Morrió el carteru

Cuandu yo estudiaba na escuela, tenía una maestra de francés que se llamaba Fifí. Dime si eso nun ye un luxu. Non, nun yera francesa; d’aquella nun hebía profesores nativos nin coses d’eses. Fifí daba francés, y una temporáa dio clases de ximnasia, nun sé si por baxa del profesor “titular”. Yera dalgo provisional, porque diba de tacones, comme il faut.

Esta maestra dexóme un día una cinta, que nun-y devolví y tovía conservo. Siento nun devolver coses, de cutio nun lo faigo, pero nesti casu alégrome, porque ye un recuerdu de Fifí.

Per una cara, diba George Brassens, y pela otra, Georges Moustaki. Y a los mis tienros… bueno, nun sé cuántos años, pero seríen diecimuipocos (¿doce?), paecióme ablucante una canción: la del carteru.

Diz asina, en traducción llibre:

El xoven carteru morrió.
Namás tenía diecisiete años.
Too terminó pa nosotros dende agora.

Ye él el que venía tolos días,
colos brazos cargaos de toles mes palabres d’amor.
Ye él el que tenía nes manes
la flor d’amor recoyía nel to xardín.

Marchó pal cielu azul
como un páxaru, por fin llibre y feliz.
Y cuando la so alma lu dexó
un ruiseñor, en dalgún sitiu, cantó.

Quiérote tanto como enantes,
pero ya nun pueo decítelo.
Llevó con él
les caberes palabres que yo t’escribiera.

Ya nun va dir polos caminos
floríos de roses y xazmines
que lleven a to casa
El amor ya nun pue viaxar
Perdió al so mensaxeru
y el mi corazón ta como na cárcel.

Marchó’l adolescente
que te llevaba les mis alegríes y tormentos.
L’iviernu mató la primavera,
too terminó pa nosotros dende agora.

Paez que Moustaki morrió. Dime si esto nun ye’l meyor epitafiu, ni que hubiera preparao la metáfora. Nun añado más.

Nun atopé la versión de la mi cinta, pero voi dexar esta. La mía presta más, debe de ser en direuto y canta él solu, ensin esa muyer metía perende, pero bueno. Valdrá como homenaxe.

Güey nun soi d’esti tipu de cantautores, suena a antiguo, a démodé. Pero d’aquella paeciome pura belleza, la idega y la manera de facer un canciu con ella. Y añoro aquella época, cuandu la cultura francesa tenía dalgún pesu, y nun vivíemos dedicáos n’esclusiva a Beyoncé y a les series norteamericanes.

Y un recuerdu, mui cariñosu y agradecíu, pa Fifí, ondequiera que ande.

Anuncios

2 comentarios to “Morrió el carteru”

  1. Rose Says:

    Entré por si comentabas algo sobre el concierto de ayer-créeme que no pudo ser…me quedé con la pena :-(…y leo esto y resulta que…¡¡la mi profesora de gimnasia también llevaba tacones..!!pero con chándal included,jejeee….la llamábamos Peggie-y creo recordar que no,no sabía francés..cést la vie!
    No conocía la cancionina,muy guapa,si señor….¡¡hay qué vieyos somos ya!!!!!!!!

  2. guticr Says:

    Hi, ne!

    Toi a ver si me llegan grabaciones o coses. Hoy supongo que el profe nos pondrá les peres al cuartu 🙂

    Vieya tú… entós los demás tirámonos al río 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: