Discos redondos

Hay discos buenos, discos malos, discos con canciones buenas y malas, discos que nos gustan o que no, discos importantes o ignorados, discos trascendentes o comerciales. Pero no voy a eso.

Voy a los discos redondos.

Discos redondos son, en primer lugar, los discos coherentes. Los que se hacen sobre una idea clara; una docena de canciones, que son todas iguales aunque sean todas diferentes.

Los discos redondos son sólidos, compactos. El autor de un disco redondo encontró algo, una idea, un estilo, y lo desarrolló durante todo el disco. No hizo un muestrario de todo lo que le gusta, no se fue por ramas diferentes y heterogéneas. Un disco redondo es como una roca; tiene canciones razonablemente buenas, pero no es una mera reunión de canciones razonablemente buenas. Esas canciones tienen una personalidad, forman un ejército de canciones con su uniforme, y por eso el disco es rotundo, deja huella y sirve de referencia; los demás discos se parecen a estos, o se diferencian de estos.

Y la otra característica del disco redondo es una especie de convicción. Da la impresión (nunca se sabe si cierta)  de que el músico encontró eso que buscaba. Que le salió. En realidad, hay músicos que mantienen esa coherencia toda su vida, y todos sus discos forman un enorme disco redondo, porque tienen una personalidad tan clara que no andan divagando. Yo hago esto, y aquí está otra entrega. AC/DC, por ejemplo. A AC/DC no hay quien les tosa.

Un disco redondo puede ser moderno o anticuado, hortera o sofisticado. Pero ante todo es redondo. Y una peculiaridad es que son discos que se pueden escuchar muchas, muchas veces sin cansarse.

Y aquí van algunos de los míos, sin orden ni concierto. Sugiero que pases de leerme a mí y en vez de eso los escuches, enteros, a ver si te parecen redondos o no.

Keane – Hopes and fears

Coldplay es un grupo bastante sobrevalorado. Y siempre comparan a Keane con Coldplay. No sé por qué. A mí no se me parecen tanto.

El caso es que este disco es una roca de disco. No sé en qué radica el estilo de Keane;  sí, tienen ese cantante con esos agudos tremendos, y el centro instrumental es el piano y no la guitarra, y esas y otras cosas se señalan como distintivos de Keane. Pero yo creo que es el fraseo, la manera de escribir las canciones, lo que influye quizá más que el sonido. El caso es que Hopes and Fears tiene una docena de canciones que son como una docena de puñetazos. Puñetazos blanditos, vale, pero que llegan donde quieren llegar. Los tipos de Keane encontraron algo, no cabe duda, y lo exprimieron. Canciones sentimentales (que es la manera de decir que son dignamente ñoñas), pero intensas e inteligentes.

Joan Manuel Serrat – Mediterráneo

Poco se puede decir de este disco a estas alturas. Un acierto irrepetible, y quizás el más redondo de todos los discos redondos. La canción que le da título es un hallazgo, con su famoso y peculiar ritmo, pero no es un disco de una sola canción; es un disco redondo, de cabo a rabo (si no… no sería un disco redondo).

Los discos de esta época, con aquellos arreglos orquestales y aquellos coros de “ahs” (Juan Carlos Calderón, Augusto Algueró…) a muchos nos sonaron, durante bastante tiempo, rancios, casposos, antiguos, quizá por la época de la que venían. Pero resulta que, con menos prejuicios, son obras de arte. Buena parte de la discografía de Wes Montgomery, o de muchos otros grandes, está arropada por estas orquestas. Y en Mediterráneo (el disco) quedan como un guante. Pero estas canciones se sostienen solas. Todas. Este disco, por sí solo, justificaría una carrera musical.

Alter Bridge – One Day Remains
Creed son otro grupo que perfectamente podría estar por aquí. Si juntas a los instrumentistas de Creed con un cantante como Myles Kennedy, que viene a ser como el de Pearl Jam pero mejor, tenía que salir algo decente.

Y salió un disco redondo, claro. Nombré a Pearl Jam, y algún parecido hay, pero Alter Bridge me resultan mucho más contundentes, más cercanos. Y este disco está lleno de canciones impecables. No sé qué pasa, que los discos redondos tienen canciones con sonido muy característico, arreglos muy logrados, y sin embargo esas canciones funcionan sorprendentemente bien en otros contextos. Supongo que eso pasa con todas las buenas canciones.

No sé cuántos kilómetros habré corrido oyendo este disco, pero si hubiera sido otro, seguro que me habría parado antes.

Gary Moore – Wild Frontier

En febrero de 2011 ya escribí mi particular necrológica y dije cuánto admiraba a este tipo. Me referí a este disco como música masticable; sí, eso tienen los discos redondos, son masticables, adictivos. Wild Frontier es un hallazgo.

Moore hizo una amalgama muy particular con el blues, el heavy, y una especie de condimento irlandés tradicional, que no quizá no resulte evidente al principio, pero está ahí muy claramente y es lo que da forma a las canciones y marca la originalidad del disco.

Disco criticado, por cierto, porque resulta que no hay baterista; la batería es electrónica, y ni siquiera se sabe exactamente quién la programó. En honor a la verdad, yo me enteré de eso hace poco, y si no me lo dijeran, no lo sabría. Ese cacharro tiene un sonido poco sofisticado, poco personal, sí, pero con la contundencia necesaria, que es casi lo único que se le pedía.

El caso es que el amigo Moore encontró algo cuando hizo este disco. Un disco redondo clarísimo.

Vinicius de Moraes, Maria Creuza y Toquinho en La Fusa

En el verano de 1970, Vinícius de Moraes, una institución en la música brasileña, grabó en Argentina, en un local llamado La Fusa, un disco en directo con Maria Creuza y Toquinho. Posteriormente grabó otro disco con el mismo espíritu, con la voz de Maria Bethania en lugar de Creuza.

Como el de Gary Moore, este disco tiene su “pero”: en realidad, la música se grabó sin público por razones técnicas, y en sesiones posteriores se grabó la reacción del público a los temas, y se superpuso en el disco que finalmente salió al público. Pero eso importa poco. Los dos discos de La Fusa son verdaderas obras de arte, y se pueden escuchar mil veces. Es cuestión de gustos, pero aunque Maria Bethania tiene una voz más particular y personal, yo me quedo con la calidez y la perfección de Maria Creuza.

Es sorprendente la fuerza que llega a alcanzar este disco, teniendo en cuenta que  Vinícius como cantante no tiene nada… excepto su voz y sus palabras. Y parece mentira también que un disco tan brasileño tenga precisamente la sección rítmica a cargo de argentinos… que hacen un trabajo (especialmente el zurdo Roizner) increíble.

Con lo largo que me ha quedado este artículo, y con lo breve que he intentado ser, no quiero ni pensar en la larga lista de discos redondos que tengo.

Anuncios

5 comentarios to “Discos redondos”

  1. Rose Says:

    Ya me estás pasando el de Vinicius de Moraes y , cambio,te dejo alguno de los míos,ne.
    :))
    A ver cuándo nos vemos.
    p.s ayer no pude entrar en el blog,wordpress me lo impidió reiteradamente argumentando no se qué errores de servicio… ;))

  2. Ni puto caso « Diariu de Guti Says:

    […] Ya hablé aquí de Alter Bridge, e implícitamente del que quizás sea (para mi gusto) el mejor cantante de rock que anda por ahí. Resulta, y eso lo he sabido ahora, que además es un reputado guitarrista (¡y profesor!). […]

  3. Begoña Garrido Says:

    Me encanta esta entrada y con tu permiso quiero usar algunas de tus palabras. Coincidimos además en señalar Hopes and Fears como un disco redondo. Saludos!

  4. Un disco redondo | Diariu de Guti Says:

    […] discos redondos no son sólo cosa del pasado. Hay mucha paja, mucho comercio y mucha industria del entretenimiento, […]

  5. No tenían ni idea | Diariu de Guti Says:

    […] Ya lo dije aquí: Keane debutaron con un disco redondo, nada menos. Algo muy difícil de conseguir lo consiguieron a la primera: un hallazgo musical. Y eso que está ya casi todo inventado. Ese tono melancólico, esa forma de dar protagonismo al piano (pero no como Elton John ni como Jerry Lee Lewis), ese estilo al componer. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: