Patadas musicales a la ciencia

Hoy El Mundo la emprende otra vez con la ciencia, poniéndola en portada.

La noticia es que científicos de la universidad de Cornell han creado una guitarra en miniatura, mediante nanotecnología. No hace falta mucho más para darle una paliza al diccionario, otra al periodismo y otra a la ciencia. Han armado un follón de aquí te espero.

– La noticia reciente sería que han hecho una segunda nanoguitarra, pero la que ponen en la foto es la primera, que hicieron seis años antes (1997).

– Aunque se refieran a la segunda, la noticia es de 2003.

– Es mentira que sea como un glóbulo rojo; esa era también la primera. La segunda es cinco veces mayor.

– Ponen como autor de la segunda guitarra al que hizo la primera.

– Dicen que las guitarras están hechas de “silicona de cristalino” ¿?

– Y que la primera quiso imitar a la “BC Cool Virgin”, y la segunda está basada en un diseño clásico de “Jackson Roads”, y lo ponen con las comillas de manera muy sospechosa.

¿Por qué esta sarta de patadas? Sencillo: porque, casi seguro, lo que han hecho ha sido copiar una noticia de The Guardian, que no aparece exactamente como noticia, sino como una curiosidad. Como la noticia de The Guardian está en inglés, y no se puede copiar literalmente, se explican muchas cosas.

Según la Universidad de Cornell, y también según el periodista de The Guardian, la primera guitarra pretendía imitar (con mayor o menor fortuna) la Fender Stratocaster, y la segunda la Gibson Flying V, que son guitarras legendarias y extrardinariamente conocidas. Pero el periodista de The Guardian, seguramente para dárselas de listo, dijo (de su cosecha, por su cuenta y riesgo) que a él la primera se le parecía más a la VG1 de B.C.Rich, y la segunda a la Jackson Randy Rhoads, guitarras que al lado de las otras son prácticamente desconocidas. El periodista español seguramente no conoce ni las unas ni las otras, pero para copiar no hace falta.

– De paso, puede comerse la H de “Rhoads”, y poner como diseñador a una persona que no existe: una mezcla entre el nombre de la casa fabricante y el apellido del músico cuyo nombre le pusieron a la guitarra.

– Lo que originalmente era una guitarra de “silicio” se convierte en una guitarra de “silicona”. Bueno, ¿qué más da confundir un elemento químico con un polímero? Y si no entiendes lo de “silicio cristalino”, pues dices “silicona de cristalino” y tan contento.

Anuncios

Una respuesta to “Patadas musicales a la ciencia”

  1. darioa Says:

    Lo de la silicona como falso amigo del inglés "silicon" tiene ya años. En cualquier caso, cualquiera que haya ido al instituto, aunque sea periodista debería darse cuenta de que no cuadra la silicona como material de una nanoguitarra. Especialmente si es una noticia sobre ciencia. Ni siquiera saben copiar bien…En fin, la confusión más espectacular en este sentido es la de la película de James Bond "A view to a kill". En el doblaje español se pasaron toda la película hablando del "Valle de la Silicona" (por Silicon Valley) :-)Memorable la canción de Duran Duran, por cierto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: