La escala pentatónica, por Bobby McFerrin

En Academia de Chimpancés he visto una referencia a este vídeo. En un festival científico, Bobby McFerrin demuestra el poder de la escala pentatónica.

Mira este vídeo, y obedece al maestro. Canta como el resto de la gente que está allí.

Que sí, coño, que hagas la prueba.

http://vimeo.com/moogaloop.swf?clip_id=5732745&server=vimeo.com&show_title=1&show_byline=1&show_portrait=1&color=&fullscreen=1

World Science Festival 2009: Bobby McFerrin Demonstrates the Power of the Pentatonic Scale from World Science Festival on Vimeo.

[Si no se ve, pulsa aquí].

Claro que ayuda y da alguna indicación sobre algunas de las notas, pero sobre otras no dice absolutamente nada. Y todo el mundo las canta a la vez como si hubieran ensayado.

Y al final el tío dice:

What’s interesting to me about that is: regardless of where I am, anywhere, every audience gets that. It doesn’t matter, you know, the pentatonic scale, for some reason…

Lo que me resulta interesante de esto es: da igual dónde esté, sea donde sea, todos los públicos pillan esto. Da igual, ¿sabes?, la escala pentatónica, por alguna razón…

Para quien lea esto y no sea guitarrista, puedo asegurar y aseguro que hay miles de músicos de rock, ganándose la vida con la guitarra y haciendo solos larguísimos, que sólo usan la escala pentatónica, una escala pentatónica (normalmente, menor), durante toda la canción (o durante todas las canciones de su carrera). Cinco miserables notas. Algunos avanzados usan dos, una menor y otra mayor, porque en la guitarra, cuando sabes tocar la pentatónica menor, si haces lo mismo tres trastes más arriba en el mástil estás tocando la pentatónica mayor. Todo lo que toca en este largo tema de más de nueve minutos mi admiradísimo Stevie Ray Vaughan es prácticamente pentatónico. En algunos momentos parece que da mil notas por segundo, pero gravita alrededor de cinco (con algunas intermedias para aproximarse y adornar y eso). Tocar como Stevie no es cosa fácil en una vida ni en dos, pero sí es cierto que muchos, muchos guitarristas aficionados quinceañeros podrían hacer en este tema un dúo con él y salir del atolladero de manera más o menos digna. Porque lo que saben tocar (bueno, aunque sea mal) es eso. Puedes hacer carrera en el rock sin aprender más.

No es del todo extraño que lo pillen en todas partes, porque la escala pentatónica es (al parecer) la base de mucha de la música oriental (si se toca la escala sin más suena a cosa “china-o-japonesa”, y en la música que ponen en los restaurantes chinos las canciones suelen ser prácticamente pentatónicas) y luego se utilizó mucho en el blues, con lo que la música moderna occidental también tiene mucho de pentatónico. Pero sí que es sorprendente que la gente la pille con tanta facilidad; oímos mucho otras escalas, y pocos públicos podrían cantarlas a la primera.

Pero la de McFerrin sí que es una explicación, y no mis rollos. Un ejemplo de libro de aprendizaje activo. A continuación podría agarrar la pizarra y enseñar a la gente la teoría que hay detrás de eso.

Anuncios

5 comentarios to “La escala pentatónica, por Bobby McFerrin”

  1. Rumbonín Says:

    Buenísimo Guti. Yo, por supuesto tambien lo pillé a la primera;-)Y.. Que guapa ye la pentatonica ¿eh?Un abrazo

  2. Guti Says:

    Y tan guapa. Y además, ojo, que da mucho más juego del que parece. En un seminario, Israel Sandoval se nos pasó dos días hablando del uso de las escalas pentatónicas (para tocar sobre Fa, no necesariamente tienes que tocar la pentatónica de Fa… te puedes imaginar el resto). Yo todavía no puedo decir nada, porque… "no llegué" a eso aún. Este año igual vemos algo. Es un mundo.

  3. loki Says:

    ¡Qué grande!Me imagino que tratan de explicar el "fenómeno" en el resto de la charla. ¿Llegan a la misma conclusión que tu? ¿Se trata íntegramente de un factor cultural?

  4. Guti Says:

    Tristemente, no se meten a fondo en el asunto. La charla es muy interesante, porque mencionan un montón de cosas, pero cada una de ellas daría para horas, así que no profundizan en nada. Respecto a lo de McFerrin, simplemente el presentador dice "Larry, what the hell just happened here?" 🙂 y entonces lo analizan un poco, pero sobre todo aluden a la metáfora espacial de los saltitos, que a mi modo de ver es un error.El presentador le pregunta al de origen indio que si Bobby hiciera eso en Bangalore la gente cantaría lo mismo, y él dice que si saltara igual, sí. Y yo creo que sus saltos son orientativos, pero no tan precisos. A mí me parece que la posición en la que salta explica la dirección de la melodía, pero no que la gente coincida tan perfectamente en la afinación; la gente sabe qué nota tiene que dar. McFerrin no hace ni un solo salto, ni uno, que vaya más lejos de una nota arriba o abajo. Así que yo creo que dejan el tema un poco a medias.El indio este habla antes de un experimento en el que piden a una cantante que complete un fragmento cantado de música india, y la cantante occidental no usa la escala india, sino la mayor. Pero yo creo que es porque esa cantante ha oído poca música o algo así, porque conozco muchos músicos que sin duda continuarían la melodía con la escala india (o algo lo bastante parecido).Si todo esto es cultural o no, es un tema apasionante… Parece que las notas que nosotros usamos tienen un fundamento físico. No al 100% (no es que sean "los múltiplos de la frecuencia nosequé" sin más), pero sí que hay algo de eso, unas normas físicas que marcan lo básico.

  5. boronat Says:

    pa otra pon un "Not suitable for work" si nos quieres hacer cantar 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: