Archive for 31 enero 2014

De verdad o de mentira

31 31UTC enero 31UTC 2014

Yo sé que la publicidad envuelve las cosas de manera… creativa. Pero creo que llega un punto en el que tendríamos que ponernos un poco serios.

La Coca-Cola es un refresco. Agua con cantidades desmesuradas de azúcar y algunos otros productos, que hacen que sirva para calmar el dolor de estómago o evitar resbalones cuando uno juega al baloncesto. Sería muy razonable que la publicidad mostrara esas virtudes, y nos convenciera de que es mejor calmar la sed con Coca-Cola que con agua, o el dolor de barriga con Coca-Cola que con bicarbonato, o incluso que es mejor aplicarla a las suelas de los playeros nuevos, en vez de laca, para mejorar la adherencia.

Lo que no tiene ninguna justificación es que nos convenzan (y nos lo creamos) de que la Coca-Cola es un modo de vida, un potenciador del buen rollo, el espíritu de la Navidad, los abdominales de un obrero  o un imán para encontrar novia.

Lo mismo puede decirse de los coches, que son instrumentos que te desplazan de un lugar a otro; no sólo es que en los un porcentaje sorprendente de anuncios de coches no se explique bien qué tiene de bueno un coche, es que en muchos de ellos ni siquiera dejan ver el coche. Sólo te enteras del nombre del modelo y de la marca.

No, amigos. No me expliquéis nada de psicología.  Simplemente, si picamos en todo eso, es que nos están engañando y somos tontos. La Coca-Cola es una cosa para beber, los coches una cosa para conducir. Que la estética sea una característica más lo admito. Pero si identificas la Coca-Cola con los mensajes de paz, te han engañado como a un tonto, sin más rodeos. Y si no, puedes preguntarles a esos de la alegre navidad cómo van a explicarles ese mensaje corporativo tan bonito a los 750 obreros de sus fábricas en España, a los que van a dejar en la calle “por causas organizativas y productivas“.

Hace poco se ha creado un nuevo partido político en España, que viene a solucionarnos la vida. En su manifiesto fundacional dicen que quieren la “renovación y el fortalecimiento de la vida democrática española“, “mejorar la calidad de las instituciones, garantizar la honradez de los responsables públicos”, porque les preocupan “los escándalos que se vienen acumulando y que afectan a los principales partidos políticos del país, involucrados en graves casos de corrupción”. Dicen que quieren “un cambio profundo de nuestra perspectiva ética. Hemos de guiarnos por valores fuertes”. Que “es imposible diseñar una política económica eficaz sin el impulso de principios sólidos. Son el esfuerzo, la perseverancia, la cohesión, el altruismo, la búsqueda de la excelencia, el reconocimiento del mérito, la honradez y el patriotismo los que crean los puestos de trabajo y traen la prosperidad. ” Que “debemos promover una cultura que aprecie y premie la excelencia, que rechace la mediocridad, el fraude y la corrupción generalizada, una cultura que genere un alto nivel de conciencia ética“.

No está muy claro ahora mismo quiénes dirigen el partido. La principal cara visible es José Antonio Ortega Lara. Ortega Lara es (al parecer más bien era) un funcionario de prisiones. Lo que lo distingue de los demás funcionarios de prisiones, y le da voz por encima de todos ellos, es que ETA lo mantuvo secuestrado salvajemente.

El número dos es, aparentemente,  Santiago Abascal, uno de los políticos del Partido Popular que durante muchos años fueron acosados por los terroristas de ETA y sus simpatizantes.

La número tres parece ser  Cristina Seguí (o así lo consideran algunos medios). Debuta en la política. Se dice que es traductora y diseñadora gráfica, y antes era azafata en Air Nostrum. También tenía, al parecer, un blog de moda. Y es la novia del, por ahora, vicepresidente del partido, Javier Ortega Smith-Molina. En su perfil de LinkedIn no pone mucho sobre su formación. Parece que domina el inglés, y pone que tiene entre sus aptitudes y conocimientos “Inglés Proficiency Brittish Council” [sic]. Guapa es, es tontería negarlo.

Como digo, parece que no está del todo claro quienes están o no en el partido ni en calidad de qué en este momento, pero esto es lo que hay.

No cuestiono la valía de todas estas personas, y por encima de todo, rechazo la idea de que sólo los políticos profesionales o los titulados universitarios puedan representar al pueblo. Pero dada la carta de presentación del partido, me pregunto en qué grado empezar de esta manera casa con la publicidad sobre valores fuertes, reconocimiento del mérito, honradez, premio de la excelencia, rechazo de la mediocridad y el fraude.

No sabes lo que es el amor

28 28UTC enero 28UTC 2014

Voy a hacer tres presentaciones, sin más.

La primera, voy a presentar un temazo. You don’t know what love is.

Me voy a tomar la libertad de traducir la letra, my way:

No sabes lo que es el amor
Hasta que has aprendido qué significa la pena
Hasta que has amado a alguien que has perdido
No sabes lo que es el amor

No sabes cómo pueden doler los labios
Hasta que has besado y has tenido que pagar el precio
Hasta que has jugado el corazón a cara o cruz y has perdido
No sabes lo que es el amor

No sabes cómo un corazón perdido siente
La añoranza
Y cómo los labios que saben a lágrimas
Ya no notan el sabor de los besos

No sabes cómo un corazón quema
Por el amor que ya no vive pero nunca muere
Hasta que has afrontado cada amanecer con ojos insomnes
No sabes lo que es el amor

Letra de Don Raye, música de Gene de Paul. Curiosa canción: se compuso para una película de Abbott y Costello (¡!) y se descartó antes del estreno, la reutilizaron para una película de serie B donde la cantaba la misma artista y pasó sin pena ni gloria… y tiempo después se convirtió en un standard del jazz.

La segunda presentación es la interpretación que hace George Benson, que sirve como modelo porque la melodía que canta es bastante fiel. Además de ser un guitarrista excelso, Benson es un reputado cantante. Y si no… escúchame esto. Si no te conmueve ni un poquito… es que no sabes lo que es el amor.

Y ahora… la tercera presentación. Unos portugueses. La cantante, Elisa Rodrigues, y el pianista (qué peligro tiene el tío),  Júlio Resende. Está bien conocer un poquito la canción (habiendo oído la versión de Benson, por ejemplo) para disfrutar esta, hecha por (al menos para mí) perfectos desconocidos. Ahí queda.

 

Rosa Regás, sorprendente

28 28UTC enero 28UTC 2014

Yo creo que la gente no cambia. Pero siempre te pueden sorprender.

Hace tiempo que dejé de leer a Rosa Regás, y ya expliqué repetidamente por qué: porque escribe muy mal y porque no razona, ciega de fervor feminista.

Hoy veo que Rosa Regás escribe sobre Valerie Trierweiler, y por una vez me picó la curiosidad. Di por seguro que iba a poner a Hollande de putero para arriba, y de representante de todos los hombres, que seguro que son igual de infieles y de indeseables. Pero por otro lado me interesaba saber si haría alguna referencia al hecho de que la historia de Trierweiler tiene interés exclusivamente porque ella es “primera dama”, es decir, que va a remolque de un hombre.

Error morrocotudo.

Resulta que Regás pone a caldo a Trierweiler, y viene a decir que si no se enteró de que algo iba mal en la relación, es que es tonta de capirote y tiene la culpa de lo que le pasa.

Si un hombre escribiera algo así, Regás le saltaría a la yugular. Pero dejando eso aparte, me dejó tan descolocado que no podía creer que estuviera leyendo un texto de Regás. Sólo me convencí cuando vi que estaba tan mal escrito como el resto de su obra columnística.

Fue un comentario de (quizás) una lectora (una tal andrea-x) lo que me sacó de mi estupor y me ayudó a explicarme el fenómeno:

Lo único que puede superar el odio de las feministas a los varones en general es el odio a otra mujer en particular.

Rosa Regás, qué fuente inagotable de tópicos sexistas.

Campeones en familia

23 23UTC enero 23UTC 2014

Esta frase es, seguro, de las que circulan por ahí en miles de muros de Facebook y en miles de Powerpoints y de tweets y de lo demás. Pero yo la he visto hoy por primera vez,  y hay que reconocer que es buena. Muy buena, porque dice mucho con unas pocas palabras sencillas, que es mi ilusión de escritor; ilusión frustrada, como se puede ver por la verborrea que inunda a veces este blog.

Esto estaba en el tablón de anuncios del gimnasio universitario:

Si quiere un campeón en la familia, entrénese.

Mientras tanto, deje que su hijo juegue feliz.

Un ejercicio de síntesis admirable.

 

Frases

10 10UTC enero 10UTC 2014

Estas son de dos comentaristas a un vídeo de Kristin Korb, Live in Vienna.

Va WereTotallyNotBroke y dice:

Apparently its not impossible to sing and play the bass.

Vamos, que “yo creía que era imposible cantar y tocar el bajo a la vez, pero parece que no; eso sí, porque lo hace esta, porque yo sigo creyendo que es imposible”. Cualquiera que haya intentado cantar y tocar el bajo a la vez lo entenderá.

Y en otro punto va Nelson Ayres y dice:

Why every time there’s a singer involved no one cares about saying who the musicians are?

Y no le falta razón, no.

 

Arañas y guitarras

8 08UTC enero 08UTC 2014

Visto en Oglaf.

Spiders get you

AVISO: Aunque no es el caso de este episodio, muchos episodios de Oglaf contienen:

  • Erotismo muy explícito.
  • Magia.
  • Ropajes medievales.
  • Ironía.
  • Violencia.
  • Humor absurdo.
  • Criaturas extrañas.

En el archivo, rotulan como “safe” los que carecen del primer ingrediente, pero no advierten sobre los demás. Si tienes problemas con cualquiera de esos ingredientes, puede que Oglaf no te guste. O puede que sea al revés y vayas como loco a leerlo, no sé.

¿Por qué enseñar jazz?

1 01UTC enero 01UTC 2014

Esto es una traducción / traición propia de un artículo de Dave Liebman: Why jazz education? De mano, la traducción del título ya es un poco engañosa, porque no se centra exactamente en “mis motivos para enseñar jazz yo” y puede parecerlo. Pero bueno, teniendo en cuenta lo que he cobrado y el uso que voy a darle, creo que está razonable.

Aquí va mi versión en español.

Al final, siempre he sentido que cuando enseñas una disciplina artística estás consiguiendo mucho más que la evidente transmisión de habilidades y conocimientos. Debería haber una lógica y propósito para enseñar que va más allá de la disciplina artística propiamente dicha. La realidad de la situación en el mundo real es evidente: la oferta y la demanda están muy desequilibradas para artistas de todo tipo, y siempre lo han estado. Hay muchos más buenos músicos de los que se necesitan y, por lo que se refiere a artistas de verdadero talento, aunque puedan ser escasos, siguen siendo abundantes en comparación con las oportunidades que tienen de demostrar sus habilidades. Así que ¿qué beneficios obtiene un joven que se interna en el estudio del jazz pero puede no encontrar una salida para utilizarlo?

Ahí están los ahora bien documentados beneficios que el cerebro obtiene del aprendizaje musical y los atributos positivos asociados (el efecto Mozart y similares). Para mí, la lección más importante que se extrae de tocar jazz es cómo cooperar y trabajar en grupo pero manteniendo y explorando la individualidad. Los miembros de un grupo de jazz tienen que trabajar juntos para alcanzar resultados musicales pero cada músico tiene ocasión de reafirmar, en un momento u otro, su voluntad, mientras todos los demás músicos adoptan un papel de apoyo. Este cambio constante de posición (más frecuente en unos instrumentos que en otros) es muy dinámico y es una maravillosa lección sobre interacción grupal, algo que todo el mundo debe afrontar en la vida.

La libertad de expresión es un cliché, pero a nivel individual el jazz refuerza la noción de que lo que un individuo tiene que decir es válido y significativo, que ha trabajado en ese tema y está preparado para transmitirlo. La sensación de validación que un músico aspirante obtiene cuando recibe la respuesta a un solo y es reconocido por sus iguales o sus mayores es algo muy especial. Este ambiente relajado en la comunidad del jazz y los entornos asociados a ella significa que, aunque el elogio se puede evitar verbalmente o se puede transmitir de manera velada, es sincero. Cualquier persona siente un gran estímulo por esta aprobación y sabe que se la ha ganado honradamente. La música no miente.

Hablar del ambiente relajado e informal del mundo jazzístico nos lleva a hablar de modestia y prudencia en general. Ser rico, famoso o cualquier otro de esos valores que nuestra cultura ensalza tienen poco espacio en el jazz. Es esta una fértil tradición elaborada por personas reales de la historia reciente de quienes aún se cuentan historias legendarias. Este factor de realidad y esta falta de pretensión dan a los participantes en el jazz unos principios basados en verdaderos valores humanos. Hay un humor cáustico que invade todo el mundo del jazz, y abunda la modestia. Los músicos de jazz suelen ser gente normal cuyo único deseo es tocar esta música tan profunda sabiendo que las recompensas materiales son muy infrecuentes. Creo que este maravilloso e inusual rasgo de humildad es extraordinariamente habitual entre los músicos de jazz.

Tocar jazz combina varias cualidades: instinto, honradez, seguridad en sí mismo, experiencia, confianza en los demás, imaginación y actitud positiva. Transcurra por donde transcurra la vida de una persona estas cualidades serán muy útiles para cualquier ser humano. El dicho de que “la pluma es más poderosa que la espada” es aplicable a mi enfoque de la enseñanza. Para mí, aunque esto pueda parecer un juicio demasiado categórico, a menos que un invididuo sea un innovador de los que cambian la historia de una disciplina artística, la influencia que puede tener como profesor, formal o no, es mucho mayor que la que puede tener tocando. Es un trabajo noble e importante.

Los libros de 2013

1 01UTC enero 01UTC 2014

Primer día del año nuevo. ¿Cómo empezar? Cumpliendo la tradición.

¿Los saltos de esquí? No. ¿La marcha Radetzky? No.

La lista de libros.

Un año muy poco lector, la verdad.

Los libros:

La seducción de la música (Christoph Drösser)
La batalla del Atlántico (Andrew Williams)
El caso Bárcenas (Ernesto Ekaizer)
El asombroso viaje de Pomponio Flato (Eduardo Mendoza)
Romper una canción (Benjamín Prado)
Juan Carlos I, un rey golpe a golpe (Patricia Sverlo)

El de Pomponio y el de Juan Carlos, bastante bien. De Romper una canción ya hablé aquí. El caso Bárcenas es bastante decepcionante; te enterarás de todo lo que sabe Ekaizer y con quién se trata, pero seguirás sin saber quién, por qué aquí, por qué ahora, publicó esos papeles.

Y los cómics (que también son libros, ya lo sé, pero entendámonos):

El mundo de Alef-Thau (Alejandro Jodorowsky,Marco Nizzoli)
Kabul Disco-Tomo I-Cómo no fui secuestrado en Afganistán (Nicolas Wild)
Paul en Quebec (Michael Rabagliati)
Stitches – una infancia muda (David Small)
Marzi 1984-1987 (Sylvain Savoia,Marzena Sowa)
Lackadaisy (Tracy J. Butler)

También releí Arrugas, de Paco Roca.Todos ellos muy buenos, espero escribir más detalles. De Lackadaisy ya dije lo grande que es.