Zabala de la Serna y los toros en TVE

Somos un tanto ligeros a la hora de juzgar a la gente. Enseguida catalogamos a nuestros semejantes como malos o como imbéciles. Y yo me he hecho el propósito de frenarme, enfriarme y pensarlo un poco, aunque me cueste, que me cuesta.

Sé que mucha gente inteligente puede sostener posiciones aparentemente absurdas, y lo veo constantemente: en relación con el tabaco, en relación con el fútbol, en asuntos religiosos, en política, en tauromaquia. Hay cosas que nos inculcan de niños, cuando estamos indefensos ante los argumentos. Y a muchas de esas cosas nos abrazamos y no queremos soltarlas. Así que buscamos razonamientos (ejem) que nos lleven donde queremos. En el caso del tabaco, no es algo que venga de la niñez, sino de la química. Pero viene a ser parecido: no viene de la lógica o la reflexión.

Si uno ha crecido viendo toros en la tele, se acostumbra a ello. Lo sé porque yo crecí viendo toros en la tele y de niño me parecía normal. Una vez acostumbrado, es difícil ver lo que uno tiene delante: que le están clavando cosas a un animal vivo por diversión.

Esto lo saben muy bien los adultos que aman el toreo, o viven de él. Y por eso quieren, a toda costa, que se exponga a los niños a los toros. Quieren visibilidad, normalidad, cotidianidad, quieren que se identifique este país con los toros. Si no lo consiguen, si tienen que depender del libre raciocinio, saben que lo tienen perdido. Porque nada puede cambiar el hecho de que están clavándole cosas a un animal vivo por diversión. Pero no quieren renunciar a ello.

Cuando Zabala de la Serna habla de toros, que son su medio de vida, es comprensible que hable como lo hace, y sólo porque defienda la “fiesta” no tengo que pensar que es un imbécil redomado. Todo lo contrario: seguro que es una gran persona, quizás un padre amante de sus hijos, excelente compañero de trabajo, culto, inteligente.

Ahora bien: cuando leo sus argumentos frente a López de Uralde, que no estaba de acuerdo con que, incumpliendo las normas, se emitan corridas de toros en la televisión pública y en horario infantil, casi me veo forzado a cambiar de opinión ante la evidencia. Cito sólo un párrafo como ejemplo:

Siento que el nacionalsocialismo se adelantase a todos los movimientos verdes con su política: la ley de protección de animales (la Reichs-Tierschutzgesetz de 1933), la ley de caza (Reichs-Jagdgesetz de 1934) y la ley de protección de la naturaleza (Reichs-Naturschutzgesetz de 1935). Es una putada histórica, así, sin comerlo ni beberlo, que no se debe mezclar con el genocidio del III Reich, ni lo pretendía.

Este texto, como argumento, es varias cosas. Es malintencionado. Es risible. Es inconsistente. Es insultante. Es, en definitiva, un texto imbécil. Es el argumento de un profundo imbécil que no merece consideración, porque no sólo es que intente patéticamente enmierdar a su adversario y a todos los ecologistas en general, sino que directamente no tiene ni remota idea de la lógica más elemental, además de que está meando contra el viento, y más tratándose de tauromaquia, una actividad que bastante tiene con intentar desligar su imagen de la de sus más excelsos promotores, que no estaban en länder remotos ni en berlines lejanos.

Así que sigo intentando que Zabala de la Serna no me pareca un perfecto imbécil indigno de consideración alguna. Sigo intentando verlo como una gran persona, ciudadano ejemplar, inteligente, culto, enamorado de un arte.

Pero reconozco que ya me empieza a costar.

Anuncios

7 comentarios to “Zabala de la Serna y los toros en TVE”

  1. La nueva TVE « Diariu de Guti Says:

    […] Diariu de Guti Les mis opiniones y les mis llocaes « Zabala de la Serna y los toros en TVE […]

  2. Marta Segurola López Says:

    Yo no soporto, así, directamente, a la gente que argumenta a favor de los toros. Puedo entender pues eso, lo que tú dices, que hay gente que tiene la costumbre de verlos y simplemente no se ha planteado otra cosa. A esa gente les comentas que eso es una barbaridad y normalmente callan, medio avergonzados de que les guste, porque en el fondo saben que es cierto lo que les dices. Siendo así, hasta les tolero y todo.

    Pero esa gentuza, porque no tiene otro nombre, que lo defiende diciendo estupideces como “que el toro no sufre por el fervor de la lucha”, que “esto es arte” y que “esto es cultura”, o que emplea argumentos tan bizarros como el que acabas de exponer aquí, esa gentuza no merece vivir. Y me avergüenza pertenecer a su misma raza y a su mismo país, ese al que quieren dibujar como una triste caricatura de civilización, que es lo que somos.

    Y no sigo, que me caliento mucho, mucho.

    (Por cierto, esto de tener que registrarme en WordPress para comentar es un rollo y encima no me ha dejado, porque he puesto mal el email, lo he intentado corregir y me ha dicho que mi mail ya estaba usado ¿?. Al final he tenido que usar la cuenta de FB para comentar, y esto ya me viene pasando desde que empezaste. Lo digo, no por mí, que ya lo tengo resuelto, sino por si notas menos comentarios que de costumbre. Un abrazo.)

  3. guticr Says:

    Creo que es lo que yo decía: quiero creerme una cosa, y “construyo” los argumentos, o la realidad, para llegar allí. Por ejemplo, “a ver si hay manera de argumentar que al toro no le duelen los pinchazos”…

    Respecto a los comentarios, ¡qué raro! He comprobado otra vez la configuración y lo tengo para que no haga falta estar registrado… Tendré que darle una vuelta a ver 😦 Bien que lo siento.

  4. Marta Says:

    Probando de nuevo a comentar sin registrarme y utilizando una cuenta de correo que WP no conoce…

  5. Marta Says:

    Vale, pues el problema parece ser la cuenta de correo. Si pretendo dejar un comentario sin hacer un login con la cuenta que wp conoce, no me deja. Sólo me deja si no conoce la cuenta. Un abrazo. 🙂

  6. Dejad que los niños se acerquen a mí | Diariu de Guti Says:

    […] Ya dije alguna vez que no hay que juzgar a la ligera. Que hay que dar a la gente el beneficio de la duda, esforzarse, ponerse en su lugar.  Y también dije que a veces cuesta. […]

  7. Zabala, otra vez | Diariu de Guti Says:

    […] Zabala de la Serna tiene mucho miedo de que le quiten sus herbívoros, porque no concibe la vida sin clavarles cosas. Y por eso está a la que salta y se pone hecho un basilisco. […]

Los comentarios están cerrados.


A %d blogueros les gusta esto: