Archive for 30 junio 2010

Burka (II)

30 30UTC junio 30UTC 2010

El otro día escribí sobre algunas contradicciones del Partido Popular en relación con el uso del burka en espacios públicos. En la discusión subsiguiente, un anónimo se empeñó en atribuirme una defensa del burka que no hice.

Creo que quien esté meditando sobre esta cuestión puede encontrar interesante El burka y los moratones (me parece interesante, lo cual no implica que yo esté de acuerdo al 100% con lo que dice, y menos con el nombre que le ha puesto su autora al blog).

También es interesante (separando la paja del grano, claro) la discusión posterior al mismo, y en especial me permito rescatar un comentario concreto. No es más que un caso particular; no creo que represente un argumento definitivo sobre nada. Pero aporta algo de luz sobre uno (UNO) de los muchos aspectos que hay que poner en la balanza. A mí también me repugna un tanto la idea de decirle a una mujer, por la fuerza, qué debe hacer “por su propio bien”. Lo escribió, supuestamente, una tal carolinapm:

Me casé con un musulman muy religioso hace 8 años. Yo no uso ni burka ni nikab ni hijab pero mis seis cuñadas se tapan con abayas, hijab y nikab. Lo hacen porque quieren. Sus maridos no las obligan. Uno de los maridos le sugirio a su mujer que no usase nikab pero ella le dijo que era su decisión no la de él. Son chicas inteligentes y preparadas que han tomado la decisión de seguir su religión hasta ese punto y, después de convivir con ellas durante todos estos años puedo decir que me horroriza la idea que se está extendiendo por España de que “salvamos” a estas chicas prohibiéndolas vestirse como quieren. No veo la diferencia entre Arabia Saudí, donde se impone una forma de vestir y España que quiere imponer otra. La ignorancia es la madre de esta ola de prohibición del burka o el nikab y espero que, de alguna forma, los españoles cultiven sus conocimientos sobre otras religiones y otras formas de vida para no cometer este tipo de errores garrafales. No se debe imponer una forma de vestir a nadie. Ni tapar a las mujeres ni destaparlas a la fuerza las ayuda.

Si mis cuñadas quieren taparse yo las respeto y se lo facilito. Si mis cuñadas decidiesen que quieren ir en minifalda, yo también las respetaría y se lo facilitaría.

Persigamos a los machistas opresores de mujeres, que hay muchos, entre musulmanes y entre no musulmanes, pero no confundamos cultura con religión. No hay imposición en Islam, las decisiones son personales. Dejemos a las mujeres que vivan su vida como quieran vivirla en vez de imponerles nuestra forma de pensar y lo que nosotros consideramos “normal”.

Mis cuñados cocinan, lavan la ropa, limpian sus casas, cuidan a sus hijos, les llevan al cole, al médico, al parque. Ya me gustaría a mi ver el nivel de implicación que ellos tienen en las tareas del hogar y de la familia en el españolito medio. Me niego a dejar que les llamen machistas y opresores porque sus mujeres se cubren con abayas y nikab y me niego a dejar que a ellas las llamen estúpidas y oprimidas por como se vistan.

Eso es todo, gracias por considerar este otro punto de vista.

Anuncios

Calumnias

28 28UTC junio 28UTC 2010

Dolores de Cospedal:

[Mi marido] Está fuera de la política, y no tiene por qué soportar calumnias.

Se me ocurren dos cosas. Una, que el resto es un corolario: si estás en política sí se te puede calumniar. Dos, que yo supe de los negocios de la mujer y la hija de Bono por boca de Cospedal, curiosamente.

Burka

25 25UTC junio 25UTC 2010

Veo, con sorpresa, que el PP ha apoyado pedir al Gobierno que se prohiba el uso del burka en espacios públicos. Y cuando dicen “espacios públicos”, al parecer está incluida la calle. Es verdad, lo pone aquí claramente.

Resulta que:

SE INSTA AL GOBIERNO A REALIZAR LAS REFORMAS LEGALES Y REGLAMENTARIAS NECESARIAS PARA PROHIBIR EL USO EN ESPACIOS O ACONTECIMIENTOS PÚBLICOS QUE NO TENGAN UNA FINALIDAD ESTRICTAMENTE RELIGIOSA, DE VESTIMENTAS O ACCESORIOS EN EL ATUENDO QUE CUBRAN COMPLETAMENTE EL ROSTRO (Número de expediente 662/000121).

En su sentida defensa de la iniciativa, la senadora Sánchez-Camacho alude a aquellos tiempos en los que una mujer tenía que pedir permiso para todo. Lo que no dice es que bajo criterios estrictamente religiosos aquella situación era de lo más natural, “de extraordinaria placidez”. Su indignación es curiosamente selectiva y olvidadiza. Al final resulta que es su corriente ideológica la que presionó para que se legalizase el divorcio, o se avanzase en la igualdad de la mujer. Pero qué progres, cómo se atreven.

Su idea de la libertad y de los derechos humanos pasa por dos ideas básicas: el concepto de “occidental”, que es el que lo justifica todo y establece una clara diferencia (nosotros somos occidentales, los demás no), y el concepto de “religión”, que justifica, claro está, llenar las leyes de excepciones. Con esos dos núcleos de… ejem… razonamiento, ya se puede legislar sobre una cuestión de libertad individual, sin más reflexión (que la reflexión no hace falta; si no, ¿para qué tenemos los dogmas?).

Los mismos que ven con buenos ojos la imposición de la presencia de un crucifijo en una institución de enseñanza o una jura de cargos (lugares públicos donde los haya) prohiben una presunta práctica religiosa individual en todo espacio público, calle incluida. Salvo que tenga, claro, el salvoconducto de la religión, que permite a uno hacer cualquier tontería y exigir respeto y admiración por ello.

Y bajo esa lógica tan rara (porque la lógica contradictoria es rara), si una mujer con burka dice que está realizando una manifestación religiosa, ¿entonces los guardias se dan media vuelta, y se puede saltar la prohibición?

Supongo que no, así que… ¿qué vamos a hacer con los nazarenos, cuando deambulan por fuera de las iglesias si el tiempo lo permite?

¿Qué vamos a hacer con las monjas?

¿Qué vamos a hacer con los carnavales?

¿Qué vamos a hacer con Victoria Beckham y sus gafas de astronauta?

Bueno, creo que lo más lógico sería una fusión, o más bien una absorción. Las monjas, los nazarenos y Victoria Beckam absorbidos por el carnaval.

Y la senadora Sánchez-Camacho podría ser más clara y concisa: “La única religión verdadera es el cristianismo, y los moros nos ofenden y molestan y no encajan aquí”. Ese es un argumento digno de lástima intelectual, pero me parece el único coherente con sus actos. Los tirabuzones que intentan son, simplemente, inverosímiles.

Chile y Honduras, la esperanza

18 18UTC junio 18UTC 2010

Grandes alegrías deportivas me estoy llevando. San Emeterio metió un tiro libre que dio la liga ACB al Vitoria y la selección española de fútbol perdió contra la suiza.

Espero que Honduras y Chile no me fallen y manden a la selección a casita.

Porque soy un patriota y quiero a mi país.

Por una parte, me gustaría que España ganara el mundial. ¿Motivos? Vicente del Bosque, por ejemplo. Es una persona decente. Si un tipo como Aragonés merece ganar la Eurocopa, Del Bosque merecería ganar el mundial con media docena de equipos distintos.

O algunos jugadores, o quizá todos. Sé que para ellos es importante, y me alegraría de que les pasaran cosas buenas. Pero… también hay motivos en contra.

¿Quiero que paguemos a los jugadores una prima absolutamente inmoral? No.

¿Quiero que Telecinco rentabilice sus inversiones, que obtenga premio una cadena como esa por un trabajo como el que hace aprovechándose de NUESTRO espacio radioeléctrico? No.

¿Quiero que tengan aún más bombo y platillo un hatajo de comentaristas deportivos, presuntos periodistas, que no son más que hooligans partidistas, chulos y maleducados de la peor especie? No.

¿Quiero dar vuelos a una presunta periodista que sabe que se le hace caso por su cara (presuntamente) bonita y, sobre todo, por ser la novia del portero, y sin embargo no ha visto ningún conflicto de intereses ni ha tenido empacho en ir allí a hacer de florero y a convertirse en parte de la noticia, a generar la noticia? No.

¿Quiero premiar a toda la gente absurda que anda, antes de que el equipo vaya allí siquiera, con la prepotencia ridícula y patética de que este equipo es el mejor del mundo sin ninguna duda y todas esas monsergas? No.

¿Quiero que los descerebrados de siempre se sientan con derecho a estropear todo, hacer ruido, emborracharse y tomar la calle porque su equipo ha ganado un partido? No.

¿Quiero soportar durante meses y meses el trompeteo, la épica estúpida, la glorificación de algo que no es más que un hecho deportivo fruto del azar? ¿Quiero que estén todo el día, hasta la náusea, hablando de ello en todos los medios de comunicación, y diciendo esa horterada insufrible de la roja, y sacando conclusiones políticas de un maldito juego de pelota y enseñando siluetas de toro? No.

Así que espero que la selección española vuelva pronto a casa. Lo siento por del Bosque, lo siento por los jugadores. Por nadie más.

Disculpes d’Enrique Serrano

11 11UTC junio 11UTC 2010

Fai unos días, un tal Enrique Serrano, que yo nun conocía hasta agora, salió nos medios porque, dende un programa d’Intereconomía llamó zorra repugnante, guarra, puerca y otres coses a la Consellera de Sanidá de Cataluña.

Y agora pidió perdón. Tuvo dellos minutos pidiendo perdón.

Nun voi entrar na opinión que me merez Serrano, nin la impresión que me fizo. Tampoco voi xulgar el programa, nin esa cadena, nin al presentaor. Nun voi xulgar les motivaciones que puean tener pa pedir perdón, nin dalguna de les mentiruques que hai nel so discursu.

El casu ye que pidió perdón, que ta bien fecho, que lo fizo ensin buscar echar la culpa a otros nin dar eses vueltes vomitives que dan otros pa pedir perdón ensin pedilo (por exemplu: la patética intervención de Manolo Lama pol episodiu del mendigu, que prefiero nin comentar equí), y dende equí mándo-y el mi aplausu y la mi almiración por facelo. Seyan cuales seyan los motivos, y aparte de la opinión que tenga (que sigo teniendo) d’él. Nes formes del otru día, un 0; pero n’estes formes, un 10.

La llista de xente que tuvo la decencia de pedir perdón queda asina: Zapatero 3, Iñaki Gabilondo 2, Rajoy 1, Ana Mato 1, Fernando Sánchez-Dragó 1, Juande Ramos 1, Juan Fernando López Aguilar 1, Juan José Ibarretxe 1, Ángel Expósito 1, Enrique Serrano 1.

KT Tunstall

10 10UTC junio 10UTC 2010

Vamos dexar un ratu a Israel y a la mecánica cuántica.

¿Qué se pue facer con una guitarra acústica, una pandereta y un pedal grabaora?

Pue facese esto. Esta ye la actuación de KT Tunstall na que debutó en televisión. Yo diría que armando el tacu (véanse les cares de la xente). Black Horse & The Cherry Tree.

Como tolos músicos de cierta popularidá, nun se pue evitar del too un misquitín de comerciu, de negociu pop (véase la portada del Drastic Fantastic), pero tampoco se pué castigar a la xente por tener ésitu. Paezme que los sos discos son más que respetables, nun se dedica a enseñar carnuca con tol descaru (si te fai tilín… tampoco va poner careta), y de toes maneres… nestos vídeos non hai trampa nin cartón. Esta muyer sabe facer música (escríbela y tócala).

Y si te paez que esto ye un fraude, fai dalgo como el Black Horse & The Cherry Tree d’equí enriba.

Piratería (II)

7 07UTC junio 07UTC 2010

Ahora que han pasado unos días… sigo sin poder emitir un juicio concluyente sobre lo que pasó con la “flotilla de la libertad”.

Y eso es casi como emitir un juicio.

Si los muertos de la flotilla hubieran sido un mal inevitable, si esos barcos llevasen armas a Gaza, si los soldados israelíes hubiesen actuado de buena fe en defensa propia ante un ataque de gente belicosa…

¿Seguiríamos, tantos días después, sin conocer realmente cuál es la cifra de muertos, o el relato de los hechos?

¿Negaría Israel, como lo ha hecho, la conveniencia de que se investigasen esos hechos?

¿Habríamos visto a Raphael Schutz mostrar las… terribles armas como en esta imagen (cúters, cuchillos de cocina… vamos, terroristas de toda la vida)?

¿Habríamos visto a Raphael Schutz dar argumentos como estos en una entrevista? ¿Argumenta así alguien que tiene la razón de su lado y la conciencia tranquila?

Nunca hemos dicho que esta flotilla llevara armas para los terroristas de Hamás. […]

Sí, nueve personas han muerto en ese acto. Pero 155 murieron en un ataque terrorista en la India la semana pasada. ¿A quién le importa? ¿Ha oído algo de ello? Veintitrés españoles han muerto en las carreteras en el último fin de semana. […]

Cuando entra un violento en tu casa y te ataca y luego… […] En los atentados de Atocha hubo 192 muertos. […]

Estamos hablando de gente a bordo del barco vinculada a Al Qaeda. […]

Schutz no ha dicho, con lo fácil que habría sido de ser cierto, que el abordaje se realizó en aguas territoriales de Israel, que en la bodega del barco había X toneladas de armas o un cargamento de explosivos del tipo Y, que el barco abrió fuego contra las lanchas del ejército, o que apuntaba un lanzamisiles a Tel Aviv. No lo dice porque no tiene NADA de eso.

Esa entrevista revela, de manera diáfana, una potura muy clara: o estás conmigo, o puedo matarte.

La conclusión que necesariamente se sigue de esta entrevista es que si estás “ideológicamente muy en contra de Israel [sic]”, que si Israel considera que estás vinculado con Al Qaeda (signifique lo que signifique “estar vinculado” según su santo criterio), que si en el pasado hubo un atentado, que si no te limitas a la resistencia pacífica y optas por algo vagamente contestatario… has dado motivos para que te maten. Los muertos le importan un bledo; ellos se lo han buscado.

Sigo sin saber la verdad, y sigo sin confiar en la gente que no conozco (y a los de la “flotilla de la libertad” no los conozco). Pero lo que me ha quedado meridianamente claro es que Israel en este caso no tiene más argumentos que la brutalidad, la fuerza, la impunidad y el escarmiento público. No, no me baso en propaganda de la OLP, ni en informaciones masticadas por terceros; me baso en las puras declaraciones de Schutz. Me ha convencido él, y nadie más. El suyo es el discurso de un matón.

Por cierto, en mi casa hay un montón de “armas” como las de la imagen, y empieza a no caerme bien Israel, así que más me vale no tocar un pelo a estos señores, aunque intenten entrar en mi casa de noche y sin permiso. Porque si me matan, yo me lo habré buscado, y punto.

Rock

7 07UTC junio 07UTC 2010

In Rio, dicen.

Rock.

In Rio.

Una regla de tres de lo más acertado para el concierto de una tipa que finge ser actriz y finge ser cantante. Actriz y cantante. Rock en Río. Eres tan actriz como lo que haces Rock, y tan cantante como Madrid es Río (8.149 km, es lo que hay enmedio).

Bueno, para ser exactos fingía ser una actriz que finge ser una niña que finge ser normal aunque en realidad es cantante sin que nadie lo sepa. Pero ahora ya no; de todo lo anterior se ha quitado lo de niña (que es, ¡vaya mala suerte!, lo único que era verdad).

Con ustedes, la diva de los pederastas sube un peldaño en su carrera. El peldaño es que ahora puede enseñar el culito y las patitas sin que detengan al que organiza, ni al que mira, ni al que paga; culito y patitas, esa es toda la diferencia. En eso consiste madurar como persona y crecer como artista. Recordad la lección, niños, seguid el ejemplo de Hannah, ¡digo!, Miley; sed niños así, y de mayores triunfaréis. “Papá, debo dejar atrás Hannah Montana, es una etapa que ha acabado. Ahora quiero hacerme mayor, quiero que me tomen en serio.” “Bueno, hija, el secreto para hacerte mayor y que te tomen en serio como artista es…” “¿Trabajo duro, papá? ¿Clases de armonía? ¿Leer mucho? ¿Escuchar música étnica como Paul Simon?” “No, Miley, no. El secreto es culito y patitas, así que actúa en bragas. El pechito ya déjalo para cuando tengas los 18 cumplidos, no vayamos a tener un problema”.

Tal como está el patio, puede ser difícil de entender que no hayan procesado a su padre en todos estos años, pero cuando en su día no lo enchironaron por aquel atentado del bailecito vaquero con dos acordes y coleta, supo que era inmune. (Si no conocías a su padre, y no te parece para tanto, es que sólo has escuchado la canción una vez y durante quince segundos; eso es trampa.)

Rock. Ay, madre. Hay que ver en qué se nos ha quedado.

De traducciones y un libro

7 07UTC junio 07UTC 2010

He empezado El gato de Schrödinger en el árbol de Mandelbrot, de Ernst P. Fischer. Pese a que me interesan mucho los temas que trata, he leído cinco páginas, y he abandonado. Los temas prometían, pero un título así era una amenaza, y se ha cumplido. Pero diría que un (mal) traductor siempre puede empeorar un mal trabajo.

No sé si Fischer de verdad escribe tan retorcidamente como parece. Si pretendía entretener al lector en el sentido de divertir, recrear el ánimo de alguien, en mi caso me ha entretenido en el de distraer a alguien impidiéndole hacer algo, o en el de dar largas, con pretextos, al despacho de un negocio. Me da la impresión de que parte de la culpa es de José Luis Arantegui, el traductor.

De creer a Arantegui, Fischer habría utilizado expresiones alemanas equivalentes a:

– “estrelleros” para referirse a los astrónomos (o astrólogos, no lo sé).
– “se resolvió a aceptar” para indicar que aceptó o que decidió aceptar.
– “Todo y con ser bonita e importante, su frase no es del todo exacta”. ¿Era necesario ese todo y con ser?
– “En la caja amenaza peligro porque allí un gas venenoso que aguarda a que el azar lo libere” (¿?).

Y así todo lo demás.

Puede que Fischer escriba así, pero es que en este libro hay una veintena de notas del traductor, y eso es muy mala señal. Que pasa a ser de alarma cuando se comprueba que la mayoría de ellas no son aclaraciones necesarias para entender el libro, sino ejercicios de erudición de Arantegui (que, no me cabe duda, erudito es).

Cito algunos ejemplos:

[Nota al título “La cámara acorazada del saber”, pág. 247] He renunciado aquí a varias y suculentas observaciones sobre la traducción de “Unbewusstes” por “inconsciente”, tan canónica como desacertada; pero sin ésta que sigue difícilmente se entenderá el título. Tendría que amplificar el lector castellano en su aparato psíquico el volumen del latín para oír en ese “incon-sciente”, igual palabra que en “saber” y en “ciencia”, como le ocurre al alemán. Digamos, por hacerlo audible, que “lo inconcienciado es la cámara acorazada del cienciar” donde éste atesora sus reservas y sus ganancias, que es la idea que da título a este apartado.

Yo diría que “tendría que amplificar el lector castellano en su aparato psíquico el volumen del latín para oír…” es como decir “en latín”. Y cuánta metáfora, y cuánta historia personal, como si al lector le interesara que el traductor se ha quedado con ganas de hacer algo (ejem).

[Respecto a lo que el autor dice del significado de “exponente” como una cifra sacada del renglón y puesta en lugar destacado sobre él, p. 138] En mi opinión la diferente estructura de alemán y lenguas latinas lleva al autor a confundir pasado con presente (o con pasante). Por lo mismo que un dado no es un Dante, su descripción cuadraría más a “expuesto” que a “exponente” que, si se llama así, es por exponer algo (a saber, la potencia), aunque ciertamente esté expuesto, como cualquier palabra, a toda clase de percances.

Interesante, el traductor corrige al autor y de paso hace chistes.

[Respecto a la expresión “una experiencia del tipo ¡eureka!”, p. 193] En el original, Aha-Erlebnis, “experiencia ajá”, o “experiencia bombilla” de los comics tratándose de arquetipos en estos tiempos. Naturalmente, en el fondo arquetípico de la historia da igual ajá que eureka, pero por eso mismo.

¿?

[Respecto al uso de la palabra “sujeto” que el autor discute en el texto, p. 259] Que debe de ser la misma razón por la que se llama objeto a las cosas, porque objetan, piensan y hacen etimologías. Aunque en romance castellano se dijera “sujeto” por “súbdito” hasta el siglo XVI, el término escolástico tiene que ver más con la existencia como suppositio, de que no vamos a ocuparnos aquí.

Menos mal… si te llegas a ocupar de eso también, nos cuelas otro libro.

Bueno, podría seguir. Son todas de ese tenor. Si no las entiendes, no es porque no tengas el libro delante; yo lo tengo, y no las entiendo.

Para mí, un buen traductor tiene el duro oficio de hacer posible la lectura de una obra en una lengua que su autor no utilizó, de modo que la obra quede escrita de manera natural y correcta en esa lengua pero reproduzca de manera fiel la original. El objetivo más importante es que se oiga -ni más, ni menos- la voz del autor. Cuando no queda más remedio, un traductor reconoce su derrota parcial al encontrarse con expresiones lingüística o culturalmente intraducibles, se asoma, las aclara con la mayor brevedad posible, y hace mutis.

Aquí tenemos un traductor que aprovechando cada ocasión expone sus opiniones sin ningún pudor, se muestra, comenta, glosa, hace chistes (comprensibles sólo por filósofos de su nivel)… y todo ello con un lenguaje rebuscado, extravagante, afectado.

No puedo juzgar por mí mismo si el trabajo que hace al traducir del alemán es bueno; pero viendo cómo encara otras facetas de la traducción que sí puedo apreciar, dudo mucho que haya podido contenerse para dejar hablar realmente a Fischer. Apostaría a que la prosa es made in Arantegui.

Así que creo que en este libro se han juntado el hambre y las ganas de comer. Una verdadera pena.

P.D.: Después de anotar esto he buscado alguna que otra opinión de lectores sobre el libro… y he encontrado un par de ellas:

Historias de la ciencia: Ya es el tercer libro que leo del mismo autor. Los otros dos fueron “Aristóteles, Leonardo, Einstein y Cia.” y “Einstein y Cia.” Explica diversas anécdotas de la historia de la ciencia. No soy gran amigo de su estilo: no acaba de gustarme; aunque he de reconocer que cuenta algunas muy buenas. Recomiendo leer diferentes párrafos antes de comprar cualquiera de sus libros.

Casa del Libro, comentario de Mireia: El título en sí me llamó la atención, ya que trataban muchos temas que ya estudié en la facultad, estudio química. Lo compré y empecé a leer. La lectura es algo complicada y no por el lenguaje elevado sino porque esta fatal traducido y repleto de faltas ortográficas que no entiendo cómo se les ha podido pasar por alto al corrector del traductor y al corrector del corrector. Así pues personalmente no recomiendo este libro hasta que no se edite una nueva edición corregida.

6 piezas fáciles

4 04UTC junio 04UTC 2010

Hace ya un par de días que terminé 6 piezas fáciles, de Richard Feynman.

Un libro muy interesante. Se entiende por qué Feynman tiene ese renombre. Hay lecciones soberbias. Habla de evaporación, de condensación, de cristales… de forma totalmente amena, comprensible. He entendido montones de cosas gracias a él.

Si tuviera que ponerle peros al libro, diría que es un tanto heterogéneo. A veces se explica como un libro abierto, de forma que entiendes perfectamente lo que ocurre a tu alrededor; y otras, de repente, da por supuesto que está todo claro (y no lo está). Creo que a un premio Nobel como él le cuesta mucho esfuerzo mantener todas las lecciones en determinado nivel de conocimientos (taaaaan bajo para él). Esa es la coherencia que le falta al libro, para mi gusto. La explicación del experimento de Young, por ejemplo, es muy buena (y muy precisa, seguro) pero la verdad es que creo haberla entendido mejor en otras versiones.

Bueno, un gran libro.