Trump

Trump en inglés significa triunfo (en las cartas). Y a la vez significa pedo.

No acabo de entender las polémicas de estos días respecto a Donald Trump. Resulta chocante que un tipo tan obviamente… loquesea llegue a ser el candidato del partido republicano a la presidencia, y quizás (¿por qué no?) a presidente. Es obvio que no debería estar ahí.

Pero George W. Bush no sólo estuvo, sino que fue presidente. Dos veces. Y Aznar. Y Mariano Rajoy ahí está.

Se dice que no está preparado para el cargo. Pero por otra parte… El tipo que se convierte en candidato del partido republicano (o de cualquier otro) está en la cima de una pirámide alimenticia, por encima de verdaderos depredadores, muy experimentados, con habilidades asesinas muy depuradas. Intenta ser alcalde de una capital de provincias, a ver cuán lejos llegas. Ahora intenta ser gobernador de un estado de los EEUU. Y ahora intenta ser presidente. Evidentemente, está muy, pero que muy preparado; ha dejado en la cuneta a un montón de candidatos con toda la determinación para hacer lo-que-fuese para estar en su lugar. Ahora los republicanos parecen estar horrorizados, pero no creo que se hayan encontrado con ninguna sorpresa (tampoco son estúpidos). ¿No crees que alguien capaz de auparse al número uno teniendo a todo un partido como ese en contra tiene algunas habilidades que hay que reconocerle?

Ha habido polémica porque dijo algo sobre los padres de un soldado muerto. Algo que, la verdad, no me parece para tanto en el nivel en el que está la política actual. Sus discursos xenófobos los hemos visto antes por estos lares, y de hecho fueron recompensados (¿Lbl?). Que en una reunión pregunte a un asesor que por qué no se pueden usar armas nucleares… escandaliza, pero es una pregunta de lo más normal. Empiezo a ver un montón de frasecitas sacadas de contexto y magnificadas como algo relevante (lo del niño que lloraba en un mítin, cualquier cosa), cuando la mera presencia del tipo como candidato ya es un escándalo de proporciones tales que todo lo que haya venido después son naderías.

Es decir: por una parte, es obvio que un tipo así no puede ser presidente. Tan, tan obvio, tan aparente, que no me creo nada. No me creo que Trump sea tonto. Sabe perfectamente lo que hace y por qué. Los republicanos tendrán también sus motivos, que se me escapan por completo.

Pero lo que estamos viendo no es un tipo estrafalario que inexplicablemente llega a candidato como una chifladura más de su carrera de chifladuras, y toda la gente a su alrededor se sorprende y se asusta porque no han podido pararle y ahora va a gobernarles un payaso. No sé qué es lo que pasa, pero estoy seguro de que eso no es.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: