Mejor resolvían problemas aquí abajo

El telescopio espacial Hubble es una de las joyas de la ciencia a nivel mundial. Se han publicado en revistas importantes más de 9.000 artículos derivados de sus observaciones; mientras que un tercio de los artículos sobre astronomía no son citados nunca, sólo un 2% de los relacionados con el Hubble han quedado sin citar. Sólo como ejemplo de la envergadura del proyecto: con el desastre del Challenger y el parón del programa espacial de EEUU, se retrasó el lanzamiento varios años, y mientras el telescopio estuvo en tierra, su mera conservación requería unos 6 millones de dólares mensuales.

El aparato era tan importante como para justificar, cuando se descubrió un defecto de fabricación en su espejo, una misión completa del transbordador espacial para repararlo. De hecho, hubo 5 misiones de mantenimiento y actualización. Mandar astronautas a hacer paseos espaciales no sale nada barato. En total, se calcula que el Hubble ha costado, hasta 2010, del orden de 10.000 millones de dólares. Todavía sigue en funcionamiento (lleva más de 20 años), y gracias a él se ha conseguido responder a un montón de preguntas fundamentales, y plantear muchas otras.

Es un logro de la Humanidad, no cabe duda.

Pues al ejército de EEUU le sobran dos telescopios orbitales parecidos, y se los ha regalado a la NASA. Dos trastos bastante parecidos al Hubble. Por supuesto, ellos no los querían para mirar al cielo, sino al suelo; son (iban a ser) satélites espía.

No deja de ser un regalo envenenado, porque (por supuesto) los militares les han quitado los instrumentos ópticos y electrónicos, y de todos modos habría que ponerlos en órbita, así que si la NASA los aprovecha, le va a costar bastante dinero. Están pensando qué hacer con ellos.

Pero para que la NRO regale dos aparatos como estos, podemos preguntarnos qué presupuesto manejan, qué clase de juguetes tienen, sabiendo que esto es sólo la punta del iceberg. Podemos compararlo con las “costosísimas” misiones de la NASA. Y no nos engañemos; las misiones espaciales civiles también tienen, estoy seguro, una finalidad y aprovechamiento militares, aunque sean indirectos.

Mejor dedicaban el dinero a arreglar problemas aquí abajo, se dice siempre respecto a la ciencia… Es como la crisis; resulta que la culpa no es de la economía especulativa, la culpa es de esos viejos que van demasiado al médico porque se aburren. Ellos sí que tienen un impacto, y ahí es donde hay que ahorrar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: