Archive for 24 junio 2009

Ayeri jazz nel Swing

24 24UTC junio 24UTC 2009

Al final, tocamos, y cagaúques aparte, sobrevivimos. Sophisticated Lady, Invention, Waltz for Ruth y lluéu toqué el tema númberu trece, Just Friends. Tamién conocí a Sara y a Viviana.

Prestóme abondo tocar, pasélo bien. Nun hebía lluz dala, nun se veía un ren, pero el gran Xuacu arreglóse pa faceme una semeya de recuerdu col telefonucu. Como nun se me ve mui bien, ye afayaíza pa ponela equí ensin estropiar ná.

Alfonso Sastre

23 23UTC junio 23UTC 2009

Suelo hacer de abogado del diablo cuando se refiere a partidos de esos abertzales e independentistas. Creo también que hay que ser extremadamente correctos en el trato a los terroristas y en la observancia de todas las garantías jurídicas, y no, como dije más veces, porque los aprecie, sino precisamente porque los aborrezco.

Del asunto de la ilegalización y desilegalización de Iniciativa Internacionalista ya comenté algo en su día. Y es que ahora se ha hablado de supuestas amenazas en un artículo de su cabeza de lista, Alfonso Sastre.

Y en primer lugar vuelvo a hacer de abogado del diablo: me parece de risa lo que se está diciendo sobre ese artículo, y me parecería lamentable que se juzgara a Sastre por amenazas por escribir eso. Como me pareció en su día una farsa la condena a de Juana Chaos. Sí, y lo dije precisamente porque aborrezco a Chaos.

Cuando oí hablar por primera vez del asunto de Iniciativa Internacionalista, sólo había oído mencionar antes a Nines Maestro y alguno más, sin conocerlos casi nada. Y cuando vi el vídeo de Nines Maestro, me dieron ganas de vomitar, como ya dije en un artículo anterior; me valía más no haberla conocido.

A Sastre no lo conocía de nada antes de la historia de II; lo único que supe era lo que todo el mundo decía, que era un dramaturgo de la rehostia, un genio, un figura, una cosa de otro planeta. Ahora sigo sin conocerlo, excepto por el artículo de las supuestas amenazas, que me leí. No sin esfuerzo, la verdad. Confirmo mi opinión de que quienes piden a los jueces que actúen contra Sastre por amenazas no pueden estar hablando en serio, o de lo contrario son más peligrosos para nuestra democracia que el propio Sastre.

Pero por otro lado parece que se puede ser un genio de la dramaturgia (¿se dice así?) sin saber escribir. Ese artículo no es sólo que se vaya por las ramas, que divague sin que se sepa qué cojones quiere decir (probablemente ni él lo sepa)… Es que está directamente mal escrito. Fatal. Muy mal. Y habla precisamente de la prosa. Tócate las narices.

Por resumir: me parece un inepto que no sólo no sabe hacer la O con un canuto, sino que reviste esa ignorancia con un patético afán de erudición y con palabrería vacua (eso es muy abertzale, por cierto; diga usted “marco jurídico político” o algo así, y quedará como un estadista). Y nos quejamos de otros políticos… madre, si este es el cabeza de lista de su partido.

Eso sí, no puedo juzgarlo como autor sólo por un escrito. Seguro que su teatro hace que te mees en los pantalones, eso como mínimo. Como político sí puedo juzgarlo, sólo por las primeras palabras de su plomizo artículo:

se ha producido el último atentado -esta vez mortal- de ETA

Así es como se escribe sobre un fenómeno meteorológico o cósmico: “se ha producido”, “esta vez mortal”. Y el tío habla de cómo la prosa debe representar la realidad… Sastre, genio de los genios, domador de musas, si quieres representar la realidad di “ETA ha asesinado a un hombre”.

No sé si necesito leerme las paparruchas que ponga en su programa electoral. Ya he visto más que suficiente. Apesta.

Mañana jazz nel swing

22 22UTC junio 22UTC 2009

Mañana 23 de xunu, audición d’alumnos de Marco nel Swing. A les ocho.

Y tovía nun sé bien les canciones (y tengo que tocar… cuatro o cinco, tovía nun sé).

Ay, madre…

Lamela el valiente

18 18UTC junio 18UTC 2009

Triste victoria, pero algo es algo. Lamela en el banquillo. Seguramente no lo condenen, como él condenó a cientos de personas a sufrir dolores innecesarios, y a varios médicos solventes al descrédito y la difamación.

Dice ahora el insigne servidor público: “La consejería jamás dijo, ni siquiera insinuó algo parecido, a que hubiera eutanasia en Leganés”.

Se debe de creer que somos gilipollas. Y acierta, por desgracia.

Pero algo de memoria tenemos.

Decía ABC en mayo de 2005:

Lamela comentó que las dosis administradas eran «notoriamente excesivas, no para evitar el dolor, sino para acortar la vida» y esta circunstancia «no está contemplada en la legislación española». Los hechos, dijo, son «tozudos» y quedan «probados».

Pero qué mentiroso es el ABC. Y qué mentiroso es el vídeo (1’43”). O bueno, es que yo no he interpretado bien sus palabras. Eso que dice no es “ni insinuar nada parecido a la eutanasia”.

Venga, hombre.

Los sueldos de los políticos

17 17UTC junio 17UTC 2009

En ciertas coyunturas Internet se inunda de mensajes de correo, o de comentarios, respecto a lo que cobra un político, o un funcionario, y no digamos el revuelo de comentarios que se levanta ante ciertas noticias. Es la caza del funcionario.

Soy bastante crítico con los funcionarios y con los políticos. Y sin embargo no estoy de acuerdo con ciertas actitudes hacia ellos.

En principio, y sobre los sueldos de los políticos, voy a referirme a uno de estos mensajes, que he recibido no hace mucho. Curiosamente, lo redactó aparentemente un funcionario para defenderse frente a los políticos.

Indecente, es que el salario mínimo de un trabajador sea de 624 €/mes y el de un diputado 3.996 pudiendo llegar con dietas y otras prebendas a 6.500 €/mes. Pues no. A mí en principio no me parece mal que un diputado cobre cinco o diez veces más que el sueldo mínimo de un trabajador (y hablamos del sueldo mínimo de un trabajador que puede no tener absolutamente ninguna cualificación ni responsabilidad de ningún tipo).

Indecente, es que un catedrático de universidad o un cirujano de la sanidad pública ganen menos que el concejal de festejos de un ayuntamiento de tercera. Suponiendo que el dato sea cierto, que no sé si lo es y no me lo creo mucho, normalmente no oigo quejas de la ciudadanía por lo poco que cobran los catedráticos o los médicos, todo lo contrario: los dos son unos caras que ganan una pasta por no hacer nada. Así que esta “indecencia” no deja de ser otro tópico. Dependerá de qué concejal y qué catedrático…

Indecente es comparar la jubilación de un diputado y la de una viuda. No tanto; indecente es comparar la jubilación de cualquier otro jubilado y la de una viuda. ¿Sabía el redactor que una pensión de viudedad no contributiva no llega a ese salario mínimo que tanto le escandaliza?

Indecente es que a un político no se le exija superar una mínima prueba de capacidad para ejercer su cargo (y no digamos intelectual o cultural). Pero ¿qué prueba se exige superar a quien vota? ¿Y quién examina a un político? Hay quien considera a Aznar “el mejor presidente de la democracia”, y hay quien considera a Aznar un ignorante mediocre y endiosado. ¿Quién les pone el examen? Y quien dice esto ¿no se da cuenta de que si existiera tal examen no harían falta elecciones?

Indecente es que sus señorías tengan seis meses de vacaciones al año. Este dato es más que discutible. Yo no me creo que el alcalde de Barcelona, ni un presidente de comunidad autónoma, ni un ministro, tenga seis meses de vacaciones. Creo más bien que no tienen vacaciones, aunque nominalmente las tengan.

INDECENTE ES QUE SIEMPRE SE ARREGLE ESPAÑA y sus presupuestos, CON EL SUELDO DE LOS FUNCIONARIOS. Mmmmm… creo que aquí hay varios errores de base, y además una afirmación que no se ajusta a la verdad.

Bueno, hay muchas más. Pero no quiero alargarme demasiado. Muy pocas me parecen relevantes o incuestionables. Luego viene un capítulo con los emolumentos (sin dietas y demás):

1. Presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla 164.043,54 euros
2. Presidente de la Diputación de Barcelona, Celestino Corbacho 144. 200 euros
3. Alcalde de Barcelona, Jordi Hereu 117.398 euros
etc.

Pero en esa lista resulta que el alcalde de Tarragona parece que cobra 33.264 €, por ejemplo. Otro conocido es:

15. Vicente álvarez Areces – Asturias 68.002 euros

Y me pregunto yo: “Oye, tú mismo que estás hablando contigo mismo, ¿serías presidente de la Generalitat por 164.000 pavos al año?” Y me contesto: NI DE COÑA. No sabría hacer ese trabajo, eso para empezar. Pero si fuera sólo por dinero, no me parece que esté tan bien pagado. Yo, al menos, no lo haría. Para trabajar como blanco humano, saber que voy a tener a quién sabe cuánta gente buscándome trapos sucios e inventándose mierda sobre mí, y vivir con escolta, no me parece que treinta kilitos de pesetas compensen.

Respecto a Areces, ¿sería yo presidente autonómico por 68.000 € al año? Pues cómo te lo contaría… Va a ser que no. Me da igual si con dietas sube al doble.

Toda esa gente que se queja tan amargamente de lo que ganan los políticos no quiere entender una serie de cosas. La primera, que en principio no es un trabajo tan fácil como parece. La segunda, que los políticos que tenemos son un fiel reflejo de lo que somos (al fin y al cabo, los elegimos nosotros, y nosotros decidimos escandalizarnos -o no- con lo que hacen). La tercera, que para ejercer el poder hay mucha gente dispuesta a dar las cuchilladas necesarias y que está en permanente disposición de hacerlo, y la suerte que tenemos es que ahora los que se pelean por el poder lo hacen con palabras y con trampas, y no con mesnadas (y los señores feudales no eran más capaces ni más humanos ni más piadosos que nuestro político más corrupto). Ese dinero es, realmente, calderilla. Así que las afirmaciones sobre cuánto cobran cuando se retiran, o que no pagan el IRPF como los demás (no sé si es cierto, tampoco) me convencen muy poco. Repito: calderilla.

Si nos vamos a preocupar del dinero que alguien gana, creo que deberíamos estar mirando a otra gente, que además es mucho más peligrosa.

Sicilia (III) – Coconuda

10 10UTC junio 10UTC 2009

No queda otro remedio que estar de acuerdo. Siracusa, alrededores del parque arqueológico, abril de 2009.

Del visado como tema de ficción

9 09UTC junio 09UTC 2009

Yo creí que todas las monsergas sobre el 11-M se acabarían con las elecciones de 2008 y con la crisis económica, y que los periódicos españoles se dedicarían a sus labores (es decir, la política) con otros argumentos. Creí que no volvería a salir el tema. Pero resulta que me equivocaba.

Primero, en El Mundo es noticia que un químico prestigiosísimo hace un informe de 500 páginas que echa abajo todo el juicio del 11-M y, como quien dice, la teoría heliocentrista, la evolución de las especies y la relatividad. Dicen que ese informe se ha depositado en el Colegio de Químicos para someterlo a revisión pública, contraste de pareceres y tal.

Luego se sabe que eso es básicamente mentira, que el informe no está disponible en ningún sitio, y la explicación llega cuando se sabe que en realidad lo que parecían noticias era mercadotecnia para vender un libro. Claro, los libros tienen 500 páginas; a un artículo científico le sobra con una docena (el libro en el que Einstein explica la relatividad especial y la general tiene 200 páginas).

Posteriormente, El Mundo dice que el Colegio de Químicos avala la solvencia del “Informe Iglesias”. Me da pereza ponerme con el 11-M otra vez, pero hay cosas que me hinchan un poco las narices.

Lo que ha hecho el Colegio de Químicos es visar el informe. Y al igual que en su día tuvimos que ponernos a decir qué era un peritaje, a estas alturas tenemos que reflexionar sobre qué es un visado.

Un visado viene a ser un sello que el Colegio pone a un trabajo de un profesional. Y lo que demuestra el visado es que:
– El que firma el trabajo tiene la titulación, está colegiado.
– Que está al día de sus obligaciones básicas con el Colegio (pago de cuotas, por ejemplo), y no está inmerso en un procedimiento disciplinario.
– Que no consta que haya actuado con negligencia evidente.
– Que el informe o trabajo cumple las normas básicas de presentación y estructura que el Colegio establece.

Los servicios de visado suelen indicar, de manera muy explícita, que un visado no dice absolutamente nada sobre los contenidos del trabajo ni su calidad. Sólo su forma.

Es un procedimiento rutinario, que sirve para verificar que el trabajo cumple unos mínimos formales exigibles y quien está detrás del mismo es, efectivamente, alguien legalmente capacitado. Nada más. Si yo llevo un churro de informe, pero es formalmente correcto, y no me han denunciado previamente por estafador y mentiroso, el Colegio lo acredita, sin ir más allá. No es poco, pero es lo que es.

Pero para un periodista de El Mundo, esa chorrada es suficiente para inventarse el resto y utilizar el nombre de una institución.

No tengo ganas de escribir más. Me asquea.

El bautizo de Cayetana

8 08UTC junio 08UTC 2009

Hoy toca poner verde a Cayetana Guillén Cuervo, y de paso a Pedro Zerolo, por hacer un “bautizo civil“. Toca echar pestes, llamarlos progres, decir que esto ya es el acabóse, que es un ridículo interplanetario, que por qué copian ceremonias religiosas y hacen una versión laica, que si quieren ser laicos no hagan bautizos… Todo eso.

He estado pensando, y lo primero que hay que tener en cuenta es que nos va a costar muchos años, si es que algún día lo conseguimos, pensar con claridad sobre la religión. Han conseguido que creamos a pies juntillas que todas las fiestas del calendario son invento suyo (cuando la realidad es que las fechas ya estaban ocupadas con fiestas tradicionales o astronómicas y colocaron hábilmente sus propios santos para borrar las referencias a esos cultos), o que los lugares de culto los eligieron ellos (aunque los enclaves estén llenos de restos neolíticos o de texos). Incluso el matrimonio parece que es idea de la iglesia católica, y que el matrimonio civil empezó como copia del mismo. La misma risa que da ahora el “bautizo civil” la dio en su día el matrimonio civil. Y los primeros que se casaron por lo civil también tuvieron que andar justificándose y pidiendo disculpas.

Al parecer, la palabra “bautizar” tiene como segunda acepción “poner nombre a algo“. El bautizo es la “fiesta con la que la acción de bautizar se solemniza”. Poner nombre a un niño, y la significación del acto, no es algo que haya inventado la iglesia católica, precisamente.

Por lo que se refiere al bautizo religioso, la palabra “bautizar” viene del griego, “sumergir”. El bautizo con agua, ese que practicaba Juan el Bautista, parece ser que se realizaba ya en Eridu. Resulta que Eridu es, quizás, la ciudad más antigua de Mesopotamia, y una de las cunas de la cultura sumeria. Se fundó algo así como 4.900 años antes de… Cristo, sí. Si en Eridu se bautizaba con agua, la rueda era en aquel entonces el último grito de la tecnología, y todavía faltaba el equivalente a toda la historia del cristianismo para que se inventara la escritura o se utilizara el primer metal. Después de inventarse la escritura, faltaban otros tres milenios para que naciera Cristo.

Por otra parte, festejar la llegada de un hijo no me parece una idea demasiado extravagante ni que requiera de la inventiva de los sacerdotes. De los bautizos religiosos actuales, lo único, lo único que tiene que ver con un sacramento, es lo que se hace en la pila, y no veo críticas tan virulentas hacia el resto de la parafernalia cuando se hace previo paso por la iglesia. Yo no soy de natural fiestero, no me pide el cuerpo esas cosas. Pero si fuera mínimamente normal, me apetecería reunirme con la familia para celebrar algo así. De hecho, no nos engañemos: la inmensa mayoría de los bautizos YA son exactamente eso, un puro acto social y familiar sin significado religioso alguno. ¿Por qué se utiliza entonces la religión? Sencillo: porque durante muchos siglos (desde aquel favor que nos hizo Teodosio) no ha habido otra forma posible de actuar. Resulta que Cayetana es de las primeras que se atreven a (y se toma la molestia de) hacer una “bienvenida oficial” de cara a la comunidad sin corromper los ritos cristianos. Quiere la parafernalia, pero el sacramento no. ¿Qué pasa?

Creo que los cristianos deberían estar agradecidos y pedir que cundiera el ejemplo, que al fin y al cabo es de respeto a unas creencias religiosas que no son las suyas. Sin embargo, algunos se molestan. Se molestan, una vez más, porque sólo conciben la vida como ellos la entienden, y porque no soportan que cada cual haga de su capa un sayo. Esa ceremonia en nada les afecta, en nada les perjudica; pero son incapaces de quedarse al margen.

Otros (cristianos o ateos) la acusan de copiar un rito religioso, y creo que se contradicen: precisamente ha hecho lo que quería hacer, sin involucrar indebidamente a la religión. Creo que porque han interiorizado la falacia que mencioné arriba: que un bautizo sólo puede ser un acto religioso.

Respecto a las críticas de que el concejal intervenga, o de que ese acto genere gasto público, o de que se ha hecho porque Cayetana es famosa, me parece procedente discutirlo y precisarlo, sí. Pero no tengo información (se habla de horas extra de bedeles, y no sé si las han cobrado, por ejemplo). No obstante, me permito señalar también que:

– Sobre el coste, los ciudadanos españoles estamos pagando (TODOS) por el sostenimiento de la iglesia católica, y por tanto por todas las ceremonias religiosas de bautismo que se celebran. Se decida lo que se decida, me gustaría que las normas fuesen iguales para todos. En cualquier caso, prefiero pagar por su tiempo a un concejal elegido por sufragio universal.

– Sobre el favoritismo, es posible que Zerolo no hubiera atendido a ciudadanos anónimos. Pero como contraargumento resulta que ya ha habido tres ceremonias anteriores, de ciudadanos anónimos, sin grandes debates (la primera hace ¡cinco años!), y por otra parte también me pregunto si yo podría casarme en la Catedral de la Almudena, o en la de Oviedo, o en Covadonga, o en El Escorial, y bajo qué condiciones, y si me costaría lo mismo que me costó mi boda, y si me casaría un arzobispo. Si hay que afear su conducta a Zerolo por favoritismo, quiero información veraz sobre lo que ha hecho mal, y luego quiero una norma, aunque sólo sea moral, aplicable para todos, y no sólo para Zerolo por el hecho de ser Zerolo.

No me gustan los bautizos ni su estética. Pero por lo demás, son una ceremonia privada que ni me va ni me viene, porque no me afecta en nada que yo sepa. A algunos católicos, al parecer, les interesa muchísimo la vida de Cayetana Guillén Cuervo. Los bautizos me parecen horteras, pero es que a mí me revuelve ver a la gente celebrando que le toca la lotería, o que su equipo gana la liga; lo que no entiendo es eso de decirle a alguien que tiene permiso para ser hortera si previamente hace el ritual de la iglesia, pero si no, que se contente con hacer el papeleo sin más.

Las fotos de Rocío

4 04UTC junio 04UTC 2009

Cuando me enteré de que mi amiga Rocío Miravalles exponía sus fotos en La Lila, tenía claro que iba a ir. Aparte de por amistad, porque esa familia tiene talento; da igual que hablemos de música, que de artes escénicas, que de fotografía, que de danza, que de cualquier otra cosa. Así que, aunque Rocío no sea una profesional de esto, esperaba encontrarme con alguna que otra foto que me llamara la atención.

Pero no fue así.

La verdad es que quedé más que impresionado con todas las fotos.

Hacer buenas fotos es un oficio. Un oficio que requiere una técnica nada trivial, que hay que conocer; y que, como en todas las artes, lleva toda una vida aprender. Cuanta más técnica conozca uno, mejor, y supongo que nunca se acaba de perfeccionar.

Pero luego está saber mirar. Eso que tampoco se acaba nunca de aprender, pero que al mismo tiempo hay gente que lo tiene. Y ahí reside no poco del talento de uno.

Insisto: estoy francamente sorprendido de lo que he visto. He disfrutado mucho. He ido a algunas exposiciones de fotos o de pintura (no muchas, tampoco, pero de gente con renombre) y no lo pasaba tan bien desde la exposición de Chema Madoz.

Que no digo que Rocío Miravalles sea Chema Madoz. Lo que digo es que me dio igual. Estaba viendo fotos, y no me acordaba de quién las había hecho. Sólo me quedaba asombrado mirando a través de esos mismos ojos. No sé qué crítica pueden hacerle los expertos, pero por lo que a mí respecta, todo lo demás es secundario. Hay imágenes en blanco y negro, en color, en movimiento, borrosas, precisas, simples, abigarradas, rectas, diagonales. Hay temas grandes, pequeños, animales, momentos, monumentos, fiestas, cementerios, personas, vida y muerte.

De verdad: vete. Sala de exposiciones, cibercentro de La Lila (Oviedo). Como es mi amiga, sé que es una gran persona en todos los sentidos. Pero si no lo fuera, diría simplemente que es una artistaza.

Ah, y cada vez me entra más risa floja cuando alguien de las discográficas dice que sin dinero de por medio el arte morirá.