Puntos… de sutura había que davos

Tengo una norma: nun faigo casu a les promociones, los descuentos, les tarxetes, los programas de fidelización. Si me quies como cliente, cóbrame barato y dame buen serviciu, y acabóse. Nun me marees, porque además, sé que ye too mentira, que salgo perdiendo igual, y que’l tiempu qu’echo en controlar les ofertes y los plazos y esclavizándome nun compensa les perres que puea ganar. Namás faigo una esceición, y son los vales de descuentu del súper.

Va dellos días qu’echo la tarde en colocar papeles. D’esos papeles que lleven milenta años perende, esperando sitiu. Y ente ellos los que más pereza me dan son les factures de la lluz. Nun sé pa qué les guardo, si nun les miro enxamás.

Pues ayeri púnxeme a colocales. Y ente los papeles atopé ún que me decía que tengo puntos d’Hidroeléctrica. Tenía 10.000 y picu puntos. Y parte d’ellos diben caducar, además, porque a los tres años caduquen si nun los gastes.

“Arrea”, me dixe, “más de 10.000 puntos. De xuru que ye una mierda, pero igual me da pa unes cuchares, o algo”. Asina que fui a la páxina web d’Hidroeléctrica a ver si pedía un regalu, gastaba los puntos esos y a otra cosa.

Entós baxéme el catálogu de regalos. ¿Quies saber los regalos que hai? Voi de menos a más.

Lo más barato ye regalalos, a Cruz Roja o asina. Tá bien.

Lluéu, pues comprar entraes pal Botánicu o el acuariu. Cuidáo, entraes de gua.he o de vieyu, más barates.

Lluéu pues descontátelos de la siguiente factura.

El oxetu más baratu que tienes ye una bolsa de la compra. (Sí, una bolsa de la compra, con publicidá d’Hidroeléctrica).

Lluéu hai camisetes con publicidá d’Hidroeléctrica.

Otres entráes pa acuarios y tal.

Una mochila.

Unos auriculares.

Y d’ehí p’arriba. Lo más caro ye un robot aspiraor.

¿Quies saber lo que podía yo facer colos mis 10.000 puntos, que taben a puntu caducar?

Pa un lápiz USB de 4 GB, una mierda de lápiz, ya nun llego; son 11.000. Una camiseta, una mierda de camiseta de publicidá que teníen que regalate (o pagate por llevala) son 7.000 puntos. La mochila, que pues imaxinate cómo será, son 9.000. Pa les entráes, la única d’adultu que pueo comprar ye una pal xardín botánicu, que son 5.500; pa dos ya nun llego. Bueno, digo que tengo 10.000 y picu puntos, pero nun ye verdá; 1.000 o asina ya caducaron.

Un economizador d’agua (sí, una tuercuca d’eses que se ponen nel grifu) val de 13.000 a 15.500 puntos. Un xuegu de 3 toalles, 21.000 puntos.

O sea, que si yes un cliente normal, con un gastu normal, durante dellos años, con suerte igual te regalen (¡oh!) una camiseta. Non muncho más, porque nun pues acumular los puntos durante más tiempu; ya digo, caduquen.

Nun soi desagradecíu. Pero dígovos la verdá: veo el catálogu y paezme un insultu. Si nun me das ná, pero me prestas el serviciu que me tienes que prestar, soi un cliente satisfechu. Si te ríes de mí, si  me ofendes d’esa manera miserable, soi un cliente cabreáu.

Aparte de que hai dalgo erróneo en premiar al que más corriente gaste. Porque entrúgome cuánto hai que gastar pa sacar los 104.000 puntos que val el robot aspiraor. O los 53.500 que val un cepillu de dientes.

Hala, ya toi esperando la mi mochila, agradecíu ya ilusionáu. Toi que nun mexo.

Anuncios

Una respuesta to “Puntos… de sutura había que davos”

  1. Rose Says:

    Total que al final depués de tanto rezongar vas pedi-yos la mochila??? jajajaj,no en serio,toy de acuerdo contigo: son como poco miserables y cutres a más no pedir ahora que si pa sacar un cepillu de esos hay que poner una discoteca vamos apañaos….!!!!
    😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: