El plagio de Led Zeppelin

El rock requiere asistentes personales. Este tiene contratados a tiempo completo a uno para que le arregle la melena, y a otro para que le afine esas 18 cuerdas.

Dicen que los herederos de Randy California, ya fallecido guitarrista de un tal grupo Spirit, van a demandar a Led Zeppelin por plagio. Que el muy conocido principio de Stairway to Heaven es un plagio de la canción Taurus de Spirit.

Si quieres puedes oírlo tú mismo. Stairway to Heaven, Taurus (saltándonos más de 40 segundos de relleno).

No me extrañaría nada que Jimmy Page y Robert Plant, cuando escribieron Stairway to Heaven, recibieran inspiración de Taurus. Y por otro lado, uno tiende a ponerse del lado del débil frente al poderoso que vampiriza su trabajo. Es repugnante que un abogado represente a un muerto y pienso en herederos aprovechados, pero siempre puedo recurrir a la idea de que lo hacen por el honor de Randy, que en paz descanse, a quien querían mucho y que seguramente era un gran tipo (murió salvando a su hijo de ahogarse, por lo que parece).

Y a pesar de todo, en este caso estoy con el poderoso. Con Led Zeppelin. Y esa demanda me parece casi ofensiva.

No sé qué te parece al escuchar los dos inicios, pero el único parecido que tienen es un recurso armónico-melódico que está en miles de canciones: lo que se llama un line cliche o, como dicen los ingleses amantes de las siglas, C.E.S.H. (Contrapuntual Elaboration of Static Harmony, o  Chromatic Embelishment of Static Harmony).

Un acorde no son más que tres ó cuatro notas sonando a la vez. Si en ese acorde vas cambiando una sola nota, que desciende poco a poco, por así decir, consigues un bonito efecto.

Pongamos La menor, que tiene La, Do, Mi. Si vas bajando ese La mientras dejas las otras notas donde están, tendrás:

La Do Mi –> La menor (en notación americana, A-)

Sol# Do Mi –> La menor 7ª mayor (A-Δ)

Sol Do Mi –> La menor 7ª (A-7)

Fa# Do Mi –> La menor 6ª (A-6)

Dicho así parece críptico. A ver si te suenan los primeros 10 segundos de esto (que, por cierto, es una maravilla de principio a fin):

Esto tiene un efecto muy notable, muy bonito, y se ha hecho en tantas canciones, es tan conocido, que tiene nombre y viene en los libros.

Led Zeppelin hace algo como esto, que no es más que un line cliché adornado con unas notas, unos arpegios aquí y allá, pero los acordes de base son:

A-    A-Δ    A-7    D     (F     G A-      F E…)

Es decir, en el cuarto acorde ya abandonan el esquema clásico; no mantienen todas las notas de La menor, no hacen A-6, sino que dan otro acorde distinto, que es un Re. No importa, porque la nota grave sigue siendo el Fa# que ahí arriba pusimos en negrita (Fa# también forma parte del acorde de Re), con lo que el efecto de “bajada”, la columna vertebral del line cliché, sigue intacto.

Spirit, al parecer, hacen esto:

A-    A-Δ    A-7    A-6   A-    ( D    A-     G)

Hay varias diferencias. El cuarto acorde es un A-6, es decir, siguen con el line cliché de libro, e incluso en el siguiente acorde, que vuelve a ser un A-, dan como nota grave un Fa, que continúa el efecto “descendente”.

El resto es diferente. Están en el mismo tono, usan un line cliché, se parecen… como se parecen un huevo y una castaña. Sí, se parecen.

Pero reclamar la propiedad intelectual del line cliché es el tipo de asqueroso secuestro intelectual que intentaría cometer una multinacional. Es algo que va contra el concepto mismo de cultura. Es establecer un peaje sobre las ideas. Y me parece infinitamente más importante que la propiedad privada de los herederos de un guitarrista muerto. Claro que Led Zeppelin se pueden haber inspirado en Spirit. ¿Y?

Mira cómo empieza esta moza un tema compuesto en… 1926, cuarenta años antes de que se formara Spirit (y en el mismo tono que Stairway to Heaven):

Mira cómo empiezan los acompañantes de Sarah Vaughan en In a Sentimental Mood (compuesta por Duke Ellington en 1935) un line cliché clarísimo con el bajo, a partir del segundo 4 ó así (y de paso escucha el resto de la canción, porque pone los pelos de punta):

Bueno, la lista de ejemplos es infinita. No sé si se podría demandar por plagio a Spirit.

 

 

Anuncios

6 comentarios to “El plagio de Led Zeppelin”

  1. Zamorano Says:

    Qizá sea apócrifo, yo leí que lo había dicho John Lennon y la verdad que me pega que lo dijera él..
    Cito: “El único problema de copiar es que lo que copias no sea lo suficientemente bueno…” jejeje

  2. Zamorano Says:

    Obviaménte quería decir Quizá… Sorry.

  3. Emilio Molina Says:

    A ver… sí, y no. Estoy globalmente de acuerdo con lo de la improcedencia de la demanda (incluso yo diría que sin base legal por los nosécuántos compases idénticos que se pueden usar en otras composiciones sin ser acusado de plagio), sin contar lo de que “está todo inventado” y es muy fácil componer algo que crees que es tuyo y resulta que ha estado rondándote la cabeza desde que lo escuchaste (o algo parecido) años atrás.

    Sólo que en este caso, leyendo noticias aquí y allá, se dan unos cuantos factores que creo que dejarían bastante claro que sí, que el compositor de STH tenía querencia por esa intro y la añadió a su magistral obra. Por ejemplo, que compartieran escenario con Spirit durante el 69 (vamos, que estuvieron escuchando la intro de Taurus a menudo justo el año antes de componerla), que hay otros trozos de Spirit (Fresh Garbage) que se parecen sospechosamente, y que no es la primera vez que Led Zeppelin se ve obligada a añadir como autor o coautor a alguien.

    En resumen, que por muy buenos que sean, a veces han echado mano (conscientemente o no) de cachos de temas cercanos. Como dices, no significa nada porque a su vez puede no ser más que una estructura típica. Pero el hecho de que tuvieran esa frase sonando muy a menudo el año antes despeja bastante el origen de la inspiración, a mi modo de ver, sin detrimento de que consiguieran hacer algo mucho más elaborado con ello.

  4. guticr Says:

    Emilio: de hecho, no pongo en duda que seguramente Stairway to Heaven es como es, probablemente, en parte porque Taurus es como es. La pregunta sigue siendo… ¿Y?

    Es decir: coger el trabajo de otro y usarlo es plagio. Pero ¿hasta qué punto una influencia musical te obliga a pagar royalties? ¿Hasta qué punto los Beatles tienen que pagar a Chuck Berry, o toda la civilización occidental a los Beatles?

    Tampoco pongo en duda que la industria que hay alrededor de Led Zeppelin quizás llegue a un acuerdo con este y aquel, porque les sale más barato que litigar. O probablemente, de hecho, pierdan juicios directamente; las leyes de propiedad intelectual son como son.

    Pero yo no quiero un futuro en el que cada idea, cada influencia musical, lleve una etiqueta de propiedad de alguien. Vale que copiar una partitura, o publicar como tuya una canción que hiciste con tu grupo, es un robo. Pero el parecido entre esas dos canciones, por mucho que revele que tuvieron mucho que ver, no creo que convierta Stairway to Heaven en resultado del trabajo de Rodney California.

    ¿Que influyó en que Paige dijera “Oye, vamos a hacer algo como esto, que lo oí hace poco y me moló”? Seguro, pero… ¿acaso no haces música precisamente para influir en la gente y marcar estilo?

  5. Emilio Molina Says:

    Reitero que estoy de acuerdo en la parte “¿Y?” del asunto. Es imposible estar aislado del Universo cuando empiezas a “crear” algo; siempre vas a mutar cosas que ya conocías a menos que uses técnicas de aleatorización que sonarán probablemente a rayos y centellas.

    El caso extremo me parece el de 4’33”, con demanda de por medio.

    Aún así, imagino que al señor de Spirit le hubiera bastado con que en algún lugar o en algún momento los Led dijeran “pues el comienzo de Stairway fue un homenaje a los Spirit en la época en la que tocábamos juntos”… (y el de Spirit a su vez tendría que decir “pues yo lo hice siguiendo las progresiones típicas de ‘In a Sentimental Mood'”, por ejemplo).

    En cualquier caso, esas pataletas quizá sirvan para que alguien (como yo, por ejemplo) se interese por echarle un ojo a su trabajo, ganen o no el litigio.

  6. guitarranalon Says:

    Por añadir una nota “histórica”, lo de utilizar una escala descendente como bajos e ir arpegiándolos por encima aparece ya (y seguro que existen referencias anteriores) en un estudio de Fernando Sor (1778-1839). Es un asunto complicado esto de la creación musical, se llevan cientos de años dando vueltas a “4 notas” y salirse de lo típico (y que suene bien) es casi imposible, aunque por lo menos podían haber cambiado el tono 😀

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: