Archive for 26 junio 2013

Una Radio Flyer

26 26UTC junio 26UTC 2013

Las guitarras Monteleone no sé si suenan bien o mal (no tengo ocasión de oir ninguna, por lo menos en persona), pero son preciosas. Y carísimas. El propio John Monteleone las construye una por una, y no tiene empleados. Ya ni se sabe cuánto cuestan, pero el precio se mide en decenas de miles de dólares, y el tiempo de espera si quieres que te haga una anda ya por los tres años, para empezar.

De hecho, para mí algunas de sus guitarras están entre las más guapas que he visto.

Por eso me pregunto…

Tengo un concepto muy amplio de arte, y estoy seguro de que esto de aquí debajo es arte, interesantísimo, genial.

Pero… ¿de verdad esa guitarra es una Monteleone Radio Flyer? ¿De verdad este tipo tenía que hacer esto que hace con una Radio Flyer?

Anuncios

Jam nel Danny’s – Scrapple From The Apple

21 21UTC junio 21UTC 2013

Y al día siguiente de la del CAJ, jam nel Danny’s Jazz Club. Repetíen Xaime Arias y Tony Cruz, y taba con ellos el gran Alfonso Vega.

La pena ye que hebía poquíiisima xente. Pa tocar, en principiu namás tábemos Javi y yo (anque lluéu Alfonso lió a un conocíu pa que tocara les congues). Y eso ye una pena, la verdá. Al final de la nueche hebía dalgo más de xente.

Pues ná, equí dexo un recuerdu. Yo llevé miraos un par de cancios, pero ellí, como nun hebía batería y taba too un poco tranquilo, paecióme meyor tocar dalgo animáo pa variar, y propuse Scrapple from the apple. Pa tar ensin mirala, quedó salvable (por mi parte, digo).

Jam nel Blanco Satén – Insensatez (How Insensitive)

20 20UTC junio 20UTC 2013

Ayeri foi la jam del CAJ (Colectivo Asturiano de Jazz) nel Blanco Satén. La cabera d’esti cursu. Espero que’l próximu añu entamen otra vez.

Ayeri taben Alfredo Morán, Tony Cruz, Xaime Arias y Fernando Arias. A Xaime, les veces que lu vi últimamente, gustome enforma, más que cuandu lu entamé a oír va dellos años (que ya ye decir). Pémeque meyoró un montón, anque paezca imposible nun músicu d’esti nivel. Tamién me gustó muncho Fernando Arias, un músicu al que oyera poco.

Cuandu me llegó el turnu, toqué los cancios que mirara: Recordame (salvable) y Stella by Starlight (salvable tamién), que toqué con Alfredo, Tony y Fernando, y prestome pola vida. Llúeu, cuandu yo ya baxaba, díxome Alfredo que tocara Solar. Y nun pude negame, anque ye un tema mui problemáticu pa mí. En realidá ye un tema perfácil, y además miráralu dalguna vez va tiempu, pero tien delles dificultáes. Una, que tóquenlu, de cutio, bastante aprisa. Y dos, que esi putu papel del Real Book tien tres compases por llinia envede cuatro, como ye’l vezu. Si lu lleves mui, mui de memoria, da igual, pero en cuantu tengo que mirar pal papel, ya me saca de mis casilles. Y yo nun lu llevaba de memoria; nun lu mirara dende va munchos meses. Poro, saliome bastante mal.

Y cuandu baxaba otra vez, dizme Alfredo: “Mira a ver si ta Javi pa que toque Insensatez. Busqué a Javi, pero nun taba pel llabor (fora al oculista, echara gotes y nun veía na, el probe). Cuandu-y lo dixe a Alfredo, dixo: “¿Tóquesla tú?” Yo dixe asustau “No, no”. Pero lluéu pensélo, y anque tampoco la mirara, en realidá conózola meyor que Solar. Asina que díxe-y: “Bueno, pues sí, tócola yo”. Y entós subió Xaime.

Y saliome esto. Total, que yo apunteme a dos canciones, pero al final toqué cuatro y tuve casi media hora ellí enriba. [Grabáo permal con un móvil que, además, satura too lo que graba.] Qué pasada tocar con Xaime, fai que funcione too. Bueno, qué pasada tocar con toos, la verdá.

[audio http://cal.hola-mundo.info/musica/blog/2013-06-19-22-09-13-Insensatez.mp3|titles=Insensatez]

Dejad que los niños se acerquen a mí

17 17UTC junio 17UTC 2013

Ya dije alguna vez que no hay que juzgar a la ligera. Que hay que dar a la gente el beneficio de la duda, esforzarse, ponerse en su lugar.  Y también dije que a veces cuesta.

Los partidarios de la tauromaquia dicen una y mil veces que el suyo es un pasatiempo responsable y pacífico. Pero entonces no sé cómo tomarme el artículo que le leí el otro día a José Luis Vadillo, digno compañero de filas de Zabala de la Serna.

Vadillo estaba muy, muy enfadado porque el Ayuntamiento de Utrera, que viene a ser “de los suyos”, ha sacado al parecer una ordenanza municipal en la que prohíbe que asistan a la tauromaquia… agárrense. Los niños menores de siete años. Le ofende.

Es decir: para Vadillo es aceptable no ya que en una plaza de toros estén adultos que han elegido ese espectáculo y blablabla. Le parece más que aceptable que haya, pongamos por caso, un niño de seis años. O cuatro. No tendría que haber ningún tipo de límite.

Yo, que creo en la cultura y las artes (en las de verdad, digo), no me escandalizaría si dijeran que no puede haber menores de siete años en una representación de Yerma, o en un concierto de los Rolling Stones, o ¡qué demonios!, en ningún espectáculo multitudinario o en el que el nivel de ruido supere determinado umbral. Pero no sólo es eso lo que me ha dejado perplejo.

Lo que me deja perplejo es esto que dice el tío:

La afición a la fiesta taurina, como casi todas las pasiones en esta vida, sólo puede arraigar si empieza a crecer cuando uno es niño.

¿Qué? ¿Usted perdone?

Si me pongo a repasar mis pasiones, quitando quizás la lectura y El Principito, ni una sola empezó a crecer en mí cuando era un niño de siete años.

Para Vadillo, prohibir a los niños de seis años (¡o menos!)  la entrada en las corridas es “dar la puntilla” a la tauromaquia. Eso tiene una lectura muy clara.

La tauromaquia sólo se perpetúa si se expone a la misma a niños indefensos, si se les convence y deforma desde pequeñitos, desde casi antes de que tengan recuerdos. De no ser así, de ser la tauromaquia una elección libre e informada, se extinguirá (qué pena), porque a los adultos, a los que han conocido otras cosas, o aplican su raciocinio, a los que no están indefensos ante una tradición estúpida adquirida por reflejo condicionado y apoyada en argumentos demenciales, no los podrá engañar.

Esta llamada a reclutar niños inermes (no ya niños de quince, ¡niños de siete para abajo!) me parece de lo más bajo, rastrero, miserable y revelador que he oído decir a un promotor de la tauromaquia. No lo había visto nunca.

Vadillo, si eso que tú defiendes es arte, si es justificable, si se puede entender y aceptar, no pidas que te dejen pervertir a los niños. Deja que sean adultos con entendederas los que se acerquen a tu arte. Enfréntate a uno de tu tamaño.

Y explícale estas fotos, que al parecer subió a Facebook un matarife portugués de nombre João Moura Jr., que aparentemente se divirtió dejando que sus perros mordiesen a un toro en su finca. Él, luego, dice que no, que es que se colaron sin querer y fue un hecho aislado, porque claro, quién va a querer a los animales más que él, y blablabla. Encima de torturador, me parece un cobarde y un mentiroso (pero no es la primera vez que tengo esa sensación con un torero, perdón, quería decir con un matón), porque a ver cómo te da tiempo a ponerte a hacer fotos (unas cuantas) si se te cuela un perro y se pone a morder a quien no querías que mordiera, y a ver por qué las subes a Facebook y te molestas en ponerles tu marca si de verdad te disgustan y te parecen una desgracia y un accidente. Alimaña miserable.

El valiente se divierte

 

O les explicas, a adultos bien formados y con dos dedos de frente, que esta es la imagen de un artista que quiere y respeta muchísimo a los animales, a los toros en particular, porque eso que les hace con los hierros se lo hace por su bien.

Un valiente y un artista

 

El resto del artículo de Vadillo, sus bobadas sobre Disney y que mueren más animales en el mundo, ni lo comento, porque es tan estúpido como lo que tuvimos que discutir en su momento con algunos fumadores. Y uno se cansa de gilipolleces. Será que me hago mayor y todo esto son cosas de niños.

Meet Miss Iowa

14 14UTC junio 14UTC 2013

Dicen en El Mundo que la nueva Miss Iowa, Nicole Kelly, no es la típica reina de la belleza a la que estamos acostumbrados. Aquí tienes a Nicole. No se parece nada a una reina de la belleza, ¿no?:

Nicole Kelly, Miss Iowa 2013

Nicole es manca; nació sin el antebrazo izquierdo. Así que su coronación como Miss Iowa es una historia de confianza en uno mismo, de lucha contra los estereotipos y los complejos. Me parece de maravilla.

Es muy injusto que Nicole haya nacido sin ese brazo; sin duda merecía tener dos, o como mínimo no había hecho nada para merecer quedarse sin uno. Es algo que le cayó en suerte, y ante lo que realmente no puede hacer nada; puede esforzarse, o entrenarse, para bucear, bailar o esas otras cosas maravillosas que hace, pero no puede esforzarse ni entrenarse para tener brazo.

Por eso sería muy injusto que tuviera cerrada la puerta a ser Miss Iowa. Y por eso me alegro mucho, sinceramente, por su victoria. Y es estupendo que lo gane precisamente en un concurso de belleza (disfrazado de programa de becas).

Así podemos inspirarnos con esta mujer que les ha dado a los organizadores donde más les duele, demostrando que la belleza no es un concepto estándar, y que las mujeres que nacen con unos u otros encantos tienen todo el derecho a ser reconocidas como reinas de la belleza.

Bueno, pueden inspirarse las mujeres rubias de ojos azules y tipazo, con cara de actriz de Hollywood. Las que hayan nacido con los dos brazos, pero los muslos un poco más gruesos, o la nariz un poco más grande, o los labios más finos, que busquen inspiración en otro sitio, por favor. En Miss Iowa pintan poco. Además, todo eso sí que se puede operar, así que si no encajan es culpa suya.

La más grande

10 10UTC junio 10UTC 2013

Bueno, no. La más grande es Ella Fitzgerald. Vale.

Pero ¿y después?

Después suelen salir muchos nombres: Billie Holiday, Sarah Vaughan, Nina Simone. Y también Anita O’Day, Betty Carter, Dinah Washington, Mildred Bailey, Julie London, Peggy Lee.

Y en el montón sale a veces (sólo a veces) un nombre, casi como uno más. Pero para mí, dejando aparte a Ella, posiblemente sea la más grande (con todo lo discutible que es eso, y hasta lo discuto yo conmigo mismo). Siendo sacrílego (que a veces me gusta) me parece que Carmen McRae es la más grande después de la más grande, y que está por encima de Sarah Vaughan, y bastante por encima de Billie Holiday (hala, lo que ha dicho).

No tiene esa voz dulce de Ella; esta es café solo, como Sarah Vaughan. Pero engaña, porque maneja los agudos de repente, y todo con esa dejadez (aparente) del que canta como habla, fácil, dejándose llevar. La pronunciación, el fraseo, y cómo canta todo tan sumamente claro y entendible con esa voz tan oscura, que cuando quiere es alguien hablando y cuando quiere es una trompeta, pero siempre con la desgana del swing, siempre pareciendo que todavía tiene un montón de energía guardada que no está usando y si la usa mejor agárrate. Escúchame esto, It Takes a Hole Lot of Human Feeling, o ese Straighten Up & Fly Right, o aquel increíble (el mejor que he oído) I Fall In Love Too Easily. O la versión que hizo con Dave Brubeck de Take Five. O… All the things you are.

Sin olvidar la enorme presencia escénica que tiene esta mujer, a cualquier edad y sin peluquerías ni alharacas. Parece una señora despistada que viene de hacer la compra, una de esas a la que crees que le puedes dar el timo de la estampita pero cuando tú vas ellas ya han vuelto… y si me pega una voz, yo dejo lo que esté haciendo y me pongo firme.

Bueno, clasificaciones aparte, porque esas ordenaciones son tontería, me parece que es una de las cantantes menos valoradas en relación con su talento. Pero para mí, Carmen, quitando a la más grande, eres la más grande.

Los discos se graban así (II)

7 07UTC junio 07UTC 2013

Literalmente; si quieres cómo se graban, aquí está. No lo sabía cuando escribí la otra entrada.

Primero, los Pilgrim haciendo música religiosa. I’ll fly away. Creo que este es, tal cual, el corte que va en el disco; de hecho, el “piticlín” final de Hendrik lo deja claro.

Y segundo, los Pilgrim haciendo una canción de Hendrik. En las notas del disco, Juanjo ya cuenta que el fundido final de la canción lo hacen artesanalmente, alejándose despacito de los micros y saliendo de la sala de grabación. Resulta que aquí puedes verlo.

Jam nel Danny’s – Things we did last summer

7 07UTC junio 07UTC 2013

Ayeri hebo jam nel Danny’s. Y dio la casualidá de que taba per equí… Mónica Matabuena, ná menos. Y siempre presta pola vida vela y charrar un ratu, pero ayeri malapenes pudimos. Eso sí: polo menos pudimos tocar xuntos un tema, que tovía presta más.

Primero tocaron Jacobo de Miguel, Ethan Winogrand y David Casillas, temas de Monk. Y son tres fieres corrupies. Basta decir que lluéu naide quería salir a tocar dempués d’ellos. Pero como digo siempre: los grandes son los más humildes y los más pacientes. Y allí quedó Jacobo a ayudanos a toos.

Como nun se animaba naide, yo salí, tamién salió Fede, creo recordar que Gonzalo, y dixo Jacobo “¿qué tal si tocamos All the things you are?” Pues hala, a ello. Sobreviví.

Les jams valen, entre otres coses, pa deprender a afrontar imprevistos. Y ayeri nun había ampli de guitarra. El de baxu tenía una entrada estra, pero nun diba sonar mui bien. Bueno, eso ye lo de menos, me dixe. Si suena peor, suena peor. Y sí,  el soníu ye malísimu.

Otru problema: nun hebía micrófonu. Ye el primer día que pasa, y tien que ser el día que vien Mónica. ¿Crees que se cortó? Non, señor; esta se arremanga, canta a pelo, los demás tocamos más suave, y pista. La xente empezó a callar y escuchar… y triunfó, claro.

Equí tengo unos error brutales (¡perdón a Juan Robles, que ye el que toca esto perbién!), pero nel pecáu ta la penitencia, asina que voi colgalo equí, pa bien y pa mal, porque pa mí ye un recuerdu guapu. All the things nun la cuelgo, que ye muncho más llarga tovía. La grabación ye pésima, pero ¿a quién-y importa?

Ye lo que pasa cuando ún toca un tema nuna formación na que nunca nun lu tocara, y ta tan atentu a dar indicaciones… que lluéu falles na to parte.

Dempués subió otra xente, y lluéu pasó otra cosa buena; dixéronme de salir otra vez, y salí. Jacobo dixo que tocáramos Well you needn’t, yo digo que nun conozo el tema, nin sé cómo ye (oyéralu namás una vez, nun conciertu que diera Carrio con temas de Monk nel D’Angels Drinks), él diz que ye igual, yo digo que bueno, que si será factible que lu toque poles buenes, y diz que sí, que el puente ye un poco cabrón, pero que escuche y p’alantre. Y la verdá que sí, que salimos p’alantre perbién.

Asina que pude compartir un momentín con Mónica (que marchó pronto) y deprender más coses importantes, y ver tocar a Javi, cantar (tamién ensin micru) a Elena Llorente… Un día completu.

YouTube mata la música

6 06UTC junio 06UTC 2013

Al parecer dice Krystian Zimerman, uno de los mejores pianistas clásicos del mundo, que Youtube mata la música. Bueno, en realidad lo que hizo fue dejar de tocar en un concierto en el que un tipo le estaba grabando con el móvil; yo diría que eso de Youtube es una interpretación del periodista, pero en el mismo artículo lo cita. Según el periodista, y usa comillas, Zimerman habría dicho: “Ya me ha ocurrido en varias ocasiones, [sic] perder un contrato o un proyecto de grabación porque el productor me dice que lo siente mucho, pero que ha descubierto que eso está ya en YouTube. […] YouTube está teniendo un efecto muy destructivo sobre la música clásica y no me refiero a una cuestión de derechos de autor, sino a la cantidad de música de excelencia que está dejando de producirse a cambio de grabaciones de pésima calidad y cuya reproducción en absoluto puede compararse a un estándar de calidad media”.

Krystian Zimerman, apesadumbrado por los avances informáticos.

Krystian Zimerman, sufriendo en silencio por los avances informáticos.

Para ser exactos, Krystian, por esa regla de tres no es que determinado concierto tuyo esté en YouTube; lo más cercano a la realidad es que toda la música clásica está en YouTube. Todo lo ha tocado alguien antes, y muy probablemente lo ha grabado.

Si los discos no terminaron con los conciertos, los proyectos de grabación o los contratos de todos los intérpretes de música clásica anteriores, no me explico cómo YouTube puede hacerlo ahora.

Por otra parte, según su lógica es de suponer que nadie querría pagar nunca más una entrada para escuchar cómo Zimerman toca los conciertos de Grieg, porque ya los grabó con Herbert von Karajan. Ningún promotor contratará a Zimerman para que toque conciertos de Brahms, porque ya los grabó con Leonard Bernstein.

Ah, sí; pagarán la entrada para verle la cara. Pero como ya lo han visto en fotos, ni eso. Va a ser verdad lo que decían los indios, que las fotografías roban el alma.

No lo entiendo. Me parece normal que Zimerman se cabree cuando un espectador lo está grabando, porque se le ha convocado para escuchar una interpretación, no para grabarla, ni molestar, ni desconcentrar al músico. Pero la otra parte, la del daño que hace YouTube a la música…

Yo creo que YouTube es una bendición para la música. Permite ver tocar a músicos que nunca tendrán la oportunidad de hacer giras como las de Zimerman. Permite disfrutar de la música a gente que nunca podrá pagarse una entrada para Zimerman. Hay montones de temas que conozco gracias a YouTube, hay montones de personas explicando cómo tocar, enseñando lo que saben hacer, y animando a otros a disfrutar del arte, facilitándoles el camino. YouTube ha revitalizado la música hasta extremos impensables.

Mientras tanto, aquí va la Sonata Waldstein de Beethoven, por Georgiana Dana Balanica, una profesora (casi) desconocida de Toronto.

Si alguien se plantea ir a ver a Zimerman, no va a dejar de hacerlo por poder verlo en Internet. Si acaso, puede ser al revés; al verlo en YouTube, puede que se anime a ir a ver al Zimerman auténtico. Respecto a comprar discos, pasa más o menos lo mismo, pero es un tema largo.

Total: no me parece que esté muy acertado Zimerman. Y si un productor dice que no hacen el proyecto porque en Internet ya hay un vídeo casero grabado con el móvil… amos, anda, Zimerman. ¿Con qué clase de gente tratas tú?

Oye, molaría ver a Georgiana en directo, ¿que no?

Whappss

6 06UTC junio 06UTC 2013

Espero que las clases no sean de inglés.

Whappss