Defensores de la lengua

J. Raya Pons y Lorena G. Maldonado firman una noticia que inicialmente me agrada. Denuncian, en El patinazo de la RAE, que en una lápida que han puesto con motivo del descubrimiento de los restos de Cervantes se ha colado un tremendo error. El artículo tacha de ignorantes a los académicos, a los periodistas que transcribieron el error, y usan la palabra “sacrilegio”, y dicen que “reentierran” al escritor.

Y me agrada que unos periodistas vean noticia en algo así, y que denuncien el mal uso del lenguaje. Y en su caso de los fondos públicos. Y a quien rotula en piedra con faltas de ortografía se le debería caer la cara de vergüenza.

Ahora bien: la cosa empieza a cambiar cuando uno piensa que es posible que no sea un error, y que puede que Sigismunda, con todo lo extendido que esté, fuera un vulgarismo, y que quien sea haya decidido actualizar el nombre. No lo sé. Pero lo cierto es que yo siempre he oído, leído y pensado que era Sigismunda, así que sigamos suponiendo que sea realmente una metedura de pata.

Periodísticamente, me empieza a irritar la imprecisión. Porque la RAE no graba piedras. De hecho, parece ser que es más bien el Ayuntamiento el que se ocupa de encargarlo. No lo sé, pero no lo han investigado ni aclarado en el artículo.

Lo que empieza a oler mal es el subtítulo del artículo, donde sus inteligentes autores dicen:

La Academia de la Lengua, en su obsequio conmemorativo a los restos hallados de Miguel de Cervantes, graba en piedra ‘Los trabajos de Persiles y S(e)gismunda’ en lugar de ‘Los trabajos de Persiles y Sigismunda’

No saben que la Academia de la Lengua no existe (y mira que es un tema manido y repetido mil veces); se llama “Real Academia Española” (¡RAE, coño!) y “de la lengua” es el diccionario. Eso de un “obsequio conmemorativo a los restos”… no se sabe si es que el obsequio se lo hacen a los restos, lo cual resultaría inútil (los restos son bastante desagradecidos, en general) o si consideran que las cosas “son conmemorativas a” algo, cosa que suena de lo más sospechoso.

La cosa empeora cuando son más listos que nadie:

Ni académicos de la RAE, ni concejales, ni estudiosos de Cervantes advirtieron el error que se explayaba ante ellos

Que estos dos cachorritos crean en serio que los estudiosos de Cervantes no saben el título de la obra y no se dan cuenta del error (si es que es tal) ya ofende un poquitín. Pero que digan que el error “se explayaba ante ellos” no deja lugar a dudas: no tienen ni puta idea de lo que significa “explayarse”, aunque al menos sí saben que es reflexivo. Algo es algo.

No es que como narradores, como transmisores de información, sean impecables, tampoco. Dicen:

un ejemplo de novela bizantina que le ocupó hasta los días previos a su muerte -falleció 72 horas después-.

¿Después de qué?

Y terminan con algo antológico:

hinchando el pecho como férreos conocedores de su vida y milagros.

¿Férreos conocedores? ¿De verdad? ¿De verdad ponéis esas dos palabras juntas y no os chirría nada? ¿O es que queríais un adjetivo, salió ese y no se os ocurrió nada mejor?

Así que empiezo rompiendo una lanza en favor del periodismo gracias a Raya y Maldonado, y termino avergonzado ante una exhibición impúdica de un par de listillos que deberían volver a clase de lengua.

 

Anuncios

Una respuesta to “Defensores de la lengua”

  1. Anónimo Says:

    Además, parece que la RAE no tiene ninguna culpa:
    http://www.lasexta.com/noticias/cultura/rae-pide-botella-que-corrija-errata-lapida-recien-estrenada-cervantes_2015061200186.html

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: