Soneto I, de Valderrábano

A veces mi profe cree que necesito mejorar con la mano derecha, y entonces me tortura mandándome aprender una pieza clásica. No se da cuenta de que tal como uso la izquierda debería torturarme pero con hierros candentes.

En realidad me encanta, porque yo, que leo bastante mal, me esfuerzo en aprender la música solamente leyendo, sin escuchar la original hasta después de que me sepa la pieza. Y me parece un milagro que una cosa que hizo un fulano en 1547 la esté tocando yo a fecha de hoy, y más aún cuando después de aprenderla escucho otras versiones y veo que sí, que estamos tocando lo mismo. Hoy por hoy es lo más parecido que existe a ser inmortal.

Bueno, pues este es un intento más. Para tocar (mal) esta menudencia de menos de un minuto tuve que estudiar tres semanas. Hoy veo el vídeo de la Gavotta y todavía no me explico cómo hice aquello.

Aquí se puede ver lo bien que suena mi Godin, y eso que está enchufada a un ampli prácticamente de juguete y no me preocupé del sonido en lo más mínimo.

Godin Multiac Ambiance, mesa de mezclas Zoom R16, amplificador Roland MicroCube. Grabado de ambiente con teléfono móvil.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: