Archive for 28 febrero 2014

La diferencia salarial entre hombres y mujeres

28 28UTC febrero 28UTC 2014

En el artículo que escribí sobre Laia Sanz (que en realidad era más bien sobre Thais Villas) salió el tema de las diferencias salariales entre hombres y mujeres. Yo califiqué el asunto de “falacia”. Y esto merece una explicación. De hecho, merece mucho más que eso. Por eso he escrito un artículo bastante largo, que supongo que sólo leerán los muy interesados.

Oímos constantemente una afirmación del cariz siguiente: “En España las mujeres cobran el X% menos que los hombres por hacer el mismo trabajo”. O “por desempeñar el mismo puesto”. Hay muchas formas equivalentes.

María José Pérez Villadóniga, una economista especialista en el asunto,  afirma según La Nueva España (24/05/2013) cosas como que “en el primer caso [empresas con convenio laboral de sector y no de empresa], las mujeres que llegan a los puestos dirigentes más relevantes tienen menor dotación salarial con respecto a los hombres”. María José recibió junto con Ana María Rodríguez Álvarez un premio del Consejo Económico y Social del Principado de Asturias (CES) por un trabajo de investigación publicado en 2012, titulado “Análisis de las diferencias salariales entre hombres y mujeres en Asturias: Un análisis de frontera”. En ese trabajo se explica, por ejemplo, que con datos de la Encuesta de Estructura Salarial de 2006, la retribución bruta anual media de los hombres para ese año fue un 26,3% superior a la de las mujeres. ¡Un 26,3%! ¿No te están entrando ganas de salir a la calle con una pancarta? ¿No te parece absolutamente inadmisible?

La OIT, en su publicación “la hora de la igualdad en el trabajo” (2003) dice “En todo el mundo, millones de personas ven cómo se les deniega literalmente un puesto de trabajo, se les confina a determinadas ocupaciones o se les ofrece un salario más bajo únicamente por razón de sexo […] cualesquiera que sean sus capacidades o los requisitos del trabajo”. En el informe sobre brecha salarial publicado en los “Cuadernos de la mujer” de la Madrid Woman’s Week, nº 49, se titula que “Las mujeres ganan de media un 20% menos que los hombres por un mismo trabajo”. En El País, febrero de 2013, María R. Sahuquillo afirma que “Las mujeres ganan 5.744 euros menos al año que los hombres por trabajos iguales”. Y podríamos seguir hasta el infinito.

¿No te hierve la sangre? Uno se imagina a un empresario. Contrata a la vez a un hombre y a una mujer. Van a hacer lo mismo. Pero entonces se da cuenta de que ella no tiene cromosoma Y, y dice: “a esta le pago el 26% menos, así, por la jeta. Porque es mujer”. ¿Será asqueroso el tío?

Sí, lo es. Ese tío existe, y en adelante lo llamaremos “empresario asqueroso” para distinguirlo. Y existen los gorilas albinos. Pero la inmensa mayoría no lo son.

Yo hice algo que no ha hecho todo el mundo: me agencié un ejemplar del estudio de Pérez Villadóniga y Rodríguez Perez y lo leí. Ahora veo que si quieres puedes leerlo también en Internet. Ese trabajo empieza con una cita de la OIT, parte de la cual es eso que reproduje arriba.

Resulta que si lees esa entrevista a María José en La Nueva España más allá del titular, te encuentras con que a continuación de la afirmación sobre las mujeres en puestos dirigentes dice esto otro (todas las negritas de aquí en adelante son mías): “[la diferencia salarial entre hombres y mujeres] se da, casi por igual, en todos los sectores y […] responde a muchas causas, por lo que es complicado que las administraciones puedan tomar medidas efectivas al respecto”. Y puntualiza el entrevistador:

Por eso, la economista prefiere hablar de «diferencias» antes que de «discriminación pura y dura» en relación a la cuantía de las nóminas por razón de sexo. «Los motivos son muy diversos. En muchas ocasiones son las propias mujeres las que renuncian voluntariamente a un mayor poder adquisitivo por razones como la maternidad o una mayor dedicación a la vida familiar», comenta la especialista.

Si te lees el estudio que tantos medios citaron en aquel momento para insistir en la idea del empresario asqueroso, te encontrarás con lo siguiente. La frase sobre el 26,3% está en la primera página de la introducción, y el punto con el que acaba es un punto y seguido, y lo que sigue es:

Esa diferencia se reduce al 16,3% si se considera el salario medio por hora, medida más precisa pues se tiene en cuenta el efecto del número de horas trabajadas.

Un momento. Un momentín, espera.

Entonces… si en vez de medir salarios brutos mides salario por horas, ¿ya se ha evaporado instantáneamente casi el 40% de la injusticia? Resulta que en 2010 el 21,1% de las trabajadoras asturianas trabajaba a tiempo parcial, frente a un 3,8% de los hombres. ¿De verdad están haciendo el mismo trabajo mujeres y hombres?

Dos páginas más adelante se dice otra cosa curiosa:

En cuanto a las ganancias salariales, existe un diferencial salarial medio a favor de los hombres del 25,8%, que se reduce al 6,4% si atendemos al salario base.

Esa voy a hacer como que no la he visto. Porque no quiero ni pensar que la enorme injusticia del 26,3% se reduzca al 6,4% si la mides de otra forma. Perderíamos de golpe el 75% del cabreo que tenemos. Como sigamos puntualizando…

En la página 21 dice María Jesús que las mujeres ganaron en promedio 0,71 céntimos por cada euro que obtuvieron los hombres. Y en el párrafo siguiente dice, con una tranquilidad que más que tranquilidad es verdadera sangre fría:

Debemos señalar que, dado que las mujeres presentan una mayor temporalidad y una mayor proporción de contratos a tiempo parcial, es conveniente dar también una medida de las diferencias en términos del salario hora.

Eso sí que es sentido del humor. ¡”Es conveniente”, dice! Me mata.

Pues si miras el salario por hora, ese ratio de 0,71 cambia. Curiosamente, en el sector de la construcción, que uno suponía lleno de empresarios trogloditas, es 0,95 (cobran casi lo mismo). En hostelería, 0,93. En educación, 1,00 (cobran lo mismo por hora). Sin embargo, en el epígrafe “Otras actividades sociales y de servicios prestados a la comunidad; servicios personales” el ratio es 0,55. ¿Te crees esta cifra, o será que ahí han metido trabajos muy distintos? Para hacer comparaciones, ¿basta con decir “trabajo en la construcción” y ya podemos hacer ratios? Pero ¿de qué va esto?

En la página 46 se explica que las grandes diferencias salariales provienen de los complementos salariales, no del salario base. Y dicen:

[…] los complementos son cantidades que se añaden al salario base y que se fijan en atención a circunstancias relativas al propio trabajador (antigüedad, titulación, idiomas y similares); al puesto de trabajo (peligrosidad, toxicidad, o trabajo a turnos); a la cantidad o calidad del trabajo realizado (pluses de actividad, asistencia, etc.) o a la situación y a resultados de la empresa (participación en los beneficios).

[…]la concentración de mujeres en puestos donde la conciliación de la vida familiar resulta más fácil (puestos temporales o evitando, por ejemplo, turnos de nocturnidad, también vinculados a peligrosidad) hace que sea más difícil conseguir los complementos de actividad antes mencionados. Todo ello constituye algunos de los motivos clave para explicar las potenciales diferencias entre la “estructura salarial” entre mujeres y hombres. De la Rica (2010) encuentra para el año 2006 diferencias del 17% en el salario total hora a favor de los hombres. Esta diferencia aumenta hasta el 42% cuando se analizan exclusivamente los complementos salariales hora. La naturaleza de estos complementos hace muy difícil su control y, por tanto, dificulta enormemente conocer hasta qué punto dichos complementos son objetivos o son causa de discriminación […]

Es un argumento falaz; yo quiero que De la Rica lo explique al revés, y me diga en qué queda ese 17% cuando le descuentas los complementos. Bueno, ya lo han dicho ellas más arriba: queda en el 6,4%.

En fin, en las conclusiones del estudio se pone otra cita de la OIT, una actualización de 2004 de algo titulado “Romper el techo de cristal: las mujeres en los puestos de dirección”. Dice la OIT:

La investigación ha demostrado que las actitudes sociales y culturales existentes y la desigualdad de género en la educación, la formación y la contratación traen como consecuencia una segregación ocupacional vertical y horizontal por razones de sexo, y que es esta la principal razón para la persistencia de diferencias de remuneración entre los hombres y mujeres.

O sea, que el empresario asqueroso no actúa como hemos descrito. La diferencia salarial entre hombres y mujeres se explica por una segregación ocupacional. Hablando de esa segregación, de que haya más mujeres en unos u otros sectores peor o mejor remunerados, dicen las autoras en las conclusiones:

No obstante, estos datos son meramente descriptivos y no necesariamente reflejan discriminación hacia las mujeres en el mercado de trabajo. Al menos una parte de estas diferencias observadas pueden deberse a distintas preferencias o cualificaciones entre hombres y mujeres.

Total: que la ocupación de las mujeres en unos u otros puestos no es fácil de explicar, que puede no responder a discriminación estricta, que una vez nos centramos en el mismo (¡es un decir!) sector o puesto el salario base no suele ser muy distinto, que los complementos resultan difíciles de caracterizar y pueden tener muchas explicaciones…

Hasta aquí el estudio de María José y Ana María. ¿Qué pasa con las demás citas que he puesto?

Pues más o menos lo mismo. En el artículo de Sahuquillo en El País, si vas más allá del titular puedes leer:

Una desigualdad que se da en mayor medida en el sector privado y que se acrecienta fundamentalmente porque los hombres reciben más complementos salariales —por disponibilidad total, responsabilidad, horas extraordinarias— que las mujeres.

Si vas al estudio de “Cuadernos de la mujer”, en la página 3 ves la tabla de ocupaciones. Tiene… 5 tristes categorías: Directivos, Técnicos y profesionales, Administrativos y apoyo, Otros, y No cualificado. Es decir: que para esta gente, si eres “Técnico o profesional”, ya puedes comparar tu salario con cualquier otro “Técnico y profesional” y quejarte si es distinto, porque… hacéis el mismo trabajo. ¿No lo sabías?

Conclusión: las mujeres cobran menos que los hombres, es un hecho, por un montón de razones. Pero NO COBRAN MENOS POR HACER EL MISMO TRABAJO. COBRAN MENOS PORQUE HACEN TRABAJOS DISTINTOS, CON OTROS CONTRATOS, CON MENOS HORAS, EN OTROS PUESTOS, CON OTRAS RESPONSABILIDADES, EN OTRAS CIRCUNSTANCIAS. El empresario asqueroso que hemos descrito arriba no existe de manera estadísticamente significativa.

Y quien quiera afirmar lo contrario, que me enseñe estudios como mínimo igual de rigurosos que el de María José Pérez Villadóniga y Ana María Rodríguez Álvarez. Ese estudio se ha utilizado en la prensa para sostener la tesis del empresario asqueroso, y sin embargo en él no aparece evidencia alguna al respecto.

Al igual que me molesta profundamente que el logro de Laia Sanz se enturbie y se vista de lo que no es, me ofende que gente que sabe perfectamente que su estudio no dice eso esté jugando entre dos aguas, siendo ambigua. Las razones, supongo, son las mismas que las de Thais Villas: su estudio no vendería lo mismo si hablaran claro. Por eso dan una de cal y otra de arena. El mito es mucho más rentable que la realidad, aun cuando la realidad debiera ser más que suficiente.

Laia Sanz

27 27UTC febrero 27UTC 2014

Veo en El Intermedio una entrevista a Laia Sanz. Es una motorista (¿todavía se usa esa palabra?) que no sólo terminó el Rally Dakar de 2014, que ya es para ponerle un monumento, sino que acabó en el puesto 16 de la clasificación general, que ya es algo extraordinario.

Thais Villas dice que acabó la primera de su categoría. Más adelante la propia Laia dice que las mujeres tienen menos oportunidades. También que a los hombres no les gusta ser adelantados por una mujer.

Por una parte, me parece todo muy bien, la comprendo, la apoyo. También comprendo a Thais Villas cuando hace una entrevista teledirigida, tópica, capciosa, llena de prejuicios.

Pero por otro lado no, claro. Tengo otro “yo”.

Y a mi otro yo le apetece precisar que no creo que en Dakar Laia Sanz haya llegado la primera de su categoría, sencillamente porque en el Dakar no parece haber distinción alguna entre hombres y mujeres; no hay categoría femenina como tal. Es Thais Villas la que hace la distinción, y la que considera a Laia diferente de un hombre.

A mi otro yo le apetece precisar que es falaz la teoría de que las mujeres cobran menos, y que Thais Villas da por cierta como tanta gente.  Que Laia Sanz dice vivir de las motos, y cabe preguntarse si un hombre, de exactamente su mismo nivel, podría hacerlo. Cabe preguntarse si Laia Sanz no ha obtenido ciertas ventajas precisamente por ser una mujer.

A mi otro yo le apetece precisar que Nani Roma sí que ganó en su categoría (coches) en 2014, y es el primer español que gana ese rally con motos y con coches, y no recuerdo que le entrevistaran en El Intermedio (si alguien encuentra el vídeo, que me lo diga, por favor). No sólo eso; el español Lucas Cruz quedó tercero en la general de coches, como copiloto, y yo ni siquiera lo he oído nombrar. Marc Coma ganó en motos y tampoco salió en El Intermedio. Jordi Viladoms quedó ¡segundo! en motos y no salió en El Intermedio ni, diría, en ninguna parte. Joan Barreda quedó séptimo, y tres cuartos de lo mismo. Cinco hombres españoles llegaron a la meta mucho antes que Laia, y todos ellos pasaron por las mismas penurias que ella. Quizás les haya costado más trabajo encontrar patrocinador. O no. Que lo averigüe Thais Villas.

A mi otro yo le apetece precisar que los hombres son todos malos, malísimos, pero fue un hombre el que se paró dos horas a ayudarla en la etapa en la que se quedó sin embrague. Eso no lo mencionó Thais Villas, tampoco.

A mi otro yo le apetece precisar que quien llama la atención sobre el sexo de Laia Sanz en esa entrevista son las dos únicas personas que están ahí: Laia Sanz y Thais Villas, que dedican un notable porcentaje del tiempo no a hablar de motos, sino de si Laia es mujer o deja de serlo.

A mi otro yo le apetece precisar que a los hombres les podrá parecer bien o mal que Laia les adelante, pero tampoco creo que hagan nada por impedirlo. Lo que elimina diferencias es, precisamente, adelantarlos y hacer como si no pasara nada, porque no pasa. Nada impide a Laia ganar, de hecho, el Dakar.

Por supuesto, lo tiene difícil. Como todo el mundo.

Mi otro yo no quita mérito alguno a la victoria de Laia, que además por su complexión física (mide lo mismo que los demás participantes españoles, pero pesa unos 5 kg menos y seguramente tendrá menos proporción de masa muscular) tiene dificultades añadidas que ha conseguido vencer. Pero mi otro yo está hasta las narices de que alguien reparta culpas por las dificultades añadidas de Laia. Un hombre delgadito de 1,50 m quizá no podría ni plantearse ir al Dakar, y nadie se dedica a denunciar lo fácil que lo tienen los pilotos de 1,80 m (como lo es Laia).

Sin Paco

27 27UTC febrero 27UTC 2014

Aborrezco las mitificaciones y las exageraciones y la exaltación y el fanatismo. Eso lo dejo para los tipos esos que saltan una verja a las tres de la mañana para sacar una imagen de una virgen. Paco de Lucía no era nada más y nada menos que un enorme músico. Y eso debería ser suficiente. Sin pedestales, sin novelas.

Todos los que tocan la guitarra han copiado dos cosas. Por un lado, el solo de Mark Knopfler en Sultans of Swing. Y por otro, Entre dos aguas.

Primero creyeron que más o menos les salía. Tiempo después, un buen día se dieron cuenta de que en realidad no les había salido en absoluto. Y entonces aprendieron un montón de cosas sobre ese fenómeno extraordinario que es la música, y sobre ese desafío de por vida que es ser músico. Ese desafío que no está en las exhibiciones ni en el más difícil todavía, sino en un abrumador e incontrolable montón de… detallitos.

Recuerdo un documental que vi hace tiempo en la televisión pública española, del cual saqué la conclusión de que esos mismos discos redondos que dejan a todo el mundo aplaudiendo y jaleando y hasta exagerando dejaban a Paco de Lucía, sin embargo, dubitativo, sufriente, completamente insatisfecho. Un tipo perfeccionista y a la vez sencillo; los ingredientes justos para no encajar de ninguna manera en ese papel de genio que le escriben a veces a la gente.

Por un lado, aprendí de él y de otros la ética de trabajo, la humildad, el compromiso con un oficio, la dedicación; alguien que a pesar de confesarse indolente, casi vago, asumía sus obligaciones (y de qué manera). Alguien que hacía algo espectacular y sin embargo estaba pensando en qué había hecho mal y qué debería hacer mejor.

Y por otro, me juré que nunca sería, aun en la hipótesis absurda de que pudiera, como Paco de Lucía. Porque yo tenía claro que quería hacer música bastante peor, pero música de la que pudiera disfrutar.

Ese es el camino fácil, claro. Por eso le estoy enormemente agradecido a Paco de Lucía, que (de forma premeditada o no) siguió el camino difícil. Su esfuerzo contracorriente ha sido nuestro placer. Esa es la deuda que tenemos con él.

En aquella época antes de la llegada de Paco era mucho más fácil creer que uno tocaba la guitarra.

(Félix Grande, citado por El Descodificador.)

La guitarra es una hija de puta, la detesto.

(Paco de Lucía, entrevista en Público, abril de 2008.)

Firma transparente / Transparent signature

17 17UTC febrero 17UTC 2014

[Artículo bilingüe / bilingual post]

A veces se necesita una imagen de firma “transparente”; es decir, que si se coloca sobre otro texto, haga un efecto parecido al que hace una firma hecha a mano.

Para ello, basta con hacer lo siguiente, si se dispone del programa gratuito ImageMagick, que incluye el programa convert.exe. Si queremos crear la imagen “final.png” a partir de “original.jpg”:

 

convert.exe original.jpg -alpha copy -channel A -negate temporal.png
convert.exe -brightness-contrast -30×0 temporal.png final.png
del temporal.png

La segunda y tercera líneas no son imprescindibles; al hacer el fondo transparente, la imagen se aclara un poco, y ese segundo paso la oscurece de nuevo.

Estas órdenes son válidas para Windows, pero en Linux u otros sistemas probablemente funcionarían con modificaciones menores (rm por del, y creo que poco más).

———————-

Sometimes you need a “transparent” image of a signature; that means, if you place the signature over some existent text, the effect will be similar to that of a handwritten signature.

This is one possible solution, provided you have your copy of the free program ImageMagick, that in turn includes the convert.exe program. If you want to generate “final.png” from “original.jpg”:

convert.exe original.jpg -alpha copy -channel A -negate temp.png
convert.exe -brightness-contrast -30×0 temp.png final.png
del temp.png

Second and third lines aren’t mandatory; the process of making the background transparent produces a slightly pale image, and this second step makes it a a bit sharper again.

The above commands are valid for Windows, but in Linux or other systems they’ll probably work with minor adaptations (rm instead of del, and maybe some other detail).

 

 

 

La mala baba de un compositor

17 17UTC febrero 17UTC 2014

¿Cómo se toma uno que versioneen un tema suyo, reinterpretándolo? ¿Qué pasa si no le gusta lo que sale?

El gran Richard Rodgers compuso, entre otros muchos temas, uno titulado Lover. Una especie de vals que quizá te suene. Veinte años después, Peggy Lee grabó un arreglo muy diferente.

Se atribuye a Rodgers esta frase:

No sé por qué Peggy la tomó conmigo, podía haber destrozado Noche de paz.

 

 

Kate McGarry / Keith Ganz

13 13UTC febrero 13UTC 2014

Qué maravilla.

Tanta música por escuchar… tanta gente increíble… qué vida más corta. Qué injusticia.

En la radio pública española (sí, pública) acabo de descubrir, hace pocos minutos, a un dúo: Kate McGarry y Keith Ganz. Dada la debilidad que tengo por los dúos de guitarra y voz myself, me quedé con la boca abierta. Qué simplicidad (engañosa), y cómo me tuvieron paralizado durante tres minutos con Can’t help loving that man.

Cuando gente como esta me coge con la guardia baja,  inmediatamente les compro un disco y echo un vistazo a ver si tienen vídeos por ahí, y así lo hice. En este, que lo pongo por poner algo, sólo verás el nombre de ella, y el del presentador del programa. Al guitarrista, que le den; es la costumbre. Si alguien canta, los demás músicos dan igual. Pero a mí no; es Keith Ganz, la mitad de la música que vas a oír se debe a él, y ya me gustaría tener el tacto y el tempo que tiene este tío. Hay poca gente cultivando esto.

Ojo, no vas a ver exhibiciones de nada. Simple, sencillo, puro, directo, preciso. Mitad silencio, mitad música. Es increíble la belleza que sale de unas pocas notas dadas en el sitio.

Pero yo sé cuántas horas hacen falta para hacer algo tan anodino como esto.

Paris, jazz

10 10UTC febrero 10UTC 2014

Read in  Steve Wallace blog:

For one thing, he [Lucky Thompson] was living in Paris at the time, not exactly the jazz centre of the universe, despite its citizens’ delusions to the contrary.

Ouch! That must hurt!

Tráfico de armas

5 05UTC febrero 05UTC 2014

Si ayer me quedaba sorprendido con una mujer cantándole a la lagarta que le quitó el marido, hoy me quedo de piedra con la AVT. No sé por qué los periodistas se empeñan en adornar las noticias, cuando la realidad da tanto juego. (Suponiendo que todo lo que voy a poner aquí sea cierto, que según El Mundo lo es).

Resulta que la presidente de la AVT intercedió para que se reconociese como víctima a su “consejero”. Una psicóloga de la AVT despedida por Ángeles Pedraza, la presidente, afirma en su demanda por despido improcedente que este asunto tuvo que ver en su despido, porque advirtió a Interior de esta jugada: no parece haber prueba alguna de que el consejero estuviera en el lugar del atentado, y de hecho parece que no es asociado.

Interior rechazó la petición, porque como digo no hay constancia de que este sujeto sufriera daño alguno con aquel atentado.

Pero es que además… el susodicho está acusado de… tráfico de armas. El angelito es guardia civil y está implicado con otros colegas suyos en una trama de tráfico de armas, y está de baja psicológica desde finales de 2004, cuando ya lo estaban investigando.

Tráfico de armas. Un tipo que es consejero… precisamente de la AVT. Y ahí siguen, él y su presidente.

Yo creí que ya no me podía sorprender nada.

Ante esto, la AVT responde… ¿qué responde? Monsergas. Las voy a reproducir aquí debajo. Igual que para sus acusaciones nombran al PNV y a Bildu y a quien se ponga por delante, pero nunca nombran explícitamente al PP, aquí dicen sin decir, no nombran a nadie, no dicen nada concreto. Sólo que hacen auditorías, y cosas así. Pero no se sabe exactamente ni a qué están respondiendo, ni cómo responden, ni en qué medida son falsas las acusaciones. Fíjate como informaciones sobre personas se convierten en “acusaciones contra la asociación”. (A menos que se refieran realmente a noticias sobre la asociación, pero es que no dicen cuáles son ni qué tienen de falso).

[EDITO: Parece que se refieren a esto, a contabilidades B y elecciones amañadas. Pero vale lo principal: las informaciones se refieren a Pedraza y a Folguera, su lugarteniente. Esta defensa se refiere a la asociación, sin mencionar que algunas de esas acusaciones provienen precisamente de asociados o ex-trabajadores.]

Ante las acusaciones vertidas contra la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT), queremos denunciar un nuevo ataque contra el principal colectivo de víctimas con informaciones falsas que, curiosamente, sólo aparecen cada dos años en la antesala de unas elecciones y justo cuando Ángeles Pedraza acaba de hacer pública su decisión de seguir defendiendo a las víctimas del terrorismo al frente de la AVT.

Nos parece muy triste que suceda esto ya que estamos ante una clara venganza personal por no ceder a montajes y conspiraciones por parte de la Asociación y de Ángeles Pedraza. Por eso, ante la gravedad de las acusaciones vertidas en los medios de comunicación adoptaremos las acciones legales que resulten procedentes.

Aunque nunca hemos querido entrar en este tipo de polémicas porque no es nuestra forma de proceder, no vamos a consentir que se dañe la imagen de la Asociación, la de sus representantes y la de sus asociados.

Somos una de las pocas asociaciones de víctimas que hace auditorías anuales que siempre han estado, están y estarán a disposición de nuestros asociados, que son los que siempre han recibido y recibirán explicaciones, de manera permanente. Además recordar que todas nuestras asambleas se llevan a cabo ante notario y, desde que Ángeles Pedraza es presidenta, se entrega a los asociados un dossier detallado de las cuentas de la AVT.

Desde la AVT entendemos que este tipo de informaciones responde a una clara estrategia para desprestigiar el trabajo diario de Ángeles Pedraza por las víctimas del terrorismo y su postura de firmeza en la defensa de sus derechos. Con los momentos tan duros que afrontan los colectivos de víctimas del terrorismo tras la excarcelación de decenas de asesinos, nos parece infame que aparezcan este tipo de informaciones que sólo añaden más sufrimiento a las víctimas del que ya causaron los terroristas.

No vamos a consentir más ataques partidistas e interesados que todos sabemos que objetivo tienen y que sólo pretenden desestabilizar nuestro trabajo por la Verdad, la Memoria, la Dignidad y la Justicia de todas y cada una de las víctimas del terrorismo.

¿A dónde vas? Manzanas traigo.

Una actuación sorprendente

3 03UTC febrero 03UTC 2014

Acabo de ver una de las actuaciones más raras que he visto en mi vida.

Leyendo sobre los asuntos de Woody Allen, he ido sabiendo que no es el único raro. El hermano de Mia Farrow fue condenado… por pederastia. Mia Farrow, a sus 19 años, conoció a Frank Sinatra, que entonces tenía 49. Se casaron dos años después. Se divorciaron a los 13 meses. Si hemos de creer a Mia, es posible que siguieran viéndose y que su hijo Ronan no sea hijo de Woody, sino del propio Frank Sinatra.

Después de divorciarse de Sinatra, a sus tiernos 23 abriles empezó una relación con André Previn, afamado músico, casado. Al año quedó embarazada, y Previn se separó de su mujer, que fue a dar a un psiquiátrico (no era la primera vez), para casarse con Mia.

Esta mujer, Dory Previn, de soltera Langan, era compositora y cantante (de hecho, en 1997 volvió a trabajar con André). Y aquí llegamos a la actuación.

Es una canción dedicada a Mia: Beware of young girls, o sea, Cuidado con las jovencitas. La letra es bien clara, pero es que en esta actuación, además de cantar la canción, cuenta la historia de cómo se trataban con Mia con toda naturalidad. Está en inglés, no lo pillo todo, pero sí lo suficiente, y además la cara de Dory.

Así que aquí tienes a una mujer, con cierto historial de problemas psíquicos, soltándolo todo sin medias tintas, cantando (que ya sería tremendo) y contando (por si te quedaba alguna duda y necesitabas nombres) quién es Mia Farrow, sobre fotos de Mia Farrow. Nada de metáforas.

No sé, yo me quedé con la boca abierta. Lo veo y no lo creo. Y digo “sorprendente” por no decir… “escalofriante”.

Ojo, ni juzgo a Mia, ni a Frank, ni a André, ni a Dory, ni a Woody. Es el contexto de la actuación. Júzgalos tú, si quieres.