La antigua Roma

Decía Isaac Asimov en 1964, refiriéndose a hechos de 494 A.C.:

En verdad, parecía que los únicos romanos verdaderos eran los patricios y que los plebeyos, aunque servían para trabajar en las fincas y combatir en las filas del ejército, no servían para tomar parte alguna en el gobierno.

Después de las guerras con los etruscos y los latinos, los tiempos fueron realmente duros, y la suerte de los plebeyos se hizo intolerable. Las fincas habían sido saqueadas, los alimentos eran escasos, los pobres estaban endeudados y a los patricios esto no parecía importarles.

¿Por qué habrían de preocuparse los patricios? Ellos estaban suficientemente bien como para sobrevivir a los tiempos duros. Y si un agricultor plebeyo se endeudaba, las leyes sobre las deudas eran tan inexorables que el plebeyo tenía que venderse a sí mismo y vender a su familia como esclavos para pagar la deuda. Y era con los terratenientes patricios con quienes se endeudaban los plebeyos y de quienes entonces se convertían en esclavos.

Un precedente (parece que con mejor fortuna) del 15-M.

Un precedente (parece que con mejor fortuna) del 15-M.

Y sobre aquella situación decía Tito Livio, poco antes de Cristo (traducción libre de una traducción, a su vez, al inglés del texto latino original):

[Aquel hombre, antiguo centurión] dijo que mientras servía en la guerra contra los sabinos no sólo había perdido la producción de sus tierras por la depredación del enemigo, sino que su granja había sido incendiada, toda su hacienda desvalijada, su ganado espantado, el impuesto de guerra exigido cuando menos podía pagarlo, y había contraído deudas. Esta deuda se había multiplicado por la usura y le había arrancado primero las granjas de su padre y abuelo, luego el resto de sus propiedades, y al final, como un cáncer, había alcanzado a su persona. Su prestamista se había adueñado de él, no sólo convirtiéndolo en esclavo, sino enviándolo a un taller subterráneo, una muerte en vida. Entonces enseñó su espalda marcada con las huellas recientes del látigo.

Pero qué actual suena todo, para ser una historia de hace dos milenios y medio.

Parece que estamos saliendo de la crisis igualito, igualito que nuestros antepasados romanos. Pero a raíz de estos hechos, ellos consiguieron instituir la figura del tribuno de la plebe. Aquí… no hace ni falta. Aquí nos quedamos con las deudas y la esclavitud, y el contento del gobierno.

Anuncios

Una respuesta to “La antigua Roma”

  1. Ludd Says:

    Y no pasó solamente en Roma, es casi una constante en la historia. Te recomiendo este libro: http://en.wikipedia.org/wiki/Debt:_The_First_5000_Years

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: