Todo por un poema

Por lo visto, hay una cátedra “Emilio Alarcos”. Y un hijo de Emilio Alarcos, que se llama Miguel Alarcos. Y la viuda de Emilio Alarcos es la directora de la cátedra.

Y por lo visto, en un acto en el que se presentaba una antología literaria, algún criminal tuvo la desfachatez de leer un poema en asturiano. Esa lengua que no necesita oficialidad, que supuestamente ya está suficientemente bien tratada y aceptada, que no hay que imponer, que es una amenaza de los asturchales, que… Que goza de todo el buen rollo del mundo mientras no te atrevas a usarla, salvo que sea para contar chistes disfrazado de aldeano.

Cualquiera diría que la persona que leyó el poema lo grabó en un bate de béisbol y se lió a hostias con los presentes. Porque la reacción de Alarquitos (y lo digo como diminutivo cariñoso, para diferenciarlo del padre) fue proporcional a la agresión. La viuda dicen que también hacía gestos de desagrado.

Alarquitos dijo, por lo visto, que la llingua asturiana es un “constructo artificial que nadie habla”, que la lectura de ese poema fue una “falta de respeto a la memoria de mi padre”, y en no sé qué grupo de Facebook dijo que “queda terminantemente prohibido cualquier uso o difusión del acto o de cualquier otro en que el nombre de Alarcos Llorach se vea mezclado con las actividades de ese invento del asturiano… una puta mentira que se aprovecha de la gente de bien y beneficia a políticos y filólogos paletos”, y que “Queda también prohibido la defensa o uso de la llingua asturiana en este grupo. Antes era tolerante. Ahora se me han hinchado las pelotas y ya no paso ni una”.

Nos ha jodido, el tolerante.

Emilio Alarcos, por lo que he leído, no era asturiano. Pero de todos modos, fue miembro fundador y de honor de la Academia de la Llingua Asturiana. Así que lo de la falta de respeto a la memoria de su padre… quizás es una falta de respeto a la memoria que él tiene, o quiere tener, de su padre.

Respecto al constructo artificial, todas las lenguas normalizadas lo son. Él debería saberlo. Es filólogo, o eso cree.

Respecto a que nadie la habla, o el invento o la puta mentira… quiere decir que él no la habla. Como tantos otros, desprecia lo que ignora. Supongo. Yo qué sé. Sé que lo que es una puta mentira es que nadie la hable. Yo lo hago. Y no lo hago solo. No siempre, vaya.

Total, no sé qué clase de alteración nerviosa padece Miguel Alarcos para ponerse de esa manera por un poema en asturiano. Pero si uno es hablante de asturiano… acojona, ¿que no? Le dices “talluéu” y te puede caer una patada en la barriga como mínimo.

Mira, Miguel. No nos toleres. No necesitamos tu tolerancia, porque además no tienes derecho a tolerarnos o dejar de hacerlo. Limítate a cumplir las leyes y no agredir a  nadie, que nosotros no te haremos nada. Yo ni siquiera te voy a insultar. Con las sandeces que dices te retratas solo.

[Continúa en Todo por un poema (II)]

Anuncios

Una respuesta to “Todo por un poema”

  1. Todo por un poema (II) | Diariu de Guti Says:

    […] Les mis opiniones y les mis llocaes « Todo por un poema […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: