El cocinero estrella

No aguanto las mentiras, y por eso no aguanto los realities. Y por eso no aguanto los concursos de cocineros. Y me cuesta aguantar en un país que encumbra a tipos como estos.

Hoy leo una entrevista con uno de ellos. Suelo leer movido por la curiosidad, y encantado de que lo que leo me haga cambiar de opinión o destruya alguno de mis prejuicios. Y me decepciona cuando, por el contrario, lo que leo me reafirma en mis impresiones o mis prejuicios.

Leo:

P. Conozco dos cocineros que tienen vidas parecidas. Chicos de familias educadas, malos estudiantes, quizá hiperactivos… Fueron a una escuela de cocina porque en la universidad no lo tenían claro y allí se hallaron.
R. Me suenan ligeramente cosas de las que dice. Un cocinero es un tío ansioso que ha nacido para ser un artesano, para aprender en el trabajo. Yo mismo soy una persona muy activa que necesita estar motivada en lo que hace. ¿Me llevó eso a ser un mal estudiante? Sí.

Fíjate tú. Ser artesano, aprender haciendo, ser activo y estar motivado… son cosas te llevan a ser un mal estudiante. Esto es lo que se llama hacer de la necesidad virtud y convertir los bugs en features. Un hombre de su tiempo, no se puede negar. Sigamos:

P. ¿Le iba mal en el colegio?
R. Sí. La EGB no consiguió motivarme, está claro. Mire, yo entiendo que hay muchos niños en cada clase y que hay que estandarizar la educación, pero eso de “a los cuatro años tienes que leer, a los cinco tienes que sumar, a los seis…”, y todo por obligación. Eso no iba conmigo y no debería ser así. La educación debería preocuparse por atraer a los niños. Cuando yo empecé a trabajar, me gustó, me sentí motivado y entonces empecé a leer y a estudiar muchísimo.

Otro de esos estudiantes que han aprendido la cantinela de que la EGB (la enseñanza en general) es la que tiene que motivarles a ellos. Compañero, con ese concepto de la motivación el trabajo no tiene mérito, porque simplemente no es trabajo. Dice “no consiguió motivarme”, como si la que hubiera fracasado fuese la EGB y no él. “Todo por obligación… eso no iba conmigo”. Claro, eres uno de esos románticos, una mente libre y creativa que rompe las normas. Pero igual lo que pasa es que eres un vago que solo hace lo que le gusta (y en NADA se puede avanzar si uno solo hace lo que le gusta). Pero espera, que la respuesta continúa:

Sólo me cabrea el puto inglés, que no me entra en la cabeza.Me vienen clientes extranjeros y tengo que salir a saludarlos con un traductor, cosa que me da mucho por saco.

Hummm… claro, es que el “puto inglés” es de esas cosas que solamente se aprenden con esfuerzo, y haciendo algunas cosas que a uno no le apetecen. Es decir, que te motiva mucho tu trabajo, pero lo del inglés no… que lees y estudias muchísimo, pero el puto inglés se te atraviesa…

Jordi de mi alma, yo tengo una explicación. Aprender inglés requiere un esfuerzo, y las tareas que hay que hacer no siempre son motivadoras ni tienen recompensa inmediata. Así que no es de extrañar que no se te dé.

Pero no te preocupes. Siempre puedes decir que el Reino Unido fracasó porque no consiguió motivarte a aprender inglés.

La cosa no va a mejor. Agárrate y lee esto:

P. ¿Por qué los cocineros que salen en los periódicos son hombres?
R. Había una razón histórica: las cocinas, antes, eran infiernos con el fuego y el material, que era pesadísimo. Los cocineros tenían que ser gladiadores. Ahora ya no ocurre eso, no hay ningún motivo para que el hombre tenga más éxito que la mujer. Lo que importa es la capacidad de liderazgo sobre el grupo, y en eso lo tenemos igual los hombres y las mujeres.

No ha dicho que las mujeres no tenían apenas oportunidad de montar negocios o llevar empresas por sí mismas, o cualquier otra cosa. O que ahora mismo son tan buenas como ellos, pero seguimos siendo machistas. Dice el tío… ¡que hay una razón histórica! ¡Que la cocina es un trabajo muy duro, es metalurgia, amigos, siempre fue cosa de hombres! ¡Una tradición de hombres cocinando, y de mujeres que no se acercan a la cocina porque las ollas pesan mucho!

De verdad que flipo en todos los colores del arco iris y parte del ultravioleta. Pero ¿de qué planeta viene este tío?

En fin, no hace falta que vaya al resto de la entrevista. Lamentablemente, no tengo mejor opinión de él que antes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: