Burocracia

Oído hoy en la calle.

Un hombre baja El Rosal empujando un carrito, y dentro un niño, de estos que saben hablar, pero todavía mal. El padre va un poco ausente, pensando en sus musarañas, y el niño, pues claro, chupándose un dedo, mirándolo todo y cavilando.

– Papá, ¿dónde vamoz?
– … ¿Eh?…
– ¿Que dónde vamoz?
– Eeeee… a buscar un papel para mamá.
– ¡¿¡¿Ota veeez?!?!
– [Con el tono de “¡a mí me lo vas a decir!”] ¡Sí, hijo, sí! ¡Otra vez!

Me tuve que aguantar el impulso de aplaudir, y de pedirles un autógrafo. A los dos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: