Archive for 31 julio 2009

Trabajo y periodismo

31 31UTC julio 31UTC 2009

Sé que hay quien no lo aceptará nunca, pero la televisión pública en los últimos años me parece infinitamente menos partidista que en años anteriores, o que otras televisiones. (No he dicho “cero”, he dicho “infinitamente menos que”.)

Hace poco, un periodista hizo una pregunta al Ministro de Trabajo, Celestino Corbacho. La pregunta ni siquiera era especialmente inoportuna por el contenido, sino en todo caso por el momento. Pero la hizo aparentemente con razonable educación. El ministro contestó, pero entonces un señor que por lo visto es jefe de prensa del ministro amenazó al periodista con impedirle en lo sucesivo la entrada al ministerio.

Un detallito: un periodista poniendo en apuros a un ministro (cosa que este ni siquiera ha llegado a hacer) con una pregunta razonable (no hablo de conspiranoias ni de memeces) es una buena noticia. Es para lo que están. Es el trabajo del periodista. Es más; si se salta las normas de las ruedas de prensa (de modo que no perjudique a terceros, claro) casi me alegraré, porque estoy harto de esas declaraciones en las que los periodistas hacen sólo de taquígrafos, sin preguntas, y deberían empezar a dar puñetazos en la mesa. ¿No hay preguntas? Pues no hay nadie en la sala. ¿Hay preguntas? Pues las hacemos nosotros.

Segundo detallito: esta reacción del jefe de prensa se emitió por la televisión pública. Sí, señores. En esa que hay quien dice que está al servicio del PSOE. El suceso no beneficia precisamente al jefe de prensa, ni a Corbacho, ni al Gobierno. Pero se emitió. Claro que el periodista era precisamente de TVE, y TVE es absolutamente corporativista consigo misma (y los telediarios no son más que tristes espacios de autopromoción). Pero si está al servicio de sí misma, no está tan al servicio del PSOE; que es de lo que se trata.

Bueno, me parece que este jefe de presa, prepotente, chulo y amenazante, debería dimitir, pese a todas las defensas que de él pueda hacer Corbacho. Ese trato con la prensa no es aceptable. Decirle al periodista “manolo, no jodas, que no es momento de entrevistas” me serviría. El “me he quedado con tu cara”, no.

Así que la polémica que ha surgido me parece sana en una democracia. Un pequeño destello de alivio entre tanta postración periodística.

Manel Fran, dimite o pide disculpas. O las dos cosas.

¿Disculpas de Aguirre? Y… ¿de qué se ríen?

29 29UTC julio 29UTC 2009

Tengo para mí, no sé si equivocadamente, que Esperanza Aguirre es una de las personas más falsas, traicioneras y faltas de escrúpulos que conozco. Pero siguiendo mis propias normas, si hace algo bien, hay que reconocérselo.

Un día llamó al Presidente del Gobierno “sindicalista retrógrado piquetero“. Me es difícil contener la náusea ante el ejercicio evidente de desfachatez que se ve en ese vídeo, que no voy a molestarme en diseccionar porque no merece la pena. Con todo, está muy lejos de ser lo peor que he visto, oído o leído decir a Aguirre. “Sindicalista” no es un insulto (o no siempre), “retrógrado” es un calificativo opinable (por más que sea hilarante que esa palabra la use Aguirre), y lo de “piquetero” es síntoma de normalidad (al fin y al cabo, mucha gente cree que el PSOE es un partido de izquierdas, y algunos hasta lo consideran “anticlerical” y otras fantasías).

Sin embargo, al día siguiente parece que pidió disculpas por esas tres palabras (por el resto no). ¿Debemos otorgarle a Aguirre un punto por esas disculpas?

Pues después de pensarlo, diría que no, lo siento. Hasta ahora he visto las disculpas que he anotado en este blog, y esta no la he visto. Ha llegado un eco de una llamada telefónica, que “fuentes de la Moncloa” confirman, pero eso es algo bastante privado. Yo ya sé que en privado toda esta gente se trata con normalidad, y que la mayoría de sus insultos son puras mentiras que ni ellos se creen. Lo que se necesita es que para las disculpas apliquen el mismo teatro que para los insultos.

Y no he conseguido ver en ningún sitio a Aguirre disculpándose, mientras que los insultos sí he podido verlos con facilidad. Así que no cuenta.

Respecto a las náuseas, hace tiempo, en una memorable intervención el 15 de diciembre de 2004, esa mujer doblemente defenestrada que es Pilar Manjón puso los puntos sobre las íes a unos diputados que, durante una comisión relacionada con el 11-M, se habían descojonado de risa (se les olvidó que había público viendo su pantomima). Salvando las distancias, me he acordado al ver la reunión de la CEOE.

Un representante va a una mesa de negociación, que se supone vital para el futuro del país y para resolver la crisis. Un representante además de un colectivo al que pertenecen muchos de los principales responsables de esa crisis, y también -reconozcámoslo- muchos de los afectados. Este tipo plantea exigencias absolutamente inaceptables y que atentan contra la dignidad de los trabajadores, a costa de los cuales, no lo olvidemos, todo empresario obtiene sus ganancias. Y entonces la negociación se termina. Sin acuerdo. Es decir, que teóricamente eso es un fracaso, y un problema terrible para el futuro de muchas familias.

¿Cuál es la actitud de los que enviaron a ese negociador que volvió con la negociación rota? ¿Cara de circunstancias? ¿Preocupación? ¿Búsqueda de otras opciones? No; la actitud es esta. Aplaudir como si hubiera cortado dos orejas en una corrida. Y entonces el tipo se envalentona. Sabe que el gobierno elegido por los españoles, o los sindicatos que defienden los derechos laborales de la inmensa mayoría, no importan frente a quienes tienen la sartén por el mango. Así que da la receta: negociar “sin líneas rojas”. O sea, que no hay nada sagrado y haréis lo que me salga a mí del escroto, y si se me pone entre huevo y huevo desmantelar la Seguridad Social, firmáis, que eso es negociar. Lo de borrar las líneas rojas no se refiere, claro, a que discutamos sobre nacionalizar beneficios, por ejemplo. Ahí no hay una línea, hay una alambrada de espino.

Por otra parte, se supone que los empresarios las están pasando canutas, que no hay dinero, no hay negocio, no hay créditos, nadie los ayuda, están sufriendo y se están destruyendo empresas, se están viniendo abajo proyectos, es una tragedia, son los primeros afectados por la crisis, son los primeros que necesitan desesperadamente soluciones, y están dispuestos a arrimar el hombro, los pobres, sólo para sobrevivir y sólo para mantener los puestos de trabajo y no echar a nadie a la calle. ¿No era así lo que nos habían contado? Entonces…

¿Qué cojones es lo que aplauden? ¿Qué celebran? ¿Por qué están contentos? ¿Por qué hacen como si este tipo lo hubiera hecho bien rompiendo las negociaciones?

¿De qué se ríen? O mejor dicho, ¿de quién?

OO

28 28UTC julio 28UTC 2009

No va de orientación a objetos, no. Va de letras repetidas.

El tipo ese que algunos tienen como guapo pero que en mi pueblo todo el mundo habría calificado como sietemesín, aparte de ser un actor más bien pobre NO se llama “juanín el profundo”, es decir, “yoni dip”, como dicen mucho en la tele (y cada vez que lo dicen es como si me arrancaran un pelo de la nariz). El muchacho se llama Johnny Depp. Depp. Depp. Fíjate bien. DEPP. CON UNA SOLA E. O sea, “yoni dep”.

Cuando a uno lo acosan en el trabajo, eso que toda la vida se ha llamado hacerte la vida imposible, no lo mueven ni lo conmueven. No es “muvin”. Vamos, que no se escribe “moobing”. Se escribe “mobbing”. Con una sola O y dos B. El puto verbo no es “moob”, es “mob”. Se dice “mobin”. Mobbing, hombre, mobbing.

La marca de ropa deportiva no acaba como “libro”. No es Reebook. Es Reebok. No se lee “ribuc”, se lee “riboc”. Recuerda: nada de libros. Y nada de imaginación; lee lo que pone. Carajo.

Podría seguir, pero ya sé que no iba a servir de nada. Cooooooño, ya.

Cómo facer panorámiques / cómo hacer panorámicas (II). Visita virtual.

27 27UTC julio 27UTC 2009

Anterior

[Este artículo describe cómo poner una foto panorámica de 360º en Internet para hacer “visitas virtuales” interactivas, todo ello con software gratuito y una cámara normal y corriente. Si algún lector no entiende el asturiano y quiere que lo traduzca, puede decirlo en los comentarios y lo haré gustosamente.

Actualización (20-01-2010): Me han pedido en los comentarios que traduzca este, y así lo he hecho: ya está disponible en castellano.]

Voi retomar el tema de les visites virtuales. Cuantayá que escribí cómo se podíen facer semeyes panorámiques ensin una cámara afayaíza, y agora voy cuntar cómo pue ponese na rede una visita virtual en 360º.

Pa esto convién emplegar un trípode, porque les semeyes tienen que tar, na midida de lo posible, bien feches. Plantes el trípode nel centru la sala o paisaxe, y pones la cámara bien horizontal (el mi trípode ye baratucu, pero tien un nivel de burbuxa pa ello). Entós entames a sacar semeyes pa una panorámica como diximos nel otru artículu, pero teniendo en cuenta dos coses: una, que pa xirar la cámara aprovechamos el trípode, calteniendo la horizontal perfecha. Dos, que vamos facer semeyes hasta que deamos la vuelta entera, faciendo una cabera semeya que ye cásique igual que la primera. Depende de la cámara y de milenta coses y como nun entiendo muncho nun sé dar regles, pero por exemplu y pa facese una idega, yo con una Lumix pémeque facía del ordre de 20 semeyes pa dar la vuelta entera.

Con eso tenemos un “cinturón” horizontal de tol paisaxe. Curiáu si tamos nuna habitación y hai cristales o espeyos, porque vamos salir nosotros na semeya; nesi casu, hai que usar el temporizador de la cámara, y dempués de da-y al botón escondese o separtase pa nun salir reflexáu.

Fecho esto, podemos sacar tamién un poco p’arriba o p’abaxo de la horizontal, si queremos. Yo apunto la cámara un pocoñín p’abaxo, de manera que, como siempre, del ordre del 40% de la parte d’arriba de la semeya seya repetía cola parte d’abaxo de les de enantes. Y otra vegada lo mesmo: una vuelta entera faciendo semeyes. Y tamién apuntando otru pocoñín p’arriba. Yo facíalo asina; el centro, abaxo y arriba.

Una vez tienes toles semeyes, que nel mi casu yeren del ordre de 60, métes-yles al programa que les amesta, nel mi casu el ICE (ver artículu anterior), y él va facete una semeya como esta, por exemplu. Esto ye del salón de mi casa; ehí se ve que na semeya ta “to’l salón” metíu nun planu:

Esa semeya pue reducise de tamañu, o lo que ún quiera. Pero agora namás falta metela nuna páxina web, de manera que se puea rabilar col ratón.

Nesti casu vamos emplegar una teunoloxía que se llama “applet”. Ye un programa que pué executase dientro una páxina (nun rectángulu de la mesma, como si fora una semeya pero viva); cuandu la abres nel navegaor, esti carga el programa, y execútalu. El programa ye sensible al ratón y les tecles, así que el usuariu pue rabilar nesa “semeya”. Y el applet que vamos usar llámase PTViewer. Garres el ficheru .zip, descomprímeslu, y garres el ptviewer.jar y póneslu al lláu de la páxina web onde quies poner la visita, onde te pete. Vamos suponer que la to páxina ta nel directoriu “/paxines” y que el .jar lu pones nel directoriu “/paxines/visor”, por exemplu.

Entós, nel código fonte de la páxina pones dalgo asina:

<applet archive=”visor/ptviewer.jar” code=”ptviewer” width=”400″ height=”300″>
<param name=”file” value=”ElMiSalon.jpg”>
<param name=”quality” value=”3″>
<param name=”auto” value=”0.2″>
<param name=”bgcolor” value=”ebebeb”>
El mi salón
</applet>

Ehí se ve que lo que se fai ye cargar el “ptviewer.jar” y pasá-y dellos parámetros. Dalgunos van na mesma etiqueta “applet”, y otros van aparte en etiquetes “param”. El “width” y el “height” tan en pixels, y son el anchu y altu del rectángulu onde queremos que se vea el salón. El otru parámetru importante ye “file”, que ye la semeya que montamos y punxe más arriba.

Con eso (y si la páxina la ves con un navegaor más o menos modernu) ya se ve una semeya del salón, que da vueltes solu. Si se quier, se pue pinchar na semeya y arrastrar, colo que dexa de dar vueltes y muéveslu tú pa onde quieras (pa los lláos y p’arriba y p’abaxo). Tamién pues movete p’arriba y p’abaxo, hasta onde te dexe (según les semeyes que ficieras). Y si das “+” avéreste, y con “-” vas más lloñe.

Poniendo coses nos parámetros puen facese más virgueríes, como poner hotspots nes semeyes (o sea, desplicaciones de dalgún puntu de la foto) o enllazar una semeya a otra páxina, colo que pues facer una visita virtual entera (enganchando, por exemplu, la puerta del salón a la habitación de al lláu). Si busques PTViewer, hai milenta exemplos.

Otru conciertu

22 22UTC julio 22UTC 2009

El sábadu que vien, 25 de xunetu, a les ocho, nel centru social de Lamuño (Cuideiru), gran conciertu de Macetero Jazz. Va haber improvisación, aparte de porque pretendemos que seya de jazz, porque esti añu nun pudimos ensayar malapenes. Pero como somos unos inconscientes, tamos tranquilos. A ver qué pasa.

Tol mundu va ser bienveníu.

El átomo, la muerte y Rita Barberá

21 21UTC julio 21UTC 2009

Hace un par de días terminé “Antes de Hiroshima”, de Diana Preston. Y es un gran libro. Trata de lo que llevó a la bomba atómica, desde Marie Curie (e incluso antes).

Es un libro basado en la realidad, no una patraña, y sin embargo resulta mucho más apasionante que la mayoría de las noveluchas que se escriben hoy en día. Buena parte del libro cuenta la historia de todos aquellos físicos que a principios del siglo XX fueron desentrañando el misterio de la materia. Curie, Joliot, Roëntgen, Chadwick, Thompson, Rutherford, Bohr, Heisenberg, Schrödinger, Einstein, Fermi… Casi nada. Cómo fueron averiguando todos esos detalles que hoy sabe cualquier niño de primaria (es un suponer) pero que entonces hubo que desarrollar con enorme esfuerzo e incluso riesgo físico.

Luego llegan las guerras mundiales, y lo cambian todo. Especialmente la segunda. Así que también hay una gran historia bélica, y se sabe cómo los científicos afrontaron aquello, y cómo se involucraron. No tenía ni idea, por ejemplo, de que el mismo Werner Heisenberg dirigía el programa nuclear alemán. Todo desemboca en lo que ya conocemos: el bombardeo en el que los militares usaron su nuevo juguete. Un libro apasionante, y muy, muy instructivo. Ningún guionista de reality tiene talento suficiente para hacer palidecer la realidad pura y dura.

A continuación, en sólo un par de días leí “El caso Leganés”, escrito por el mismo doctor Montes. Y ha sido bastante duro. Ha sido duro leer tanto sobre la muerte (no me imagino cómo será uno de esos trabajos de médico de urgencias). Pero más aún ver cómo la mentira, la envidia, una burda patraña que es evidentemente falsa, fácilmente refutable… pueden mezclarse con la bajeza política para destruir un hospital y las vidas de médicos honrados. Con la inestimable colaboración de la iglesia católica. Que hoy me he enterado con estupor de que también es dueña de una caja de ahorros.

Y al igual que hace días me sorprendía viendo a Esperanza Aguirre gastar (sin pretenderlo, supongo) una broma macabra al personal de Severo Ochoa al hablar de la presunción de inocencia y del asesinato de viejecitas en el mismo vídeo, hoy me sorprendo viendo que también Rita Barberá tiene clarísimo lo de la presunción de inocencia y la carga de la prueba (respecto a sí misma, claro; para los demás rigen otras normas).

http://video.publico.es/videos/v/43635/0/small

Yo estoy estupefacto intentando aclararme con el ejemplo del PP. Pero no lo consigo. Yo no tengo conciencia de haber cometido ningún delito, pero aun así, si me imputaran algo estaría, con perdón, acojonado. Sin embargo, estos dicen que se alegran, que lo celebran, sólo les falta tirar fuegos artificiales. Hay que dimitir por cenar, o por cazar cometiendo irregularidades administrativas, o por mil cosas más, pero si estás imputado de un delito, no tienes que dimitir, sino ser felicitado.

Respecto a Camps, al principio no había recibido ningún regalo de la trama corrupta. Pero luego ya la cosa es que el regalo lo hubo pero no tiene importancia. Y ahora la que pontificaba sobre las anchoas ya le ve las orejas al lobo.

En fin, lo dicho. Yo sólo quiero saber cómo tengo que juzgar a la gente, pero querría juzgar a todos por igual. Sé que eso de la equidad es incompatible con algunos planteamientos políticos.

El erru de Rayán

20 20UTC julio 20UTC 2009

Ye imposible tar llibres del erru humanu. Pero hai coses que abúltame que puén evitase. Y digo yo, ensin saber ná del tema.

Polo visto nun hospital puén metete gomes pal estómadu y otres pa la vena.

Y si el gavitu d’una ye cuadrau y el de la otra redondu, o sea, si nun hai forma humana de faceles casar, ¿nun taríamos seguros de que polo menos esi erru nun se cometía enxamás?

¿Nun se-y ocurrió a naide?

¿Hay dalgún enfermeru na sala?

Tocando voy…

16 16UTC julio 16UTC 2009

Hoy jueves: jam session de alumnos en Maluka (c/Capua, Gijón), 23:00
Mañana viernes: concierto de alumnos en casa de cultura de Lugones, 20:00, y jam session en el Swing, 24:00
Quien quiera oírme hacer ruido, que vaya.

Barcelona (3)

10 10UTC julio 10UTC 2009

Too bien. Ayeri, cena de gala, tremenda, con vistes al puertu y muncha comida y mui buena… Y pa volver… Taxista que mos entruga si sabemos por qué cais hai que dir pal hotel. Desplícamos que ye el so primer día de trabayu. Ye paquistaní, y lleva tres años en Barcelona (fala español perfechamente), y tenía coche y conducía, pero claro, namás pa dir al trabayu. Asina que agora nun sabe perénde anda.

Tien GPS, pero anque-y doi milenta referencies (estaciones de metru, cais, direiciones) de ónde quiero dir, nel GPS nun atopa ná.

Asina que ehí me ves a mí, col mi GPS, diciéndo-y yo perénde tien que dir. Vaya rodeu que me dio… Al final díxe-y que me quitara dalgo de la carrera, claro.

Güey termina la cosa. Espero dormir en mio casa. El añu que vien ye’n Vigo. Veremos…

Barcelona (2)

9 09UTC julio 09UTC 2009

Ayer, conferencia de Mateo Valero. Una persona extremadamente interesante, que dice montones de cosas muy interesantes. Eso sí, su conferencia fue un tanto caótica. Ah, y es un pelín culé, pero en ello no le falta razón.
Vi a Redondo y a de la Cal. Los dos muy bien, cómo no.
De tarde, antes de cenar con el CP, fuimos a ver el supercomputador Mare Nostrum. ¡Mooooola! También nos pusieron un vídeo explicativo, en inglés, y la gente que lo lleva está claro que son unos cracks, pero tengo que admitir que me sorprendió su inglés (muuuuy macarrónico… Lo siento).
Dentro de una hora es mi sesión. A ver si sale medio bien…