Una necrológica con dos bolsas

Me acabo de enterar de que ha muerto el padre de un amigo.

montreal– Pá, voy pa la piscina, pero no encuentro la bolsa de Montreal. ¿Dónde está?

– No sé, lleva la de Munchen.

– Pero es que yo quería la de Montreal, ¿dónde está?

– Lleva la de Munchen. En la de Munchen cabe munchen. La de Montreal no vale un real.munchen

En esa escena, aparentemente sin sentido, tirando del hilo sale media infancia. Es una extraña manera de despedirse, y de decir que lo siento muchísimo. Pero es la mejor manera que se me ocurre.

Hasta siempre.

Anuncios

2 comentarios to “Una necrológica con dos bolsas”

  1. Zamorano Says:

    ¡Que cabrón!… Gracias amigo.
    Te dejo una de aquella epoca, cuando hacias pesas en el portal de la casa de la Veiga…. Un fuerte abrazo.

  2. Zamorano Says:

    Friends will be friends
    When you’re in need of love they give you care and attention

    Pues eso…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: