Argumentos taurinos

Pasó con el tabaco, y pasará con tantas otras cosas. Los argumentos estúpidos, digo.

Cuando hablas de un problema, tiene sentido traer otro a colación:

  • Si están relacionados, si forman un dilema. Por ejemplo, si hay que elegir entre gastar dinero en X ó en Y, pero no hay para las dos cosas, tiene sentido que cuando se está hablando de X menciones Y.
  • Para clarificar una postura en relación a otra. Por ejemplo, si hay un dilema moral X complejo, puedes traer Y como ejemplo para extrapolar algo.
  • Para reducir algo al absurdo. Si alguien sostiene X e Y, y ambas son contradictorias, cuando alguien argumenta sobre X puedes traer Y para poner de relieve la contradicción.

Pero lo que es estúpido es el argumento de “mientras no se solucione Y, no puedes quejarte de X”. Aunque X e Y no tengan absolutamente ninguna relación, no sirvan como ejemplo uno de otro, no sean contradictorios en absoluto.

El otro día leo a un tal Antonio Lorca, en El País, decir “Yo no soy un torturador“. Vamos a leer lo que pone.

No; yo no soy un torturador, ni un maltratador, ni disfruto con la violencia o la visión de la sangre.

Bueno, no creo que seas estrictamente un torturador, no sé si eres maltratador, pero es un hecho indiscutible que disfrutas con la violencia o la visión de la sangre, por lo menos en algunas circunstancias concretas.

¿Qué les escandaliza de la fiesta? Sin duda, la supuesta violencia contra el animal, la sangre derramada, la muerte real… Es verdad que una corrida de toros es un espectáculo cruento, siempre caro, generalmente incómodo, y, a veces, maloliente. Pero como la vida misma, solo que nuestra existencia está edulcorada por el buenismo imperante de lo políticamente correcto.

Yyyyyy ya estamos con gilipolleces.

Lo que nos escandaliza de la tauromaquia es la violencia contra el animal, sí. Punto. Pero no es supuesta, Antoñito. No me torees, si me permites la expresión.

Y luego dice: es verdad que es un espectáculo cruento, caro, incómodo, maloliente. Antoñito, todo eso nos importa una mierda, eso es un problema tuyo. Y cuando uno intenta desviar tanto la atención es porque no tiene argumentos mejores. Porque el siguiente paso es quejarse del buenismo o de la corrección política. Impedir la tortura de un animal no es corrección política, Antoñito. Pero no sé qué cojones es el buenismo, y sospecho que es un subterfugio para decir “bondad” de manera que parezca que la bondad es mala. Y si la bondad te parece mala, Antoñito, nos separan más cosas que la tauromaquia.

Pero espérate, que Antoñito continúa con esta lógica impecable:

Se ha escrito recientemente en este periódico que ‘las plazas de toros pronto serán mostradas por los guías turísticos como espacios donde antiguamente se celebraba una carnicería que algunos llamaban cultura’.

¿Las plazas de toros? Seguro que su autor no ha cruzado la carretera M-30 por el puente de Ventas, que cada noche es utilizado como dormitorio por un grupo de inmigrantes apiñados, mal vestidos y mugrientos. Sin duda, pronto, ese lugar será mostrado por los guías como un espacio en el que se hacinaban [sic] a miserables seres humanos mientras algunos lo llamaban solidaridad porque se les ofrecían unas mantas para justificar la mala conciencia colectiva. Pero los inmigrantes no dejan rastro de sangre en el puente, aunque su situación es un maltrato inhumano.

¿…?

¿…Qué…?

¿Qué coño quiere decir eso, Antoñito?

¿Que las plazas de toros tienen algo que ver con la pobreza? ¿Que quienes se oponen a la tauromaquia son más culpables de la pobreza que los taurómacos?

¿Hay algún dilema que se me escapa entre mantener la tauromaquia y erradicar la pobreza? ¿Sirve el puente de la M-30 de ejemplo para aclarar algo respecto al dilema entre entretenimiento y tortura animal? ¿Revela ese puente alguna contradicción con los argumentos de quien dice que no hay que hacer sufrir a los animales más de lo estrictamente necesario?

El tío sigue y habla ¡¡¡de los andaluces que están en lista de espera para ayudas a la dependencia!!! Se lanza a la denuncia social… ¿para defender la tauromaquia? ¿Dónde estoy, que me he perdido?

Además, ¿no quedamos en que el buenismo y la corrección política eran cosa de la bazofia antitaurómaca? ¿A qué viene ahora este arranque de sensibilidad?

Pero más adelante, tras unas cuantas gilipolleces más, dice Antonio:

¿Qué pasaría si desaparecieran las corridas de toros? ¿Seríamos mejores personas? ¿Viviríamos en un mundo más humano?

Te contesto, Antonio: , y . Seríamos obviamente mejores personas si no aceptáramos maltratar animales para nuestro entretenimiento, cuando tenemos tantísimas opciones para entretenernos y crear arte, infinitamente más que nunca en la historia.

Para terminar con su sarta de gilipolleces, Antonio Lorca cita a alguien, porque así se ve (cree él) lo culto que es. Es el otro argumento de los taurómacos: el de autoridad (que ni siquiera son conscientes de que es falaz). Pero el tío va y cita… a un torero de 1929 (eso sí, hablando en una universidad y en Nueva York, que así es todo la hostia de culto). Y decía el torero:

Cuando la humanidad esté en un grado tal de civilización que no quede ninguna crueldad, entonces sería cosa de hablar de suprimir las corridas de toros. Pero mientras los seres humanos hablen tranquilamente del número de hombres que cada nación puede matar en un momento determinado, hablar de la crueldad de las corridas de toros es ridículo.

Ahí está. El argumento gilipollas por antonomasia. Yo, mientras haya alguna injusticia mayor por ahí, puedo seguir cometiendo la mía impunemente; no necesito hablar de ella ni defenderla, mi coartada es la crueldad de los demás.

Antonio, entonces el 99% de los litigios son irrelevantes. Si a un familiar tuyo le roban el coche, ¿qué es eso frente al devenir de millones de personas que sufren de verdad? Pelillos a la mar, hombre.

Por cierto: muy interesante la supuesta conferencia del torero. Ahí se ve que efectivamente la violencia en los toros es “vista y no vista”, que miran para otro lado; y que ¿por qué torean los toreros? Por fama, y punto.

Poco después, leo otro artículo, estomagante y sobón, escrito por Paco Rego: “Los toros contados a una niña de 14 años por su papá torero“. Lo leo con interés. ¿Algo nuevo? No; la misma incultura, los mismos tópicos, la misma cobardía de siempre. Pero al menos, el tío (Joselito) admite:

Te haces adicto al riesgo. Y cuando dejas de torear te invade un vacío tremendo, no eres nadie.

Y más adelante, deja claras dos cosas de golpe:

Es algo generacional, si los jóvenes ven a los de su edad torear acaban entendiendo mejor. Si sólo ven y escuchan a mayores fanáticos que intentan humanizar a los animales, progres falsos de ciudad, filósofos raritos y juntaletras, esos que han montado toda esta historia, entonces los chicos se harán otra idea.

Traducido: hay que educar a la gente de pequeña para que se haga insensible a lo que hacemos, que es asqueroso. Los animales no son humanos, así que que se jodan. La gente culta que razona y por tanto no le baila el agua son para él “filósofos raritos y juntaletras”. Ni una palabra sobre los hechos claros y diáfanos.

El periodista lameculos, cómo no, trae otro tópico más de este tipo de escritos: los toreros y los taurómacos son gente cultísima. Mira, mira qué cosa más sorprendente, ¿no alucinas en colores?

No va con él el discurso de un torero al uso. A Joselito le interesa Carlo Magno [sic], lee a García Márquez, a Vargas Llosa, a Marguerite Yourcenar y hasta se atreve con la filosofía. “Nietzsche me ha dejado impactado, vaya tormento el suyo”, reconoce. Antes que el filósofo alemán leyó Cien años de soledad, la novela, según él, que le aficionó a los libros.

Hostia, tú, no lo sabía. Si lee a García Márquez, a Vargas Llosa, a Yourcenar y hasta a Nietzsche (¿filósofo rarito, juntaletras?) entonces ya es otra cosa, he cambiado de idea, y eso que no ha mencionado a Coelho, que entonces ya me caigo de culo. Como el periodista, un tío formado (¿rarito, juntaletras?) que nombra a Carlo Magno, que creo que era primo de Alejandro Magno, y dice que Joselito leyó Cien años de soledad antes de que lo hiciera Nietzsche, cosa muy normal, ya que Nietzsche murió 67 años antes de que se publicara la novela. O quizás es que el periodista no es ni siquiera juntaletras y no sabe escribir.

En fin. Al final llegamos al mismo sitio que Antoñito: que le preocupa más el sufrimiento humano. A mí también, no te jode. Y qué.

Amigos taurómacos: vamos a aclarar las cosas.

  • No os considero (no a todos y cada uno, al menos) alimañas sádicas y torturadoras que disfrutan estrictamente con el dolor ajeno.
  • No niego que torear se pueda considerar una manifestación artística. No deja de ser una forma de baile o de deporte. Yo puedo apreciar perfectamente el interés artístico del toreo. No me lo expliquéis.
  • Es una actividad en la que se ataca salvajemente a un animal prácticamente indefenso, clavándole hierros en distintas etapas, algunos de los cuales se le dejan colgando.
  • Sé que no veis este último punto, sé que os habéis acostumbrado a no verlo. Sé cómo funciona eso; yo mismo fui sometido al mismo proceso desde pequeño.
  • Solo hay que afrontar una pregunta: ¿se justifica destrozar un animal durante una actividad escénica o artística? No le deis vueltas; el dilema es ese. Yo opino que no; vosotros, seguramente, que sí. Hay gente que justifica la tortura policial, y otra que no; hay gente que prefiere criminales sueltos que inocentes encerrados, y gente que prefiere inocentes encerrados que criminales sueltos.

Lo que no se puede es dar vueltas sobre si el toro sufre o no, o echar cortinas de humo. Sed valientes, y decid que os gusta tanto el toreo que compensa el inconveniente de torturar al bicho. Es un argumento defendible y al menos tiene su lógica.

 

 

 

 

Anuncios

Una respuesta to “Argumentos taurinos”

  1. Argumentos taurinos (II) | Diariu de Guti Says:

    […] Les mis opiniones y les mis llocaes « Argumentos taurinos […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: