Mascherano

Al parecer van a sancionar a Mascherano por hacer una referencia al exoesqueleto de la hermana de un árbitro.

¿Has visto a los deportistas de cualquier equipo celebrar un gol, canasta o jugada? Fuera de ese contexto es absolutamente ridículo, ¿verdad? La mayoría de los hombres no se abrazarían ni se tocarían el culo ni harían gestos infantiles, si no fuera en un partido.

Tampoco se animan, se dicen constantemente palabras de aliento, se aplauden. Lo guardan para el campo.

¿Y qué me dices del fútbol? ¿Te parece natural eso de manejar el balón todo el rato solo con los pies? Con lo fácil que sería echarle mano, ¿no? Y con las ganas que tiene uno de meter un gol, sobre todo si se está jugando la Champions.

¿Y el baloncesto, que no puedes correr con el balón, y si ya has botado no puedes moverte del sitio? ¿Y el cuidado que hay que tener con las líneas del suelo en todos los deportes? Todo ello no es que sea ridículo, que también; es que es antinatural. Lo contrario a lo que haríamos si nos dejáramos llevar mínimamente.

¿Sabes por qué lo hacemos? Porque todos esos comportamientos son aprendidos. Han evolucionado en el campo, y en el campo tienen sentido. Tanto las libertades que nos tomamos haciendo gestos y celebrando goles, como las limitaciones que nos imponemos para no tocar el balón con la mano, o con el pie, o lo que sea.

Bueno, pues me parece que va siendo hora de instaurar una norma. Cualquiera que le diga cualquier cosa a un árbitro se va a la puta calle, inmediatamente y sin más. Da igual si es un insulto gordo o pequeñito. Da igual si el equipo se queda con diez o con cinco.

Parece imposible, pero en realidad no lo es. No es más imposible que manejar el balón con los pies. Es un comportamiento aprendido. Igual que hemos aprendido a ser imbéciles, podemos aprender a olvidarnos realmente del árbitro. Nos ponemos de acuerdo, y ya está.

No entiendo por qué hay que disculpar que un jugador se acuerde de la familia de un árbitro, por aquello de la tensión y tal, y no disculpar que coja el balón con la mano y lo meta en la portería como si hiciera un ensayo. Es más; lo de los goles es difícil y no puede hacerlo todo el mundo. Tener educación y meterse los nervios  donde te quepan, sí que lo podemos hacer todos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: