguen a ún nun xulgáu pa que asuma responsabilidáes polítiques. Por eso Felipe González tenía que dimitir anque nun atoparen prebes contra él.

Entós, ¿por qué nun hai responsabilidá política dala polo del Yakovlev, y Trillo sigue nel so escañu, magar que mesmo el Parlamentu ya lu condergó políticamente por ello? ¿Por qué sigue Fabra na política, o los tres diputáos suspendíos de militancia siguen votando na Asamblea de Madrid?

De lo de Camps tengo mis duldes, nun sé si tien que dimitir o non. Pero si tolo que pasó yera culpa de Garzón, y de Bermejo, y cenaben xuntos pa conspirar, ¿cómo ye que agora, con otru xuez que polo visto convién-yos más a los acusaos, Camps pasa a tar imputáu? ¿Hai ya responsabilidáes polítiques o tovía non?

— ¿Siempre tienen razón les víctimes? Aquella tontada repitiéronnosla milenta vegáes Mayor Oreja, Basagoiti, el alcalde de Vitoria, Rajoy y munchos otros. Agora, cuandu la AVT denuncia a Carlos Dávila, ya nun son “les víctimes”, son “la AVT“, o “Casquero”, o asina. ¿Tienen siempres razón los de la AVT o non?

— ¿Anticonceptivu de emerxencia ensin receta y de accesu llibre? Tovía nun atopé un debate seriu sobre el asuntu. Lo primero que pa mí hai que dexar fuera son, claro, les consideraciones relixoses, que aplicará caún pero nun tienen que tar na llei. Otra cosa que hai que tener en cuenta ye que, contra les munches sandeces que se dicen, esa píldora nun ye estrictamente “abortiva”; ye un anticonceptivu que impide la implantación del cigotu (si eso ye abortu, entós el DIU tamién ye abortivu nun porcentaxe de casos). “De emerxencia” porque ye menos efeutivu que los otros; ye un apañu pa ciertes situaciones.

Esi anticonceptivu puen tomalu les moces de 16 años nel Reinu Xuníu, ensin receta, dende 2001, y en Francia dende 2002.

Lo que nun me gusta de la medida (y creo que el Gobiernu xestionó mal, mui mal) ye que con tolo que queda por facer en prevención y concienciación pue dar un mensaxe negativu a tolos descelebráos que hai perende. Pero la dulda ye… esos, ¿diben usar otru métodu?

Más solos: Sophisticated Lady, There Will Never Be Another You

18 18UTC mayo 18UTC 2009

Va delles selmanes grabé estos exercicios, pero nun los colgara. Cuélgolos agora. Son exercicios de escritura de solos, pa practicar les coses que veo’n clas. Nun suenen mui inspiráos (nun ye música, son exercicios) y pa enrriba nun tan mui bien grabáos, de tempu y tal, pero equí queden apuntáos.

Como dixe, esos solos son un trabayu de aplicación, y si daquién quier saber de ónde salió dalgo de lo que toco nellos, que lo diga nos comentarios.

Cómo facer panorámiques / cómo hacer panorámicas (I)

15 15UTC mayo 15UTC 2009

[Este artículo describe cómo hacer una foto panorámica ensamblando varias fotos simples, todo ello con software gratuito y una cámara normal y corriente. Si algún lector no entiende el asturiano y quiere que lo traduzca, puede decirlo en los comentarios y lo haré gustosamente.]

Va tiempu que me apetez facer panorámiques de dalgunes vistes cuandu voi de viaxe, y lluéu pa coses de trabayu tuve que pescanciar cómo facer panorámiques de 360º pa facer “visites virtuales”. Y dempués de rabilar, voi cuntar equí cómo pue facese tal cosa, too con software llibre o que, polo menos de momentu, ye gratis, y con una cámara corriente y moliente. Ye mui fácil.

Nesti apartáu voi apuntar cómo facer una vista panorámica, ensin más. Nun tien munchu misteriu, si ún tien un programa fácil d’usar.

Lo primero, claro, ye facer les semeyes que lluéu vamos amestar pa componer la panorámica. Basta ponese nel sitiu, y entamar a disparar de drecha a manzorga (o al revés, como ún quiera), faciendo por caltener la cámara siempres a la mesma altura. Equí va un exemplu, cuatro vistes dende la ciudá siciliana d’Enna (que nun ye mal sitiu pa sacar panorámiques) tomáes dende un mirador, disparando de manzorga a drecha.

Ye necesario repetir una parte de la semeya en ca una, pa que al pegales el ordenaor sepa reconoceles. Yo creyía que nun hebía que repetir demasiáo pa nun confundilu, pero resulta que nun ye asina, y pa que salgan bien les panorámiques, hai que procurar repetir como un 40% de la semeya en ca pasu. Vamos, que lo que nuna semeya ta nel centru, na siguiente semeya póneslo a manzorga, y asina la siguiente…

Hai que tener en cuenta delles coses. Si hai muncha diferencia de lluz ente una semeya y otra (nesti exemplu nótase muncho), nel resultáu final puen notase “gradientes”, pero bueno, eso depende de la situación y de si yes buen fotógrafu; si dispares n’automático, como faigo yo, va pasate casi de xuru (ún tamién pue garrar el Gimp y correxir les semeyes si ye mañosu). Otra cosa ye que si vamos amestar les semeyes, y nuna ta una persona, y esta persona foi caminando y tamién sal na siguiente semeya, va quedar raro… O si hay un coche, por exemplu, que ta nuna semeya, y na siguiente sal el mismu sitiu pero ensin el coche, al amestar les semeyes pue ser que el programa saque mediu coche… Vamos, que hai que intentar facer les semeyes “compatibles”. Esto ye cosa de fixase un pocoñín y tener paciencia. Si sacamos semeyes del mar, acordái-vos de que les oles tan moviéndose tol ratu (y coles nubes tamién pue pasar)… Si se puen sacar xuntes nuna sola semeya, meyor. Si non… hai que ser rápidu pa que nun se note muncho la diferencia.

Entós vien la xera de xuntar les semeyes, lo que llamen perehí stitching. Hay dellos programas: PanoTools, Hugin, y otros. Yo prebélos, pero hai delles coses que nun entiendo (nun sé muncho de fotografía), y el más fácil d’usar, y el que meyor resultáu me dio y menos complicaciones, ye… un programa de Microsoft Research: Microsoft Image Composite Editor, o ICE. De momentu, ye gratis, pero funciona perbién. Si dexa de ser gratis, el Hugin tampoco me funcionó mal.

¿Qué hai que facer? Pues abres el programa, y ves dalgo asina (calca la imaxen si quies vela más grande):

Y entós nun tienes namás que seleicionar tolos ficheros de les semeyes que quies amestar, arrastralos y azotalos nel programa (tamién pues abrilos con File/Open, y tal). Pondráse a pensar (pue llevá-y un ratu llargu), y entós amosaráte esto:

Ye normal que haiga deformaciones nos bordes, por coses d’óptica y porque cuandu facemos les semeyes nun caltenemos la cámara siempres nel mesmu sitiu (amigo, si non, nun fadríen falta les cámares panorámiques nin los fotógrafos), y por eso los bordes nun son rectos (si faes les semeyes con un trípode, la cosa pue quedar meyor). Ná, agora escueyes el formatu que quiés nel apartáu Export, y lluéu calques el botón Export… y ya tienes el ficheru.

Si quies quitá-y los bordes turcios a la imaxen, enantes d’esportala pues mover los gabitos del recuadrín que tien alrodiu, o bien calcar en “Automatic crop” pa que lo faiga él solu, y ya ta. Yo de cutio nun lo faigo, nun me dan más los bordes pretos. Y esta ye la vista dende Enna:

Perfácil. Lluéu voi escribir cómo se pue facer una panorámica entera, y cómo se pué publicar nuna páxina web pa que el que la ve puea rabilar y mirar alrodiu.

Reflexiones en el aire: la estética y el glamour

11 11UTC mayo 11UTC 2009

Una de las revoluciones más urgentes para las mujeres, creo, es esa que les ponga los pies en el suelo respecto a ellas mismas. En muchos sentidos, pero uno de ellos es el de la estética.

Esto daría para mucho, mucho rollo. Pero el caso es que mucha gente se somete a operaciones absurdas, por falta de autoconfianza. Y hay quien lo defiende como un acto de libertad, y el “¿por qué no?”, y todo eso, y hasta ahí de acuerdo, pero me da a mí que la cosa no está tan clara. Por ejemplo, me parece un error (un triste, triste, triste y enoooorme error) ese consumo desaforado de silicona. Es decir, me parece un error en la gran mayoría de los casos, y que el efecto es claramente contraproducente. Y no digamos esas inyecciones en los labios.

Pero en fin, es cuestión de gustos. Lo que me pregunto es… los gustos de quién.

A lo que iba. Un error también muy extendido (creo yo que lo es, no sé) es empezar a fumar. Y viene a colación porque estoy convencido de que en el 99,9999% de los casos se fuma por estética (entendida en sentido amplio; quiero decir que no se empieza por el agradable sabor del producto, sino para que nos vean los demás). Y estoy hablando de las mujeres… no sé, porque sí (podría ir de hombres, también, pero es que estos llevan muchos siglos ya haciendo el pijo y no tienen arreglo).

Tenemos, pongamos por caso, a una hermosa mujer (y debo decir, para sorpresa de muchas, que las mujeres hermosas son una abrumadora mayoría, lo que pasa es que pocas lo saben). Esa hermosa mujer, igual que un mal día decide que necesita tetas más grandes, o labios más grandes, o vaya usté a saber qué, pues decide que tiene que fumar. Cree que le falta un complemento más, y que esas volutas volando grácilmente a su alrededor le darán distinción y la convertirán en esto:




Primero: maldita la falta que hace. Segundo: no sé si habéis oído hablar del product placement, pero el fumar parece glamouroso porque sale en las películas, y no al revés. Tercero: las imágenes de la fumadora ni salen en blanco y negro ni previo trabajo de un director de fotografía con un doble de luces durante horas, así que ese resultado no se consigue encendiendo un pito (aunque insisto, maldita la falta que hace).

Pero sobre todo: la mierda de Audrey Hepburn, creedme, olía. Seguro. Y cuando estaba borracha fijo que se ponía pesadita. En la pantalla de cine no, claro; era encantadora todo el rato.

Y cuando me cruzo por la calle una hermosa mujer… con el pito en la mano o en la boca, veo que gracias a ese “complemento” se ha acercado más bien a esto:



Es lo que yo veo. No una mujer con el glamour aumentado, sino una mujer estropeada y desagradable por rodearse de algo asqueroso. Una mujer que, quizás, es hermosa a pesar de estar fumando.

Pero ya digo, es cuestión de gustos. Y cada cual baja las escaleras como quiere, como hace este. Pero resulta que de este todo el mundo se descojona, y sin embargo es poco probable que muera prematuramente por hacer el idiota con sus cartílagos.

Michael Jackson, before and after

Me siento muy español

8 08UTC mayo 08UTC 2009

No soy de natural futbolero. Aborrezco el fútbol profesional y lo que lo rodea. Sin embargo, a veces tiene cosas positivas.

Mi suegra es del Barça, así que por ella y por su alegría esperaba que ganara el Barcelona al Chelsea. Y así fue. Fue así en el último minuto, y hay quien dice que con un arbitraje injusto.

Y todo eso es música para mis oídos.

Esa cara de gilipuertas y de perdedor que se te queda cuando pierdes la he puesto yo tantas veces que me encanta que la pongan otros. Sé que no es un daño grave, sé que no es un sufrimiento relevante; así que lo admito, disfruto mucho. Disfruto porque no soy yo el que la pone.

Cuando veo a los jugadores del Chelsea desquiciados detrás del árbitro manoteando impotentes y desesperados como adolescentes histéricas detrás de una valla a treinta metros de Orlando Bloom…

Cuando veo a todo un entrenador profesional con un papelito de bloc en el que ha anotado todos los penaltis que el árbitro no pitó a su favor… [Mira, Mama, esti nenu pegóme…]

Cuando veo a los hijos de la Gran Bretaña lloriquear y quejarse amargamente de un complot en su contra…

Cuando veo en vídeo cómo se llevan la leche sin tiempo para arreglarlo, y qué decía el mismo entrenador cuando entrenaba hace años a Corea sobre las amargas quejas españolas por el arbitraje aquel en nosequé eliminatoria de un mundial…

Me siento feliz, tengo que admitirlo.

Me siento feliz de que sean ellos los que hagan el gilipollas y el ridículo como niños tontos, y no los representantes de mi país. Y como sé que en realidad nada de esto es importante, cuando otros pierden disfruto el doble aún si pierden en el último momento, y creyendo que ha sido por una injusticia, y todo eso. La mejor forma de evitar ese… “dolor” es asumir la realidad y la responsabilidad propia, en vez de echar balones fuera. Quizás alguno aprenda (aunque lo dudo).

El balón que había que echar fuera era otro, y el paquete que más protestaba no fue capaz de hacerlo en el momento clave. Pero su cabreo fue con el árbitro, no con su torpeza.

Y así, de rebote, me siento del Barça, aunque no lo sea, y al sentirme solidario con esos catalanes me siento muy, pero que muy español.

Esa es mi idea de España: alegrarme cuando ganan el Barça o el Tau, y no tanto cuando ganan el Madrid o la selección española.

Y si tanto patriota que hay se creyera sus propias monsergas, también se alegraría, y si tuviera oportunidad aprendería un poquitín de catalán.

Qué se yo, son cosas raras que le pasan a uno por la cabeza. A lo mejor por eso no veo el fútbol, porque no estoy muy bien del tanque.

La SGAE y el niño enfermo

5 05UTC mayo 05UTC 2009

Hay cosas que no acabo de entender. Y resulta que hoy voy a ir contracorriente, en relación con el linchamiento este al que se ha sometido a la SGAE por cobrar en un concierto benéfico.

Primero: el que escribe sobre este suceso en El Mundo, un tal Pedro Simón, creo que ha hecho un pésimo trabajo. Por varios motivos.

Remontándonos en el tiempo, primero escribió sobre el caso del niño y su enfermedad. Pero lo que hizo no fue informar, sino cultivar su aparente afición literaria, lacrimógena, haciendo un ejercicio de estilo más que discutible. Los párrafos segundo y tercero de ese artículo son un monumento a la desinformación, el despiste y el jeroglífico. Vamos, todo aquello que maldita la falta que hace en un periódico. En los siguientes artículos relacionados, el de acusación contra la SGAE y y el otro en el que cuenta cómo la SGAE va de buena y dona lo recaudado a la causa del niño, sigue por el mismo camino: lucirse, llamar la atención, hacerse notar más que la información, que el lector tiene que entresacar y componer a partir de retazos de su ingeniosa sintaxis.

Sólo por eso ya no me convence mucho Simón. Pero es aún peor: es absolutamente tendencioso y parcial. Empieza: “La familia de Juanma pelea por salvar su vida y la SGAE llega poniendo el cazo con su música fúnebre de caja registradora”, y seguramente ni se sonroja ante esa falta de profesionalidad. Así, el resto; como se gustó tanto en el segundo, en el tercer artículo empieza con “Llegaron haciendo sonar sus huchas negras allí donde no había lucro y ahora se apresuran a meter un cuchillo por la ranura para salvar el saqueo”.

Ojo, Simón: que todo lo que te pueda conmover el niño, y todo lo que nos conmueva a los demás, y todos nuestros buenos deseos, no cambian un ápice tu chapuza. No nos confundamos. Me parece estupendo que informes sobre la enfermedad, sobre este caso en particular… que ayudes, desde una perspectiva periodística, a quien lo necesita; que esta gente necesita y merece ayuda y atención es un hecho objetivo. Pero tus epítetos son innecesarios, contraproducentes, y en cualquier caso son todo menos periodísticos. Y no te equivoques: los aplausos de la gente son contra la SGAE, no a ti por tu buen trabajo. No eres el protagonista, aunque lo hayas intentado (con lo malo que es eso para un periodista).

Aparte de las formas antiperiodísticas de Pedro Simón, voy al fondo de la cuestión. ¿La noticia es que la SGAE también cobra por los conciertos benéficos? Eso no es nuevo, es archisabido. Este concierto benéfico no es distinto de otros anteriores, y la SGAE ha hecho su trabajo de manera diligente. El debate sobre si la SGAE debe existir o no, o sobre si la ley debería prohibir recaudar derechos de autor en actos benéficos, me parece interesante, pero esta indignación nueva no la entiendo.

¿Sabemos si cobró algo la imprenta que imprimió las entradas o los carteles para el concierto? ¿Cobraron algo los músicos que participaron (si los hubo, no sé), o los técnicos de sonido y de iluminación? ¿Se cobró algo por el alquiler del teatro? ¿Cobró el personal de limpieza? ¿Acaso no cobran esos investigadores maravillosos que trabajan sobre la enfermedad de Alexander, que es para lo que finalmente se recauda el dinero (o quizás se lo van a gastar todo en reactivos, no sé)? ¿Se ha linchado a alguien más por ejercer su derecho legal a cobrar por su trabajo o su producto? ¿Por qué es evidente que la SGAE debería renunciar al cobro? ¿Cuál es la causa del escándalo?

Insisto: ni esto significa que me parezca bien el funcionamiento de los derechos de autor en España, ni que no me parezca importante la investigación sobre la enfermedad de Alexander. Significa que he visto unas noticias tendenciosas, demagógicas (porque no apelan a nuestra razón, sino a nuestros instintos y nuestros sentimientos) y facilonas.

Y muy mal contadas, además.

Precisamente hoy he leído algo que viene al pelo (las negritas son mías):

Cuando se está en precario conviene establecer prioridades. Y, francamente, las opiniones no son ahora mismo un bien escaso. Lo que está en peligro, lo que debemos defender, es la información. Es decir, los cimientos de la prensa. Los periódicos nacieron para difundir noticias portuarias, comerciales y sociales, no para la batalla ideológica: eso llegó después.

Enric González. Más razón que un santo, oiga. Nos podrían haber contado lo ocurrido, y darnos las cifras, sin más; las conclusiones podríamos sacarlas nosotros, sin Macarthys ni arengas.

Sicilia (II): Reflexiones en el aire

4 04UTC mayo 04UTC 2009

El tráficu en Sicilia ye de llocos. Hasta que te aveces a ello.

Les normes son orientatives. Cuandu aportes a un cruce, lo de la prioridá, los cedas, les señales… ye papel moyáo. Tú metes el morru abondo, y ye fácil que te dexen pasar (lo de menos ye la preferencia). Si nuna cai caben tres coches a lo ancho, pues entós hai tres carriles, o pué ser que cuatro o cinco (y les motos van pel suyu, ye decir, pel contrariu; ya sabes que tienes que dexar un metru del to carril pa les motos que vienen de frente). Les colisiones evítense por centímetros (vi una moza pasar pentre los coches que me dio un escalofríu, y ella tan tranquila), si tienes que dar media vuelta dasla y pares tol tráficu del to carril y del contrariu (eso de guetar la siguiente glorieta o dar vuelta a la mazana ye incomprensible), pero sabes que nun van pitate ni facete xestos, porque tol mundu conduz asina, ye lo normal. El conceptu vien a ser como andar pela cai; cuandu vas pela acera nun vas pela mandrecha o la manzorga nin cedes pasu; vas, ves a la xente que anda alrodiu tuyu, vas a lo tuyo, pases perequí o perellí si hai sitiu, y ya tá. Nun ye ná raro ver coches pervieyos, que nun sé si pasen dalguna ITV:

De lo de aparcar había pa escribir un llibru. Lo primero ye que hai coches perdayures. Si quies sacar una foto a una ilesia, sabes que delantre va haber milenta coches. Sí, igual ta prohibío, pero… en fin. Esta plazuca tenía más coches que’l parking de Salesas, y sí, taba prohibío aparcar en toa ella (véanse les señales). Esta foto ye un cachín namás, porque yera imposible sacalo too:

Un métodu típicu ye que, cuandu quies parar, metes el morru dica la acera, dexando el culo fuera, y ya tá (¿facer maniobra p’atrás? Quita, ho, si ye pa un momentu namás). De xuru que ocupes mediu carril, pero los que pasen ya se aparten, caben de sobra, llibren, etcétera. Naide va enfadase contigo por tar estorbando. Equí se ve un exemplucu:

Anque tampoco diz verdá, porque esto faise tamién anque teas na avenida principal con tol tráficu d’Italia pasando al to lláu. Esto ye’n Palermo, y nun emplegaron el métodu “meto’l morru” porque nun hebía ni sitiu. Poro, déxase el coche en doble fila y tampoco pasa ná:

Les rayes del suelu tamién son decoratives más que nada (continues, discontinues, dobles continues… vien a ser too lo mesmo). Esti nun ta terminando’l adelantamientu apuráu; ta… entamando (la raya continua venía de kilómetros). Nun foi una semeya con suerte, ye que sabíamos que diba adelantar.

En fin, que esa ye la realidá de conducir en Sicilia (y supongo que nel restu Italia). Ún entrúgase qué fadría falta pa que tol mundu entamara a conducir con arreglu a les normes… Tien que ser dalgo titánico convencer a tolos conductores de que respeten les señales, les prioridáes, de que faigan por nun estorbar nada a naide, de que escuendan los coches envede dexalos onde pinte… La cosa nun ye namás poner multes o coses así, abúltame que fadría falta un cambéu de mentalidá tremendu. Ye otra manera de entender el tráficu, y el comportamientu, y les normes.

Por embargu…

En tol tiempu que tuve ellí, ni una sola vegada tuve que escoyer un sitiu pa comer pensando en otra cosa que el preciu o el menú o el sitiu. Hasta en sitios que taban hasta arriba de xente, nun hebo nengún problema col fumu. Nin en sitios más o menos caros, nin baratos, nin tienduques, nin tiendones, nin en pueblos, nin en ciudáes importantes.

Nun se fuma en restaurante dalu.

Prohibióse nun momentu dáu, y cúmplese la norma, y nun paez que se abrieren les catarates del cielu. En xente tan avezáa a dir por llibre, tan temperamental, cola que paez imposible que se respete una llinia doble continua (que sí, que se adelanta tranquilamente), nun hebo problema pa que fumaren notru sitiu.

Spain is different. Equí paez que si toques un pelu a un fumaor tas cometiendo un sacrilexu.