Los señoritos del tenis

Nun soi un gran seguidor del tenis. Préstame a ratos, eso sí.

El tenis siempres tuvo un aire de deporte de señoritos. Tien un orixen noble, y tal, y además la xente nun pue tar dando voces cuando quiera, y too asina. A mí nun me gusta xulgar a la xente poles apariencies, y además sé que xugar al tenis nun ye ser señoritu. Pero hai coses que me faen duldar.

Lo último ye esto de la norma del time warning. Nun ye más que un límite de tiempu (que ya esiste, pero polo visto nun se ta aplicando pa non molestar a los señores deportistas) entre un saque y otru. Resulta que propónense, los xueces, que se cumpla, y los tenistas echen les manos a la cabeza.

Diz Ferrer que ye “una norma pa complicase y ridícula”. Feliciano que ye “una locura”, y que si ya tas pa sacar nun puen pitate un time warning. Y otres coses asina.

Y ehí ye cuando pienso que sí, que ye un deporte de señoritingos.

A ver, ho. Que el público del tenis tea un poco civilizáu y nun chille en momentos señaláos nun me paez tan mal. Pero polo demás… el tenis ye un deporte individual, y esta xente ta mal acostumbráa. Tienen alrodiu la mayor proporción de recueyepelotes de tolos deportes (y delles veces son… modelos), xente dándo-ys toalles, mirando pa ellos, atentos a les sos necesidáes, si el suelu se moya nun xueguen, hai un exércitu pa llimpiar la pista o tapala pa que nun se moye, cuandu ganen o pierden una final faise una ceremonia infantil onde yos baillen el agua y falen una hora de lo que quieran como estrellines de cine…

Claro, pónen-yos una norma pa que los espectaores nun tengan que aguantar la so insufrible concentración pa sacar, y ye “una locura”.

Mirái, neninos. Los atletas tienen límites de tiempu, xuéguense la temporáa a tres saltucos, y si el tiempu o la concentración yos fallen, ye’l so problema. Si el públicu aplaude a otru atleta mentantu ellos se concentren, el so problema. En fúbol, si llueve, xuégase, si hai charchos xuégase, y si nieva, xuégase. Tolos deportes evolucionen, y los xugaores adáptense. En baloncestu, apreten la posesión de 30 segundos a 24, y los xugaores piensen nes táctiques pa xugar asina, non en quexase. Retrasen la llinia de 3 puntos, y aguántense.

Paezme impresentable esa postura y esi error de conceptu, según el cual les normes d’un deporte fáense a conveniencia del deportista y la so comodidá, y non del xuegu o el espectáculu, y si la norma diz 25 segundos, según ellos por tar 26 ó 27 nun pasa nada. Hai que ser cepu pa nun entendelo. Lleo la noticia, los “argumentos” de los tenistas, y quedo ablucáu. Ye como decir que si la pelota cai fuera de la raya, pero un puquitín, tampoco ye pa tanto, que tamos cansaos y nun se nos pue pedir tanta precisión.

Apretái el culo, sacái rápido, y dexáivos de lloriqueos. Que va ser verdá que sois unos señoritingos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: