Archive for 26 febrero 2013

La iglesia admite el condón

26 26UTC febrero 26UTC 2013

Si te van a violar, y se lo pones rápidamente al violador, entonces no irás al infierno.

Bueno, no es realista ponérselo al tipo, claro; así que también puedes ponerte tú rápidamente un diafragma o un DIU.

La Iglesia: ‘En caso de violación, es legítimo impedir la fecundación’

Para que luego digan que no hay apertura, que no son tolerantes: admiten cualquier método anticonceptivo. Sólo hay que ser un poco previsor, o rápido de reflejos.

Gilipollity of the day.

Mónica Matabuena & Juan Robles: Piano, voz y vodka

22 22UTC febrero 22UTC 2013

El otro día fui a ver a Mónica Matabuena, aka моница, y a su compañero, el pianista Juan Robles. Tocaban en El Plaza Jazz Club.

Piano, Voz y Vodka - Flyer

De Mónica ya hablé bien aquí, y me incomoda hablar bien de un amigo porque parece que la crítica se convierte en pelotilleo, pero lo único que puedo hacer es reafirmarme, corregirme y aumentarme. Otra vez cantó temas que me tienen desarmado, otra vez temas difíciles, otra vez bien cantados. Algunos temas los había hecho también con el “trío + uno”, pero esta vez, claro, estaban arreglados para un entorno muy diferente, con pianista, con otro aire y otro ritmo. Otros temas no se los había oído, y con casi todos nos hicieron morder el polvo, besar la lona, o como lo quieras decir. Nos dejaron KO y OK, las dos cosas.

Lo cierto es que nos pareció que Mónica… había mejorado, incluso desde el último concierto que le habíamos visto. Si un músico que ya hace música tan bonita mejora en medio año, es que está trabajando mucho y bien.

Música aparte, hay que quitarse el sombrero ante la tranquilidad, la presencia escénica, el dominio de la situación, el encanto que le pone a todo. La tía es una artista. Todo el cachondeo que quieras, pero con la seriedad y la profesionalidad que se espera (y no siempre se consigue) de quien se pone delante la gente a hacer música en un sitio como ese. Para ser exactos, como este de aquí:

Piano, Voz y Vodka - Mónica Matabuena y Juan Robles en El Plaza

A Juan no lo había oído y su estilo ponía un colorido de cabaret, adecuado para la historia; aporreaba el piano con un aire un poco honky-tonkero, claro y contundente, con bastante volumen, pero sin llegar a tapar nunca la voz de Mónica. Sacar adelante esa variedad de estilos, de situaciones, y darle a todo una unidad, tiene muchísimo mérito, y supongo que sólo se puede conseguir poniéndole el alma que le pone.

Encima, en el Plaza nos trataron como si fuera nuestra casa, y el ambiente era el adecuado para disfrutar de la actuación sin perderse ni una nota, distendido pero atento.

Así que mereció la pena, porque menudo recuerdo que nos queda. Y las ganas de más.

Andrea Motis y Joan Chamorro

14 14UTC febrero 14UTC 2013

El canto, la trompeta y el inglés. No tengo nada que añadir.

Bueno, sólo una cosa: que a juzgar por los vídeos que hay por ahí de esta mujer y su gente, Joan Chamorro tiene que ser un verdadero genio enseñando. No sé quién me impresiona más.

Mirá-i qué catorce años.

Adiós, Arrakis

13 13UTC febrero 13UTC 2013

Güei di de baxa el contratu que tengo con Arrakis. Soy cliente dende… 1996. Dieciséis años.

Nun sé si soi el cliente más antiguu d’Arrakis, pero debe de faltar poco.  D’aquella contraté el accesu a Internet, por módem. Entamé con un módem de 14.400 que me dio el mi amigu Javi. Lluéu, munchos años dempués, pasé a 56.000.  Y tamién tenía una cuenta de correu.

Va muncho que’l accesu por rede telefónica a Internet ye gratuitu, pero da igual porque malapenes nadie nun lu usa (anque a mí el mi modem sacóme de más d’un apuru). Y les cuentes de correu nun digamos, hai milenta gratis. Pero seguía con Arrakis pola cuenta correu, que diera como contautu en milenta sitios. (Y tamién por razones sentimentales, si quies).

Pa dase de baxa hebía que tener otra dirección, facer memoria, percorrer tolos sitios onde pudiera haber dao la antigua, y poner la nueva. Y eso lleva un buen ratu, y además da un pocoñín de mieu facelo mal, por si ún pierde dalgo. Ah, y hebía que facer copia seguridá de tolos mensaxes.

Pues ya ta fecho. Ya avisé pa cancelar la cuenta.

Ye un poco triste que nun tengan nenguna ufierta razonable pa un cliente de tantos años, pero… asina tan les coses. Lluéu falarán de fidelidá… te llamarán a hores intempestives pa facete cliente… En fin.

Adiós, Arrakis.

Altercados

13 13UTC febrero 13UTC 2013

Siempre me llaman la atención los carteles que hacen explícito algo supuestamente implícito y obvio. Los de “no fumar” eran un rasgo estrafalario de nuestra civilización, y supongo que en el futuro se estudiarán como una de las chifladuras de nuestra época. Pero este de aquí me ha dejado turulato. Me pregunto en qué clase de contexto alguien acaba por escribir algo así y ponerlo en la puerta.

Además, resulta fascinante desde un punto de vista lógico. Lo que prohibe no son los hechos en sí; es la entrada y permanencia de las personas que vayan a cometerlos. Algo así como “prohibido entrar a quien tenga la fea costumbre de cometer asesinatos”.

Visto en la puerta de un local. No, no era una discoteca; era un súper.

Altercados

Jazz in a nutshell

11 11UTC febrero 11UTC 2013

Leído en el foro de JazzGuitar.be, escrito por el usuario NSJ.

My teacher was playing ATTYA [All The Things You Are] with a piano player, double bassist, and drummer, and introduced the song thusly:
“This is one of the most beautiful songs ever written, some of you may remember it. It also has some beautiful lyrics, by the way.

The first chorus belongs to (Jerome Kern). The rest of the choruses belong to us”.

Traduciendo muy libremente:

Mi profesor estaba tocando All the things you are con pianista, contrabajista y baterista, y presentó así la canción:

“Esta es una de las canciones más bellas que se hayan escrito jamás, puede que algunos la recordéis. También tiene una hermosa letra, por cierto.

El primer coro es de Jerome Kern. Los demás nos pertenecen a nosotros.”

Una frase para recordar. “El primer coro es del compositor; los demás son nuestros.” Eso es, según NSJ, el jazz en pocas palabras.

Y todavía más sobre confeti

8 08UTC febrero 08UTC 2013

Me cabrean los políticos, sí. Pero ¿sabes qué me cabrea más aún?

Los periodistas. Creo que se cuentan entre los principales responsables de que los políticos sean como son.

Me parecía raro y más que raro, y tengo la mala costumbre de intentar entender las cosas y preguntarme si lo que oigo es verosímil o no.

En relación con el confeti de Ana Mato, he venido oyendo estos días historias épicas sobre miles de euros tirados en forma de papelitos; tan bien traídas, tan atractivas, tan novelescas, que resultaban sospechosas.

En unos sitios leí que que el confeti era para la fiesta de cumpleaños de Sepúlveda, y en otros que era para la fiesta de cumpleaños de sus hijos. Cuando pasa eso, apesta a invento. A escribir sin tener ni idea, y a dar por cierto un hecho que nadie se ha molestado en comprobar.

Las cantidades exorbitantes venían muy bien para el numerito de indignarse con Ana Mato. Cuando se tira del hilo y salen esos cañones capaces de enterrar una casa en confeti, también. Pero cuando se tira del hilo y enseñan la factura, ¿dónde dice algo que la relacione con Ana Mato?

No digo que no tenga que ver; digo que nadie explica por qué están seguros de que tiene que ver, o de qué forma tiene que ver. Hablan de confeti en fiestas infantiles (ni siquiera eso está claro), y punto.

Pues no; parece que era todo mentira. La empresa dice que esa factura es… del ascenso del Getafe.

¿Por qué estos periodistas que metieron la gamba hasta el fondo no explican ahora por qué la metieron? Una tal Ana del Barrio pregunta en portada si ha mentido Ana Mato. No lo sé, bonita, pero lo que parece garantizado es que ha mentido El Mundo (y los demás), y no se corta en decirlo sin dar ni una explicación. Un periodista no puede hacer esto, y tendrían que rodar cabezas. Si se sospecha que esa factura encubre gastos de Sepúlveda, o algún chanchullo raro, pues que hablen del chanchullo, y no del confeti.

Por otro lado, andan a vueltas con que si Ana Mato estaba en régimen de gananciales con el marido, o no, en tal o cual año. De mano, no me parece raro que alguien se separe y por pereza, inercia o por lo que sea no haga los trámites para cambiar eso. No sé si es tan relevante al lado del resto de cosas que sí sabemos y que son verdad. Y respecto al matrimonio de Ana Mato, toda esta historia de su marido es conocida desde hace muchísimo tiempo, desde antes de que fuera ministra. Si debemos escandalizarnos, debimos escandalizarnos cuando se publicó la lista de ministros, y no ahora resucitando una historia antigua.

Más sobre confeti

6 06UTC febrero 06UTC 2013

Ya me parecía raro.

Resulta que esos 4.680 € (¡más IVA!) no eran “en confeti”, sino que se pagaron, supuestamente, por el lanzamiento de confeti desde 6 puntos con unos cañones especiales que se llaman Big Blaster. En ElDiario.es enseñan la factura. Así que toda esa pasta no es sólo por confeti, es por alquilar esas máquinas, con sus bombonas de CO2, su instalación, y toda la pesca.

Eso no debe de ser barato; basta ver que si el evento se cancela te calzan nada menos que 1.900 €.

Ahora bien, esa factura tiene pinta de cualquier cosa menos de fiesta de cumpleaños. No entiendo casi nada.

Lena Woods

4 04UTC febrero 04UTC 2013

Youtube ye lo que tien: que un buen día busques una cosa, y entós quédase con la copla y, aunque luego busques coses que nun tienen nada que ver, anda poniéndote enlaces a ver si piques. Y como estos días tuve con Alterbridge, resulta que me atopo con esta moza.

Anda faciendo versiones de Alter Bridge (un montón) y de Creed. Atención: col arpa.

Aparte de ser una virtuosa del rímmel, que eso nun se pue negar, col arpa aparentemente defiéndese, y canta más que bien, anque nestes canciones tien que cantar munches notes graves (el amigu Myles tien un ámbitu respetable). Nun dexa de ser orixinal, y déxase oyir. Además, presta ver cómo según toca anda sobre la marcha camudando eses llaves del arpa, supongo que pa cambiar afinaciones (nun sabía yo eso del arpa).

Asina que pues comparar. Watch over you, versión orixinal, con toles guitarres, los vatios y los meneos de melena (que nun te engañen; entamen tranquilo, pero dempués pónense jíbaros); llueu podemos dexar a los chavales en acústico; llueu, quitá-yoslo too salvo Myles Kennedy; y lléu, quitar a Myles tamién, poniendo arpa, rimmel y paseu hasta el tayuelu:

Bueno, merez la pena echar un güeyu a otros vídeos d’esta moza. Fai munches d’Alter Bridge, pero tamién se atreve con Janis Joplin. Esta de debaxo ye un tema d’ella.

Confeti

2 02UTC febrero 02UTC 2013

He estado echando un vistazo por ahí. El confeti viene a estar, en números redondos, a 10 € el kg como mucho; aquí lo tienen a 3,8 €. Así que 4680 € dan para más de 400 kg de confetti, y si es del barato, para bastante más de una tonelada.

Sigo sin acabar de creérmelo. Habrán simplificado y puesto “confeti” como concepto para referirse a un montón de cosas. Digo yo.

Pero bien pensado… igual no. Quizás esos cumpleaños sean verdaderamente como el carnaval de Río. Que también puede ser. Visto lo de la decoración de las comuniones y todo eso, no tenemos ni idea de cómo se las gastan (nunca mejor dicho) los ricos.