El hombre que cambió su casa por un tulipán

Si quies entender la crisis esta, pues facer delles coses.

Por exemplu, pues lleer el llibru d’Aznar, “España puede salir de la crisis”. Reconozo que yo nun lu lleí, pero lleí otru d’él, “Ocho años de gobierno”, y además ya conozo la profundidá del pensamientu políticu del gran líder d’Occidente.

Tienes suerte; pues facer otra cosa que facé-y un donativu a Famaztella. Pues lleer “El hombre que cambió su casa por un tulipán”, de Fernando Trías de Bes.

Con eso nun vas entender sólo esta crisis; vas entender un montón de coses d’economía. Simples, de xacíu común. Y vas entender que de la crisis vamos salir en cuatro o cinco años. Ye igual quien gobierne.

Ente otres coses perinteresantes, Trías de Bes divide les burbuxes en cinco graos:

Grau 0. Nun ye una burbuxa, ye una crisis de confianza; la xente cree que nun hai perres y entós nun gasta. Arréglase inyeutando perres, porque al ver les perres correr, la xente vuelve a consumir.

Grau 1. Ye una burbuxa (una espiral na que tol mundu se vuelve locu por comprar un bien, dispárase el preciu, y hai muncha xente especulando con ello), pero finánciase colos aforros de la xente. Habrá quien lo gaste too, y se arruine, pero nun ye tan grave. Nun hai un empufamientu xeneral. Inyeutar dineru axuda, porque los que quedaron casi ensin náa puen volver a consumir, y la rueda echa a andar otra vez.

Grau 2. La burbuxa, amás de con aforros, finánciase con créditu: la xente pide prestáo pa comprar. Esto ye peor. Inyeutar dineru nun axuda, porque si-yos das perres, gastaránles en pagar lo que deben, y non en consumir. Los bancos son acreedores de muncha xente, pero nun tienen más perres que prestar; estrangúlase el créditu.

Grau 3. El empufamientu nun ye sólo con perres del interior del país, con préstamos del Bancu España; hai préstamos a bancos de fuera. Lo de dentro tovía se pue solucionar o dar prórrogues, pero los de fuera nun funcionan asina. Poro, dalgún bancu (o munchos) pue acabar quebrando, y si los bancos son morosos unos con otros, el mercau interbancariu resiéntese.

Grau 4. Refinánciase la deuda. Los bancos, envede decir que tienen un morosu, quítente el préstamu que debíes, y fáente otru más grande. Los resultaos aparentemente nun sufren; tú, como deudor, yes un activu, y como morosu non. Pero si yes ca vez más deudor… cuando llega el momentu de nun poder escondelo más, el desastre ye morrocotudu.

Grau 5. El bien sobre el que se montó la burbuxa nun ye dalgo ficticio, como acciones de Terra; ye un bien perimportante na economía real, dalgo de primera necesidá o que tira de munchos otros sectores; poro, dalgo que xenera emplegu. Si se vien abaxo el tingláu, el paru sube como un rayu. Nun se arruinen namás los participantes, la cosa nun queda en que se estrangula el créditu; va más allá.

Dexamos al llector el exerciciu de ver de qué gráu foi la burbuxa inmobiliaria española.

Anuncios

4 comentarios to “El hombre que cambió su casa por un tulipán”

  1. Sergio Says:

    Yo acabo de leerlo, verdaderamente excepcional, como todo lo que he leído de este autor. Gracias por la recensión , Guti.( moraleja que conviene saber: si llegues afamiau de un largo trayecto en barco, antes de comerte la primera (presunta) cebolla que encuentres encima de la mesa de tu armador, confirma que es una cebolla; es un guiño para meteros ganas de leer el libro, je, je ).

  2. Guti Says:

    No me acordaba de eso, pero lo de la cebolla no fue mala enseñanza, tampoco 😉

  3. loki Says:

    Yo no he leído el libro, así que me lo apunto.Una vez dicho eso, lo siento, pero no me convence lo que "vamos a salir de la crisis en X años gobierne quien gobierne". Yo creo que las cosas dependen muchísimo, no ya de quien gobierne, si no de cómo se gobierne.La verdad es que mis conocimientos de economía van parejos con los que tengo de mecánica cuántica, pero algo me dice que las subidas del IVA o los recortes en investigación y desarrollo no son forma de mejorar el panorama.

  4. Guti Says:

    Sí, estoy de acuerdo (y la subida del IVA me pone enfermo). A lo que me refiero es al "relanzamiento" de la economía, a que se solucione el problema de liquidez de los bancos, a que desaparezca el endeudamiento resultante de la burbuja, etcétera. Bueno, creo que hay un margen de actuación para hacerlo bien o mal, y que saldremos siendo el mismo país cutre o uno nuevo con bases más sólidas, eso sí; lo que no creo es que se pueda cambiar de X años (no se cuántos) a dos meses, por así decir, el período en el que los indicadores vuelvan a la normalidad. A eso me refería.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: