Y todavía más sobre confeti

Me cabrean los políticos, sí. Pero ¿sabes qué me cabrea más aún?

Los periodistas. Creo que se cuentan entre los principales responsables de que los políticos sean como son.

Me parecía raro y más que raro, y tengo la mala costumbre de intentar entender las cosas y preguntarme si lo que oigo es verosímil o no.

En relación con el confeti de Ana Mato, he venido oyendo estos días historias épicas sobre miles de euros tirados en forma de papelitos; tan bien traídas, tan atractivas, tan novelescas, que resultaban sospechosas.

En unos sitios leí que que el confeti era para la fiesta de cumpleaños de Sepúlveda, y en otros que era para la fiesta de cumpleaños de sus hijos. Cuando pasa eso, apesta a invento. A escribir sin tener ni idea, y a dar por cierto un hecho que nadie se ha molestado en comprobar.

Las cantidades exorbitantes venían muy bien para el numerito de indignarse con Ana Mato. Cuando se tira del hilo y salen esos cañones capaces de enterrar una casa en confeti, también. Pero cuando se tira del hilo y enseñan la factura, ¿dónde dice algo que la relacione con Ana Mato?

No digo que no tenga que ver; digo que nadie explica por qué están seguros de que tiene que ver, o de qué forma tiene que ver. Hablan de confeti en fiestas infantiles (ni siquiera eso está claro), y punto.

Pues no; parece que era todo mentira. La empresa dice que esa factura es… del ascenso del Getafe.

¿Por qué estos periodistas que metieron la gamba hasta el fondo no explican ahora por qué la metieron? Una tal Ana del Barrio pregunta en portada si ha mentido Ana Mato. No lo sé, bonita, pero lo que parece garantizado es que ha mentido El Mundo (y los demás), y no se corta en decirlo sin dar ni una explicación. Un periodista no puede hacer esto, y tendrían que rodar cabezas. Si se sospecha que esa factura encubre gastos de Sepúlveda, o algún chanchullo raro, pues que hablen del chanchullo, y no del confeti.

Por otro lado, andan a vueltas con que si Ana Mato estaba en régimen de gananciales con el marido, o no, en tal o cual año. De mano, no me parece raro que alguien se separe y por pereza, inercia o por lo que sea no haga los trámites para cambiar eso. No sé si es tan relevante al lado del resto de cosas que sí sabemos y que son verdad. Y respecto al matrimonio de Ana Mato, toda esta historia de su marido es conocida desde hace muchísimo tiempo, desde antes de que fuera ministra. Si debemos escandalizarnos, debimos escandalizarnos cuando se publicó la lista de ministros, y no ahora resucitando una historia antigua.

Anuncios

5 comentarios to “Y todavía más sobre confeti”

  1. ayalgueru Says:

    Es tremendamente curioso que en tu blog no haya una sola entrada sobre los numerosisimos casos de corrupcion de los socialistas en Asturias, y que son desde hace años, y sin embargo te empecines en ir a buscar la corrupcion a 500 kilometros de tu casa, solo porque es del PP.

    Curioso y esclarecedor, ni una sola mención a la mayor trama de corrupcion política de la historia de Asturias, cuyos imputados (en filas socialistas todos) se cuentan por decenas, y el dinero supuestamente robado a la administración, en decenas de millores de euros.

    Eso por no meterse en otros casos. Como digo, curioso y tremendamente esclarecedor.

  2. guticr Says:

    > Es tremendamente curioso que en tu blog no haya una sola entrada sobre los numerosisimos casos de corrupcion de los socialistas en Asturias,

    Como habrás visto, no hay tampoco ni una sola entrada sobre lo que hace o deja de hacer en Asturias el PP, UPyD, IU, Foro ni nadie. No escribo sobre política asturiana, por razones que no vienen al caso.

    Igual te estás columpiando un poquitín al juzgarme. De todos modos, ya sabes que siempre eres bienvenido.

  3. Guti Says:

    Por cierto, también es curioso que me escribas esto en un post en el que prácticamente defiendo a Ana Mato.

  4. Rafa Font Says:

    “Curioso y esclarecedor”. Ya están aquí los maniqueos del “o conmigo o contra mí”. Que se vayan a paseo.

  5. ayalgueru Says:

    Esta muy bien denunciar la corrupcion y la mala praxis, pero en momento que las criticas solo se centran en una formacion política concreta o segmento ideologico (si es que aun existe eso), una sana critica o un blog de contenido politico, pasa a convertirse en un simple planfleto sectareo al servicio de los de siempre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: