El problema era Zapatero (II)

Últimamente no me molesto mucho en escuchar las noticias de política. Pero algo me llega, y no puedo evitar reflexionar. Es un vicio que tengo.

Reflexiono, por ejemplo, sobre qué pasaría si un gobierno socialista subvencionara ¡el 80%! de las supuestas pérdidas de determinadas empresas privadas. Si no va eso contra el sacrosanto mercado. Si no es una blasfemia de un estado intervencionista. De hecho, ni siquiera me explico que la UE lo permita, cuando no permite subvencionar explotaciones estratégicas como el carbón.

Pues eso es lo que se propone el gobierno actual: regalar dinero a las empresas de peajes, porque pasan pocos coches. La cosa no para ahí; pretende ayudar a la actividad de esas empresas, que no sé yo si generan mucho empleo ni de mucha calidad, no sólo  dándoles dinero directamente, sino además… cambiando el código de circulación. Pretende que compensen supuestas pérdidas a costa de la seguridad. A costa de vidas humanas. Algo verdaderamente brillante y poco intervencionista.

Ocurre otra cosa llamativa si recordamos lo que pasó cuando el gobierno propuso sacar la “comida basura” de los colegios, para combatir la obesidad infantil. A algunos les escandalizó; la presencia de comida (un poco más) sana en las escuelas les hacía pensar, sobre todo, en aquello de que “este gobierno sólo sabe prohibir”. Poco importaba que la misma sensatez se esté aplicando en muy diversos sitios del mundo.

Bueno, pues hoy la obesidad infantil sí es un problema “dramático”, y sí se pueden tomar medidas. Ya no es motivo de escándalo.

Vale más no hablar de las elecciones catalanas. Dado que el gobierno anterior rompía y desmembraba España, dado que estaba en manos de nacionalistas de todo tipo, dado que era flojo y débil, me pregunto qué habría pasado si llega a suceder algo remotamente parecido a lo que ha ocurrido ahora: un plante en toda regla, con una posibilidad real de que Cataluña se declare independiente, con unas elecciones-órdago en las que, no lo olvidemos, los partidos independentistas han obtenido clara mayoría. Viendo los titulares de los periódicos, verdaderamente ridículos, cualquiera diría que es al revés.

¿Cómo habrían sido esos titulares de haber estado en el gobierno el otro señor, el que no usaba barba? ¿Sería todo esto culpa de Mas, o de algún otro?

Otra cosa de la que por fin nos hemos librado es de los errores de Zapatero. Por ejemplo, si una banda mafiosa china queda en libertad por un error judicial en 2012, evidentemente el error es… judicial. Si hubiera sido en 2010, tendríamos tertulias para una semana incidiendo en lo muy, muy inútil que es Zapatero. No olvidemos que un ministro de Justicia suyo tuvo que dimitir por cazar en una provincia con licencia de caza de otra provincia. También podríamos hablar largo y tendido de qué habría pasado con la desgracia del Madrid Arena; podemos estar seguros de quién habría sido el culpable. Me extraña, de hecho, que Ana Botella no aluda a eso de “la herencia recibida”.

Bueno, al menos ahora estamos en buenas manos económicas, de gente que sabe lo que se hace y no improvisa, como ya dije anteriormente. Por ejemplo, el novedoso método de lucha contra el fraude que consiste en consagrar el fraude, legalizarlo y hacerlo ventajoso fiscalmente. Lo previsto era ya indignante, pero parece que de momento no se está muy cerca, que digamos. El plazo para blanquear dinero con el beneplácito del Estado termina hoy. ¿Llegaremos a los 2.500 millones prometidos por el genio Montoro? Se admiten apuestas.

 

Anuncios

9 comentarios to “El problema era Zapatero (II)”

  1. M Says:

    Esta claro que el problema no era de Zapatero, con él estabamos muchísimo mejor.. ahora nos damos cuenta de que con él al frente nada de esto hubiera pasado, seguro que ya hubieramos salido de la crisis..¡Qué gran presidente!

  2. Guti Says:

    M, ese tipo de argumento, irónico y tal, sirve de desahogo, pero detrás no hay nada.

    Si quieres que te diga la verdad, lo que creo es que gran parte de lo que ha ocurrido no dependía de Zapatero ni depende de Rajoy. Depende del sistema económico que tenemos.

    Mi argumento no es que Zapatero nos hubiera sacado de la crisis; mi argumento es que ha quedado sobradamente en evidencia que las críticas feroces a Zapatero, personalizando en él la causa de la crisis (y la causa de TODOS los males, desde los incendios a los secuestros, desde las inundaciones al independentismo catalán), eran interesadas y mentirosas.

    No estoy criticando que a Rajoy le suba la prima de riesgo. Estoy criticando la oposición para estúpidos que hizo Rajoy. Creo que hace un tremendo daño a la democracia. En lo sucesivo deberíamos discutir las cosas con seriedad, y criticar con seriedad. Y eso sólo se puede hacer si tenemos memoria.

  3. M Says:

    Correcto, pero el argumento se puede aplicar a la inversa.. No veo mucha seriedad en las discusiones ni en las criticas de la oposición al actual gobierno, creo que tanto un partido como otro actuan según sus propios intereses según esten en el gobierno o en la oposición.

    Y la culpa, en mi opinión no depende del sistema ecónomico que tenemos, sino de la clase política, y yo englobo a los dos partidos.

    Me da igual que cuando gobernara Zapatero el PP dijera que lo estaba haciendo mal y ahora que gobierna el PP el PSOE diga que lo hace mal, o que incurran en mentiras, ¿Realmente crees que eso nos hace avanzar hacia adelante?..

    El caso es que ni con unos antes, ni con otros ahora solucionamos nada, y sé que a ti te parece lo mismo, pero te cuesta más reconocerlo de un lado que de otro (o al menos a mi me da esa sensación leyendote). Espero no molestarte por mi comentario

  4. Guti Says:

    ¡Cómo vas a molestar! Es al contrario, te estoy agradecido por tus comentarios. De eso se trata.

    En la oposición del PSOE hay muuuchas cosas que dan penita. Por ejemplo, ayer vi el programa de “Salvados” sobre el paro, y no sé si viste la discusión final entre las portavoces de la comisión de empleo del Congreso, una del PP y otra del PSOE. Daba verdadero asco. En ambos casos. Igual que da risa ver cómo se indigna Soraya, la portavoz del PSOE, con ciertas medidas del PP… que ellos también tuvieron que tomar.

    Puede parecer que me molesta más la oposición del PP… porque la verdad es que es así. La oposición del PSOE me parece, si acaso, tontorrona; pero al fin y al cabo señalar como malo lo que es malo es su deber (aunque ellos lo hubieran hecho). Pero ¿hay en esa oposición el grado de virulencia, de acoso, de destrozo personal, de maledicencia, de todo vale, de acusar directamente con mentiras, que había en la oposición del PP? Es evidente que no. Que el PSOE diga “está mal no subir las pensiones” es fastidioso, pero al menos es cierto. Que el PP diga “Zapatero es amigo de ETA” es una mentira inadmisible y es juego sucio que va más allá del deber de la oposición. No he visto al PSOE echarse globalmente encima del PP porque haya secuestros de españoles, ni inundaciones, ni por querer hacer que los niños hagan más ejercicio en la escuela.

    Digamos que hay muchos asuntos que me indignan, pero unos me indignan más que otros. Si los dos lados de la balanza estuvieran remotamente equilibrados, estaría repartiendo estopa por igual. Es así de sencillo. Escribo primero sobre lo que me indigna mucho más.

    Ah, y no olvidemos una cosa, eso sí: esos dos partidos no sólo actúan “según sus propios intereses”. Esos partidos actúan como los ciudadanos les pedimos que actúen, aunque nos duela reconocerlo. Sí que nos representan, mal que le pese al 15-M.

  5. El problema era Zapatero (IIb) « Diariu de Guti Says:

    […] Les mis opiniones y les mis llocaes « El problema era Zapatero (II) […]

  6. M Says:

    Perdona la tardanza en contestar.. igual ya está fuera de lugar, pero acabo de leer la respuesta..
    ¿Nos representan? ¿Con el sistema electoral D’hont tenemos alguna opción?

    Entiendo que la veracidad de esto puede ser puesta en duda (el autor no pone de donde ha sacado los datos), pero me parece bastante claro para comprobar que, tal cual tienen montada la película, es imposible. Votemos, no votemos, nulo, en blanco, abstención.. nada cambia, que siempre serán los mismos los que “nos representan”. Y asi nos va…

  7. M Says:

    El enlace:
    http://latrampadelaselecciones.wordpress.com/los-verdaderos-resultados-del-20n/

  8. guticr Says:

    Mi comentario no iba en ese sentido de la representación… La ley d’Hondt es mala, malísima. Pero si piensas en otros sistemas, son malos malísimos. Los resultados también serían inadecuados en otros sentidos. El sistema electoral es un problema nada simple, a mi parecer. Todo lo que se me ocurre tiene pros y contras… para un partido en cierto sitio sería más justo, pero para otro en otro sitio más injusto. Es difícil decantarse.

    Pero yo me refería a otra cosa, no a la proporción de los partidos políticos. Cuando la gente dice “no nos representan” no está diciendo “el sistema electoral da resultados poco representativos”; está hablando en otro sentido, en el de “el pueblo no somos como dan a entender estos tipos con su deleznable comportamiento”. Y yo creo que los políticos son un reflejo de lo que es el pueblo; hacen demagogia en la medida en que el pueblo se la premie, son sectarios en la medida en que el pueblo lo sea, son irresponsables en la medida en que el pueblo se lo tolere y se lo aplauda. En ese sentido, no nos engañemos: sí que nos representan bastante fielmente.

  9. ayalgueru Says:

    [Comentario borrado por faltón y por maleducado.]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: