El décimo Seminario de Improvisación

Pues ya se terminó el X Seminario de Improvisación de Siero.

Como cualquier experiencia parecida, daría para escribir un libro. Una semana metido entre músicos, todos ellos aprendices (incluso los profesores, que tienen esa actitud aunque sean gigantes en lo suyo), pensando sólo en música, y tratando con gente conocida como Mónica, Irene, Manolo, Raúl, María, Isma, Alba, Jano, Gonzalo, Silvia… o con gente nueva como Borja o Juan.

Los profesores, impresionantes. Horacio, Eladio (gran clase la que nos dio, por cierto, sobre recursos de improvisación y pentatónicas; da para trabajar diez años), Daniel Cano (no lo conocía, y también nos dio clases para recordar, sobre motivos y otras zarandajas), Takeo Takahashi (que consiguió que sonáramos razonablemente y hasta sobreviviéramos a un rhythm changes ¡a siete por cuatro!), y ese fenómeno de la naturaleza que es César Latorre, a quien tampoco había tratado pero que toca todavía mejor de lo que me había imaginado, que ya es decir. En esta edición, mi clase de instrumento, para no repetir tanto con Marco, fue precisamente con los pianistas (no sé tocar el piano, iba a escuchar) y estuve muy concentrado intentando leer todo aquello que ponían, no me perdí ni una sílaba, así que pude ver que César, encima de un pianista genial, es un gran, gran profesor.

Acabamos todos agotados, la jam del viernes la dejé a las cuatro de la mañana y al parecer siguió hasta mucho después… Los profesores, encima, actuaron todos los días en un sitio y en otro (la gente no se imagina lo que es de verdad ser músico profesional, creo), y tuvieron el humor de aguantar aquella jam, y tocar al día siguiente ¡dos veces! (una boda y una actuación en la terraza del Niemeyer) y el domingo otra más, bajo el nombre de “SEIMS Sextet”. Tocaban, según ellos, repertorio hard bop (Jody Grind, Sidewinder, Chelsea Bridge…) No sé, pero los vi el miércoles en la Taberna del Cuévano, y me pareció tal maravilla que el sábado, a pesar de estar roto de toda la semana, a las doce de la noche nos arremangamos y fuimos a Avilés a verlos otra vez, y mereció la pena. Dani y Eladio juntos suenan genial, Takeo es el único baterista que conozco que a veces ¡para por completo de tocar! (y suena estupendamente), y a César lo podría ver tocar horas sin cansarme. Y Marco estuvo genial, me parece que ese contexto le favorece.

Lástima que esos conciertos no estén grabados…

Respecto al curso, pues qué voy a decir. No sé si es la séptima edición a la que voy (tengo los diplomas en casa, a ver si las cuento) y la conclusión es… que tengo que estudiar mucho. Como siempre.

X Seminario Siero

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: