Una confirmación

Decíamos que hay trabajos que son un desmentido. Nos demuestran cuánto nos equivocábamos.

Pues hay otros que son una confirmación. Demuestran que no nos equivocábamos ni un pelo. Que alguien es lo que parecía.

Las intervenciones de Soraya Sáenz de Santamaría siempre me parecen las actuaciones de una pésima actriz. Pero esto de ayer, sencillamente, no he podido verlo entero, porque como ya dije, hay situaciones de vergüenza ajena que me resultan demasiado incómodas.

Esto me resulta insoportable por varias razones. Primero, por lo mal hecho que está el trabajo. Es tan absolutamente impostado, tan ridículo, tan falso, que no me explico que lo haga un político experimentado con una alta responsabilidad, alguien como Soraya, a quien ya se supone curtida en este… oficio. No sé, lo mínimo que se podría exigir es algo más profesional, como esto, que todavía tendría un pase (compare y avergüéncese):

Y segundo, me resulta insoportable porque es tan ofensivo, tan humillante, trata a los ciudadanos como idiotas en tal grado, que sólo se entiende si se hace con intención de tomar el pelo. Pero creo que ni siquiera es esa la intención; me remito al punto uno. Ella realmente cree que ese tonillo de beneficencia comprensiva, de haberle salido bien, confortaría a algunos votantes.

Vamos, es lo que me ha parecido a mí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: