El reveníu

Ayer fui a ver The Revenant. No sé si te gusta que te hablen de películas antes de ir a verlas (spoilers aparte). Yo prefiero no saber ni siquiera opiniones, para que no me condicionen. Si no te gusta, no sigas leyendo, a  menos que no pienses ir a verla.

Primero, opiniones genéricas sin spoilers del argumento.

Mi padre era un gran lector. Leía todos los días, bastante tiempo. Pero eso sí, leía exclusivamente una cosa: novelas del oeste, de Marcial Lafuente Estefanía. Las películas del oeste también le gustaban, aunque mucho menos y sólo si tenían el estilo adecuado; pero eso sí, decía que las veía por los paisajes.

Pues merece la pena ver The Revenant, aunque sea solo por los paisajes. Por los sitios. Por la naturaleza. Los exteriores son impresionantes.

Eso sí, es violentilla. Algún trompazo sí que vas a ver.

Y si nos ponemos críticos… no entiendo por qué después de gastarse una millonada en esos exteriores seguramente muy caros, en efectos de ordenador tremendos, en actores de renombre, no te curras un poco más el texto, Iñárritu. Aunque las cosas que a mí me flojean, por lo que he visto en otras críticas, la gente las acepta sin más y les disgustan otras.

Y a partir de aquí, con spoilers argumentales. Si no la has visto, piénsatelo antes de seguir leyendo.

El tipo de cosas que no puedo aceptar son las incoherencias de los personajes o de sus actos. Acepto que un tipo se caiga por un barranco y sobreviva, o que por casualidad lo vean o no lo vean o las flechas no le den. Puede ocurrir, lo trago, y ya está. Pero…

¿…que el capitán deje al cuidado de un moribundo precisamente al tipo que dejó meridianamente claro a cara descubierta que se moría de ganas de apuñalarlo, ya cuando gozaba de buena salud y estaba limpiando una escopeta? ¿Qué le hará cuando está indefenso y en las últimas? (Hitchcock vino a decir que el suspense es que haya una bomba a punto de explotar y el público lo sepa pero el actor no; no dijo que el suspense sea que haya una bomba, lo sepa todo el mundo, y uno de los actores sea gilipollas sin motivación alguna. Eso es sencillamente irritante.)

¿…que un indio astuto y acostumbrado a sobrevivir desde pequeño y a desconfiar del hombre blanco y que conoce perfectamente a este sujeto, que además también le había expresado sin reserva alguna su odio visceral, se ponga a vociferar a dos centímetros de él, es decir, a menos distancia de lo que mide su puñal?

¿…que el sujeto maligno, cuando se dispone a matar al prota pero un testigo lo sorprende, a continuación liquida al testigo, ya lo tiene todo a huevo para terminar de matar al prota (y además ya ha abierto la veda, qué más da un fiambre parriba que pabajo), pero entonces… deja vivo al prota?

¿…que la gente se empeñe una y otra vez en apuntarse con escopeta de muy cerquita, para que el apuntado pueda coger el cañón y apartarlo con toda facilidad?

¿…que un capitán, para ir a buscar a un tipo herido que viene hacia el fuerte y quiere ser encontrado, se lleve de noche a una docena de tipos con antorchas, pero para ir a detener a un asesino peligroso y armado a plena luz del día y que intenta escapar se lleve… bueno, iba a ir solo pero acaba aceptando que vaya con él otro tipo que se empeñó?

El lenguaje visual es importante, claro; esto es cine. Pero la historia es el mínimo que hay que tener. Si no vas a contar una historia en condiciones, quédate en casa.

Así que bien, yo me alegro de haberla visto, pero la historia… flojucha.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: