Severina, otra vez


N’asturiano [dir a versión en español]

Si el xueves pasau hubieres táo nel Olivar, habríes visto una jam nel sótanu (con perros incluyíos), pero sobre too, habríes visto un conciertu de Mapi Quintana y Elías García, colos temas de Severina.

Nun hai muncho nuevo que decir; tuvieron soberbios, emocionantes. Mapi desplicaba de ónde venía ca canciu, aquello taba petáo de xente, y pémeque-yos gustó. Si dalgo nun me gusta muncho de la música nos bares, ye que hai ruidu, hay muncha xente falando, y hai dellos borrachos. Equí había un pocoñín de too eso, pero col respetu suficiente pa poder sentir la música. Nun se pue pedir muncho más.

Les bruxes, los bufones y los muñecos de la paré tábemos pasándolo bomba.

Les bruxes, los bufones y los muñecos de la paré tábemos pasándolo bomba.

Prestóme pola vida esfrutar otra vez los temas que ya conocía d’enantes. La pantasma d’Afke acarícianos en persona ca vez que toquen Afke y güelita; pónennos en tensión ná menos que con una añada, y envede convertir la música en baile convierten el baile en música (vaya manera d’entamar un tema…)  Pero pa enriba de too eso, lo que más me prestó ye que ficieron dellos temas que tan iguando tovía, que tan “en obres”, como decíen ellos (esa muñeira… nun podía creeme lo que taba oyendo). Y esos temas son iguales que los de Severina. Quier decise que pegan con ellos, que son coherentes, que recueyen los mesmos afayos musicales, pero estrémense lo bastante, tienen arreglos propios ya especiales, y lleguen al corazón, pero por otru camín.

Total, que va habiendo cancios pa otru discu,  y que va ser otru discu redondu, otru igual que el primeru y perdiferente del primeru. Y esa ye la meyor noticia.

En español [dir  a versión n’asturiano]

Si el jueves pasado hubieras estado en El Olivar, habrías visto una jam en el sótano (con perros incluidos), pero sobre todo, habrías visto un concierto de Mapi Quintana y Elías García, con los temas de Severina.

No hay mucho nuevo que decir; estuvieron soberbios, emocionantes. Mapi explicaba de dónde venía cada canción, aquello estaba lleno de gente, y creo que les gustó. Si algo no me gusta mucho de la música en los bares, es que hay ruido, hay mucha gente hablando, y hay algunos borrachos. Aquí había un poco de todo eso, pero con el respeto suficiente como para poder oír la música. No se puede pedir mucho más.

Me gustó mucho disfrutar otra vez los temas que ya conocía de antes. El fantasma de Afke nos acaricia en persona cada vez que tocan Afke y güelita; nos ponen en tensión nada menos que con una nana, y en vez de convertir la música en baile convierten el baile en música (vaya manera de empezar un tema…) Pero encima de todo eso, lo que más me gustó fue que hicieron varios temas que están preparando todavía, que están “en obras”, como decían ellos (esa muñeira… no me podía creer lo que estaba oyendo). Y esos temas son iguales que los de Severina. Quiere decir que pegan con ellos, que son coherentes, que recogen los mismos hallazgos musicales, pero se diferencian lo suficiente, tienen arreglos propios y especiales, y llegan al corazón, pero por otro camino.

Total, que va habiendo canciones para otro disco, y que va a ser otro disco redondo, otro igual que el primero y muy diferente del primero. Y esa es la mejor noticia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: