La verdad y el periodismo y Carmena

El Ayuntamiento de Madrid ha abierto una página web. Donde se supone que desmiente informaciones periodísticas erróneas.

Y resulta que… nunca dejan de sorprenderme. De verdad que estoy atónito.

Carmona, el candidato del PSOE, dice que tienen que cerrar esa web. Dice esta lumbrera que “Soy contrario a VO y defensor de la libertad de prensa. La democracia es libertad para equivocarse”. Y más abajo que “Estoy completamente en contra de corregir la opinión de los periodistas”.

Esperanza Aguirre va a pedir el cierre con una moción ¡de urgencia! en la Junta de Portavoces. Y dice también que la web pretende “establecer una versión de la verdad” y, por tanto, es “algo absoluta y totalmente fuera de lugar en una democracia”. Y luego dice que le recuerda “a George Orwell y el Ministerio de la Verdad”. “Si lo que se pretende es señalar en esta misma página sin posibilidad de réplica a aquellos periodistas o medios que se han permitido tener una opinión diferente sobre el enfoque de un Gobierno, me parece absoluta y totalmente reprobable”. Por lo visto Isabela Rosell, portavoz de Cultura del PP en el Ayuntamiento de Madrid, definió V. O. como “un ataque a la libertad de expresión” y también dice haber leído a Orwell. No sé si fue antes ella o Esperanza.

Según El Mundo, el ministro de Justicia, Rafael Catalá, disiente y considera que la web “tiene un cierto halo, un cierto tufo a regímenes totalitarios, donde no se permite la libertad de expresión y se encarcela a los disidentes, y como algunas personas del entorno político del actual equipo de la Alcaldía vienen de ese origen político, han colaborado con ese tipo de regímenes, es para preocuparse de entrada”.

Según El País, por su parte, la portavoz de Ciudadanos (C’s) en el Ayuntamiento, Begoña Villacís, ha calificado la web de “inaceptable” y ha advertido que “el Gobierno de Ahora Madrid está utilizando un dominio de Madrid, que están pagando todos los madrileños, para hacer propaganda de partido”.

Los periodistas también tienen algo que decir. Según El Mundo, Elsa González, presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE), advirtió “un halo de censura” en la web y proclamó que España es «un país democrático» en el que la información tiene que ejercerse «con todas las garantías de libertad en fondo y forma». Y según el mismo medio, la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) mostró su preocupación por que este portal propicie «un clima de animadversión» hacia los periodistas. También rechazó la justificación que dio Carmena para no acudir a los tribunales ante noticias erróneas: «No es de recibo aludir a la saturación de los juzgados para justificar la creación de un medio que parece pretender reemplazar las posibles resoluciones de los mismos». Y aún más: la Asociación de Editores de Diarios Españoles (AEDE) coincidió en su valoración con la APM y denunció que este tipo de iniciativas no son propias de «la libertad de prensa».

Y así muchos más. Muchas más gilipolleces.

Primero: se atenta contra la libertad de expresión, o se practica la censura, cuando no te dejan decir algo. No cuando alguien dices algo.

Segundo: lo más parecido a Orwell que hay en España es, posiblemente, el aparato propagandístico de la derecha (empezando por Telemadrid y acabando por La Razón, pasando por el 90% de todos los medios de comunicación que están en sus manos y mienten con toda impunidad y descaro).

Tercero: las opiniones son opiniones, pero los hechos son hechos. Son comprobables y falsables. Y las opiniones se pueden contradecir, eso de mano; faltaría más. Pero las mentiras referidas a hechos, más aún: se pueden desmentir.

Cuarto: La libertad para equivocarse no significa que no puedan decirte cuándo te has equivocado. ¡Era lo que faltaba!

Quinto: Lo que dicen que dijo el ministro de (in)justicia es una sandez tal que no hay por dónde cogerla. Espero que tal atribución sea mentira (como tantas cosas que salen en el periódico).

Sexto: los representantes de la prensa, en vez de preocuparse por un oficio que está en las últimas y sin credibilidad alguna, o de la cantidad de mentiras que dicen, o de las chapuzas que cometen, o de que cualquier bloguero de tres al cuarto se documente y escriba mucho mejor que ellos, o de que un ayuntamiento les saque los colores simplemente reproduciendo citas literales que ellos han tergiversado, dicen que no se les puede replicar. Y que si alguien no está de acuerdo con lo que dicen… ¡¡¡tiene que ir a los tribunales y no puede decir nada!!!

En fin.

La conclusión es: si eres de derechas, puedes utilizar todos los periódicos y periodistas a tu disposición, pagarles en A o en B y luego nombrarlos directores de RTVE, mentir con todo el descaro del mundo. Puedes organizar todas tus ruedas de prensa sin admitir preguntas, sin aparecer siquiera más que en pantalla de plasma. Puedes aprobar leyes mordaza. Y eso no es un atentado contra la prensa, ni totalitario.

Si no eres de derechas, cuando digan mentiras sobre ti, por burdas que sean, tienes que estar absolutamente inerme y no puedes ni responder con la palabra. Ni emitir un solo comunicado. Sólo puedes callarte y otorgar y poner la otra mejilla. De lo contrario, eres un dictador totalitario.

Por favor, váyanse todos a la mierda ya.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: