Los discos se graban así

Una de las muchas cosas buenas que tiene ser amigo de Juanjo Zamorano desde hace 30 años es que he visto cómo se iba convirtiendo en músico, desde cero.

Y hoy escribo esto porque he estado escuchando el último disco de The Pilgrim RoseHendrik Röver & The Pilgrim Rose cantan.

Hace mucho tiempo, cuando empezó todo esto de la música grabada (y saltos y cánticos, que dirían Dr. Explosión) un disco era una canción. Era un chisme revolucionario que permitía que oyeras una canción muchas veces.

Luego, los discos empezaron a mejorar técnicamente y cabían varias canciones. Así que un disco era un montoncillo de canciones reunidas, sin más. Se puede decir que todos los discos eran recopilatorios.

Después, los discos empezaron a ser obras en sí mismas, dicen que principalmente a partir del Sgt. Pepper’s Lonely Hearts Club Band de los Beatles (que son, por cierto, otra de las pasiones del señor Zamorano). Pero muchos de aquellos discos que eran una colección de canciones son, de hecho, obras maestras, y muchos los recordamos con aprecio y añoranza. Y recordamos también aquellas portadas, que hoy parecen tan retro, con aquellas tipografías sesenteras; aquellos discos concebidos para la carpeta grande del vinilo.

Uno puede preguntarse qué sentido tiene hoy hacer ciertas cosas, cuando incluso el disco compacto (que de todos modos es una mierdecilla de 12 cm de diámetro) es completamente innecesario, y la música parece estar en manos de tipos que recorren en jet privado tres continentes en tres días para… pinchar discos ante cuarenta mil personas que los adoran.

¿Qué sentido tiene hacer música tradicional?

¿Qué sentido tiene hacer música tradicional norteamericana… en Asturias?

¿Qué sentido tiene hacer un disco de canciones?

¿Qué sentido tiene hacer una portada a la antigua usanza, con un título a la antigua usanza, y poner un buen puñado de excelentes fotos?

¿Qué sentido tiene grabar un disco a mano, de una sentada, recogiendo el sonido tal como lo habrías oído si hubieras estado allí?

Hendrik Röver & The Pilgrim Rose cantan

Si esas preguntas no se contestan por sí solas a medida que las haces, no compres este disco.

Este cantan se ha grabado en un día, con cinco músicos tocando y cantando canciones juntos, sin más. Músicos que aman esa música que hacen. Y ese es el único requisito para que una obra de arte sea auténtica.

Cuando oigo que un artista ha grabado en tres estudios, mezclado en otro país y masterizado en otro, y dicho sea sin intención de despreciar a los profesionales que lo hacen, desconfío. Porque a los efectos que importan, estoy firmemente convencido de que cualquier buen músico, en su casa, puede grabar excelente música. El 80% (como mínimo) de lo que puede llegar a conseguir estará ya ahí.

Si trabaja con profesionales y usa un estudio mínimamente decente, puede conseguir el 99%. Y si mezcla en Londres y masteriza en Nueva York, llegará al 100% de lo que la industria puede ofrecer.

Y luego tú oirás esa música por la calle, en el teléfono, con unos cascos del chino.

No, señor. Los grandes músicos son los que tocan con guitarras de madera que suena a madera, los que vociferan a un micrófono en un chigre,  y no importa, porque la música no la hace Phil Manzanera cuando los produce, sino que viene hecha de antes, porque ellos la llevan puesta. La llevan dentro, allá donde vayan. El Kind of Blue, el disco de jazz más vendido de la historia y uno de los más influyentes ventas aparte,  se grabó en dos sesiones, en una cinta de tres pistas, sin ensayos previos. Luego hubo ediciones remasterizadas, revisadas, pero a nadie le importan gran cosa. Todo estaba en aquellas dos tardes.

Y si Pilgrim Rose y Hendrik Röver se reúnen y tocan canciones, funciona, y si no te toca el corazón, simplemente no es tu estilo, y no pasa nada. Pero ningún ingeniero de sonido va a cambiar eso.

Pilgrim y Hendrik han grabado 15 grandes canciones en 7 horas, en el estudio de Hendrik, que lo mezcló todo.  Los discos se graban así.

Si los músicos llevan  dentro la música que aman, claro.

Como este disco se ha grabado con medios profesionales, es perfecto (en lo técnico) al 99%. A cambio del 1% restante (que a nadie le importa), tiene un 110% de alma. Un precio que merece la pena pagar sin ninguna duda.

Y encima han incluido Man of Constant Sorrow, que para mí ya es una propina 🙂

Escucha el disco, y si te gusta, cómpratelo, y en cualquier caso no te pierdas las liner notes que escribió Juanjo, que (este es el único pero) están en la web pero no en la carpeta del disco.

Anuncios

6 comentarios to “Los discos se graban así”

  1. darioa Says:

    Ejem, por hacer de abogado del diablo, no todo el mundo escucha los discos todo el tiempo con auriculares patateros. Se agradece que los discos estén bien grabados y mezclados, siempre que la música sea buena y te guste 🙂 Ciertamente, puede hacerse bien incluso en condiciones “caseras”, y más con los medios actuales.

    Como contraejemplo, los Beatles grabaron Sgt. Pepper’s no en una tarde, sino en 129 días…

  2. J. Zamorano Says:

    ¡Gracias amigo!, no merecía tanto.
    Me enorgullece muchísimo que te guste el disco y que lo hayas entendido tán bien. No esperaba menos…

    Zamorano

  3. guticr Says:

    Darío: hombre, este tipo de normas no valen para todo el mundo, claro, y hay música que se debe hacer mezclando y remezclando. Pero hoy se abusa de eso, muuuucho. Un disco de Sabina, por ejemplo, debería grabarse de un tirón, y si no se sostiene, es que no es bueno.

    El Sgt. Pepper’s es, efectivamente, un contraejemplo, y el productor de los Beatles más aún: un obseso buscando meter trompetillas aquí y organillos allá. Es lo opuesto. Vale, ese disco quedó resultón y supongo que es excelente para buscar soniditos ocultos mientras uno se fuma algo raro. Pero las buenas canciones de los Beatles se tocan (se pueden tocar) con una guitarra.

    Juanjo: merecía más, pero me iba a quedar demasiado largo 🙂 Al menos queda claro que me ha gustado, que es música de verdad, y que me parece una idea excelente grabarla así, si no fuera porque en general es MUY difícil, pero vosotros habéis podido.

    Os admiro un montón.

  4. Rose Says:

    Totalmente de aucerdo-bueno, ya lo sabes- y ahora que estoy escuchando el discu por segunda vez,más convencida si cabe de que la calidad cuando algo es auténtico no necesita lazos ni merengue pa endulzarlo…(también hay que tener en cuenta que me gusta el género).

  5. darioa Says:

    Hombre, si nos ponemos a hablar de los abusos de la mezcla, remezcla, masterización y demás no acabaríamos.

    Pero volviendo al caso concreto, ya adelanto que no soy muy aficionado a este estilo de música. Pero hay que decir que incluso en altavoces (razonables) de ordenador, este disco suena muy bien 🙂

  6. Los discos se graban así (II) | Diariu de Guti Says:

    […] Literalmente; si quieres cómo se graban, aquí está. No lo sabía cuando escribí la otra entrada. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: