Archive for 31 julio 2011

Miramar

31 31UTC julio 31UTC 2011

Ayer Macetero Jazz estuvo tocando en el Miramar, en Luarca. Y esto es lo que se veía desde el Miramar:

Una tarde memorable: el sitio, la puesta de sol, gente (quien más, quien menos) pasándoselo bien con la música. Y las pifias no se notaron mucho.

La verdad que merece la pena subir a esa terraza, incluso aunque no toque Macetero Jazz.

Anuncios

El sábado en Luarca

27 27UTC julio 27UTC 2011

El próximo sábado, a las 20:00, Macetero Jazz dará una de sus exclusivas y excepcionales actuaciones en el Miramar, en Luarca. Yo no me lo perdería, forasteros.

Desmontando a Punset

18 18UTC julio 18UTC 2011

Decíamos ayer que uno de los motivos para escribir es liberarse de la angustia. Y yo tengo una angustia con Eduard Punset. Y no sé si me caerán los mismos palos que cuando me desahogué sobre los sentimientos encontrados que me despierta mi admirado (sí, admirado, pero no siempre) Eric Clapton. Pero lo tengo que decir.

El programa de Punset, Redes, no está mal. En particular, cuando salió, era casi una isla en un océano de mierda televisiva. Por comparación, un programa que se hacía algunas preguntas, y sacaba a algún científico hablando, ya merecía la pena por definición; no hacía falta verlo ni indagar más para saber eso.

Por otro lado, Punset no es un pésimo divulgador. Por lo menos es un tipo reflexivo, tranquilo. No vocifera. Así que los he visto peores.

Ahora bien: Punset ha hecho bandera de la ciencia y el conocimiento. Y perdónenme, pero cuando habla Punset veo poquita ciencia y conocimiento.

Punset se monta un rollo de cuasi-genio científico, de hombre renacentista que, por inteligencia y por edad, sabe un huevo de todo. Cuando entrevista a alguien, vemos a un cerebrito entrevistando a otro cerebrito.

Y Punset no me parece ningún genio científico. Es más; no me parece un científico. De hecho, dije que no era un pésimo divulgador científico, pero no me parece un excelente divulgador científico.

A Punset le gusta mucho hablar de cosas, digamos, flexibles. Por lo que he podido ver, creo que difícilmente se pondrá a pontificar sobre el problema de los tres cuerpos, o sobre las implicaciones de los descubrimientos de Gödel y Turing. Ahí las cosas son más bien blancas o negras, no puedes conversar amigablemente sobre los quizases, ni elucubrar sobre la cultura. O jí, o já.

A Punset le gusta hablar del cerebro. O del futuro. O de sociedades. O del amor, o de la felicidad. De cosas difusas, poco conocidas, humanísticas, en las que con un poco de cuidado puede uno decir cosas que hasta parecen inteligentes y llenas de sapiencia, sin necesidad de saber gran cosa del tema ni haberse mojado casi nada. Peridis, para hablar del románico, tiene que ir hasta una iglesia, dibujarla, estudiar la historia, sintentizar un tema (él y/o sus guionistas o asesores, no digo que no) y exponerlo. Tiene que enseñarnos verdades. Punset, no. Punset queda con un antropólogo de Caltech (es un suponer, porque no sé si hay antropólogos en Caltech, pero suena bien), charla con él, le tira de la lengua metiendo alguna morcillita suya, el antropólogo amablemente recoge sus morcillas y las complementa, y voilà. Ya tenemos elementos de reflexión.

¿Qué es Peridis? Un dibujante de chistes. ¿Qué es Punset? Uno de los grandes pensadores de nuestro tiempo.

No, home, no.

Lo que hace Punset es un programa de televisión bastante digno, ligerito y a veces entretenido. Lo que escribe no lo he leído, aunque la temática me parece de lo más sospechoso (lo mismo que su hija psicóloga). Punset tiene pinta de viejo sabio y amable, enrollado, que conecta con todo el mundo. Todo eso está bien. Me gusta Redes, y espero sinceramente que siga en antena por mucho tiempo, y puestos a escoger, me gustaría que muchos jóvenes se sintieran atraídos por el pensamiento, o por la mesura, gracias a Punset.

Pero tampoco nos pasemos. Sé que ha recibido un montón de premios como divulgador de la ciencia y la tecnología. Supongo que no tiene mucha competencia. O que en lo de “divulgador de la ciencia y la tecnología” tiene tantos puntos en lo de “divulgación” que no importa que lo de “ciencia y tecnología” esté bastante más flojo.

También puede ser, por supuesto, que yo haya tenido mala suerte en los Redes que he visto, y haya otros que me contradicen y no he visto. Pero hoy por hoy es lo que pienso.

Hala, ya lo he dicho.

La magia de escribir

16 16UTC julio 16UTC 2011

Acabo de terminar “La magia de escribir”, de José Antonio Marina y María de la Válgoma. Y está lleno de ideas interesantes. Voy a apuntar algunas.

La primera, su lema: usar el lenguaje es usar la inteligencia (y al revés). No puedo estar más de acuerdo.

– Una tal Donata Eschenbroich ha escrito un libro cuyo título me intriga: “Todo lo que hay que saber a los siete años”. ¿Qué crees que debería haber vivido un niño de siete años? No es una pregunta trivial, si te paras a pensar. Hay tantas cosas que los mayores damos por supuestas, y sin embargo son un descubrimiento, un milagro que se produce ante nuestros ojos sin que nos demos cuenta…

Por ejemplo (p. 92), en relación con la escritura todo niño de siete años debería haber experimentado esto:
1. Debería haber escrito una carta.
2. Debería haber dictado una historia o un sueño a alguien que supiera escribir y lo anotara antes sus ojos.
3. Debería haber podido probar la escritura cifrada, mediante “mensajes secretos”.
4. Debería haber enviado un mensaje de correo electrónico.
5. Debería haber tocado, leído su propio nombre escrito en braille.
6. Debería haber escrito un signo chino.

– Otro libro que mencionan (p. 98) es “La gramática descomplicada”, de Álex Grijelmo. Tengo que buscar ese libro, y en su defecto otro de ese autor. Un tipo que escribe una gramática descomplicada seguro que merece ser leído.

– En Estados Unidos existe desde los años setenta el National Writing Project, que se ocupa de formar a los profesores para que enseñen a escribir. Dicen que ese movimiento ha logrado que escribir una composición o una narración sea algo que los alumnos hacen a diario en los Estados Unidos. Y en España recomiendan, entre otros recursos, la página web de Felipe Zayas.

– <<Recuerdo que en un bello libro sobre resolución de problemas, el gran matemático Miguel de Guzmán explicaba su manera de solucionar uno de ellos. Al cabo de un par de páginas, de repente descubría que se estaba equivocando y que tenía que rehacer el camino. “Los matemáticos profesionales también nos equivocamos -decía- y eso tienen que saberlo nuestros alumnos, para que no se desanimen cuando les pasa a ellos.” De hecho, otro gran matemático, Polya, autor también de un famoso texto sobre resolución de problemas, decía: “He llegado a la conclusión de que yo me equivoco el mismo número de veces que mis alumnos. Mi única ventaja es que yo me doy cuenta antes que ellos de que he metido la pata y la saco con más rapidez.”>>

– Sobre la corrección de textos, recomiendan el libro de Daniel Cassany Reparar la escritura. Otro que hay que leer. Nombran otro, de Josep María Espinàs: Redactar es ordenarse.

– Otro libro sobre la épica de enseñar, a pesar de las circunstancias, y hacer un mundo mejor: Cartas a una maestra. Escrito por los niños de la escuela de Barbiana, dicen, con rabia ante un sistema que los dejaba (a los niños) fuera. Un libro que según Marina y de la Válgoma deberían leer “todos los maestros, todos los que aman enseñar”. Entre otras cosas, los niños dicen que “el saber sólo existe para darlo”. Chúpate esa.

– p. 136: “Formular los conocimientos es el modo supremo de aprendizaje. No sabemos de verdad una cosa hasta que nos la hemos explicado a nosotros mismos o se la hemos explicado a otro. […] En la Universidad no se enseña a usar bien el lenguaje y, por lo tanto, no se enseña a usar bien la inteligencia.”

– ¿Por qué se escribe? (p. 147). Primo Levi dijo nueve razones:
. Porque uno siente el deseo o la necesidad.
. Para divertir o divertirse.
. Para enseñar algo a alguien.
. Para mejorar el mundo.
. Para dar a conocer sus ideas.
. Para liberarse de la angustia.
. Para ser famoso.
. Para ser rico.
. Por costumbre.
Las mías en este blog creo que son sobre todo la 1, la 2, la 3 y la 4, dependiendo del caso. A Levi le falta, en mi opinión, una muy importante: hay quien escribe para aprender.

– Otro libro, dicen que estremecedor, de William Styron: Esa visible oscuridad, donde narra cómo salió de una depresión de la que no veía salida, gracias a su mujer y a escribir sobre elo.

– Los autores citan (p. 163) a Ryszard Kapuscinsky, citando a su vez a Thomas Mann en su Viajes con Heródoto: “el escritor es aquel al que escribir le resulta más difícil que a las demás personas”: Yo leí “Viajes con Heródoto”, y me avergüenzo de que se me pasase esa definición tan genial. Vale también para los músicos.

– La definición (p, 174) de la palabra buscar en el diccionario de Sebastián de Covarrubias, el primer gran diccionario de la lengua castellana, explica que la palabra se refiere a lo que se hace cuando la caza está escondida en el bosque, y para encontrarla tienes que andar mucho por él, es decir, bosquear; y que de ahí viene buscar. La RAE no dice eso, dice que viene de “conquistar, ganar” en diversas lenguas de origen indoeuropeo. Vaya usted a saber.

Bueno, se puede parar aquí. La magia de escribir es un libro digno de ser leído. Ahora voy a tener que leer “La magia de leer”. Mecachis…

Ciclismu

11 11UTC julio 11UTC 2011

Nun entiendo gran cosa de ciclismu. Así que tengo que fiame de lo que dicen los entendíos.

El otru día paez que, nel Tour, hebo una caída, y Contador perdió, por culpa d’eso, más de un minutu.

Abultóme mui raro que Andy Schleck nun parara a esperar a Contador. Polo menos, eso decían los entendíos, entamando por Schleck. Agora diz otres coses.

JENUI 2011: Un aplausu pa Gloria

9 09UTC julio 09UTC 2011

Pues ya tamos de vuelta, ya terminó JENUI 2011.

La cosa foi asina:

Pero tamién asina:

El martes llegamos a les tantes, pero Maria José y Mari Carmen tovía nos buscaron comida, ensin pedí-yoslo.

El xueves, en JENUI 2011, na asamblea de AENUI, hebo otru aplausu pa Gloria. Y pa Santi.

Y pela nueche diéronme, a mí y al mi compañeru, el premiu al meyor artículu (bueno, a ún de los dos meyores artículos) de JENUI 2010. Y a Joe Miró el primer premiu d’innovación docente, y entregáron-y… el oxetu.

Volvimos bien, en buena compañía. 780 km nun son ná con xente asina. Y a la hora de salir… atópome con que tengo un coche híbridu, que tol mundu tien miéu de que se estropie, y resulta que tien una avería de coche vieyu: dexes una lluz interior encesa, y gástase la batería (la normal, la que tienen tolos coches), y vien el de la grúa coles pinces de tola vida. En fin, salimos más sero, eso ye too.

Otru añu.

JENUI 2011

7 07UTC julio 07UTC 2011

Pues equí tamos, en Sevilla, nun congresu de docencia. Calor, alguna xente amiga que falta, pero otra nueva que vien. 786 km, 4,9. Como siempre, xente agradable. Buena comida. Y munchu interés por dar buenes clases. 80 profesores que nun tan na playa; tan aplazando trabayu pa poder facer agora otru trabayu non remuneráu.

Ah, y nun daba un duru polos Alcázares, pero… impresionante, ya impresionante Leonardo, el guía.