El viaje de Emma / San Pelayo Sexteto / Nothing to Lose

Ayer pasé el día prácticamente en Gijón. Resulta que había muchas músicas interesantes.

A las doce, El viaje de Emma. Un concierto didáctico, que se estrenaba ese día; invitamos a mi sobrina, que vino con sus padres, porque la cosa prometía. Y lo que prometía lo cumplió.

El viaje de Emma

El viaje de Emma

 

El viaje de Emma pretende acercar el jazz a los niños (y a los mayores), haciendo un recorrido por la historia del jazz, a base de pinceladas (cortas) y un argumento. Hay mucha música, pero también humor, un poco de participación del público, un poco de dramatización… y fue una maravilla. Creo que gustó a todo el mundo. La duración adecuada, el ambiente adecuado… y músicos instrumentistas de primera línea (Alejandro San Pelayo al contrabajo, Félix Morales a la batería, Eladio Díaz al saxo y Marco Martínez a la guitarra). Un espectáculo que no trata a los niños como idiotas, sino como a espectadores que están aprendiendo; justo lo que busca cualquier adulto. El narrador, Carlos Mesa, hace muy bien su papel. Mapi Quintana… en fin, yo ya sabía que Mapi no solo era cantante sino también actriz. Así que no cabía esperar otra cosa que un trabajo artístico y profesional de principio a fin (a pesar de estar enferma ese día). Una cantante que hace de niña, y que cuando canta canta como una niña. El más difícil todavía, pero no para alguien como Mapi (que, por cierto, solo con verla pasar el balón de baloncesto cualquiera puede ver que también domina eso).

Ahora falta que esta obra se represente muchas, muchas veces. El trabajo que han hecho, y lo que sin duda pueden mejorarlo, lo merece. Estoy seguro de que absolutamente nadie, salvo que sea absolutamente indiferente a la música, puede salir descontento; entenderá unas cuantas cosas sobre el jazz, y además verá que no es aburrido, que no es feo, que no es ajeno a él. Y los niños, que ya he dicho que no son idiotas, también.

Pero por la tarde había una sesión doble de conciertos. Primero repetían San Pelayo y Eladio Díaz, junto con Eva Díaz Toca (batería), Xaime Arias (piano), David López (trompeta y fliscornio) y Alberto Castelló (trombón). Y ahí es cuando las cosas empezaron a ponerse más serias todavía.

El mundo está lleno de supuestos genios de la música. Y mucha gente se lo cree. Hasta que uno bucea un poco más, y entonces uno se da cuenta de la verdadera situación de unos y otros.

El sexteto estrenaba, de hecho, música original de Alejandro San Pelayo. Cuando entiendes que un contrabajista es capaz no solo de tocar así su instrumento, no solo de componer esa música, sino de escribir todos los arreglos para tres vientos, organizar todo ese espacio para que suene como sonó ayer… entonces empiezas a entender en qué consiste este trabajo y lo que realmente hace falta para hacerlo bien.

Alejandro San Pelayo Sexteto

Alejandro San Pelayo Sexteto

Yo no iba con ninguna expectativa concreta. La música de uno puede ser algo muy personal, puede gustarte o no; yo iba simplemente a ver qué pasaba. Y resultó que la música de San Pelayo me pareció una maravilla. Desde el primer tema, desde las primeras notas, se notó esa mezcla de originalidad y tradición que deja ver un músico grande. Había una pincelada de hard bop, esa elegancia del jazz que sabe dónde está; había un gusto por la orquestación, un saborcillo a Gershwin; pero aquello seguía siendo un sexteto, seguía siendo música muy viva, música moderna, y música muy, muy emocional a pesar de todos los arreglos. Muchísima dinámica, momentos apenas audibles y momentos intensos; una música con un hilo conductor, pero en la que constantemente pasan cosas. A Eva siempre la he admirado, pero desde ayer, un poco más; no se puede tocar con más calma, más seguridad, más solvencia. Xaime ya no sé si me puede sorprender, después de verlo hacerlo bien tantas veces; y los vientos, también manejando la intensidad perfectamente, subiendo, bajando, con el equilibrio perfecto entre improvisación y colaboración. Nunca había visto a San Pelayo como frontman, pero esta vez lo era con todas las consecuencias, como intérprete y como autor, y la verdad es que me parece un músico con un buen gusto increíble y con un talento enorme. Disfruté cada minuto. Y quiero un disco de eso.

Y luego actuaban Nothing to lose: Cristina Montull al piano, Horacio García al contrabajo, Carlos Pizarro a la guitarra, Miguel Gallego al saxo y Manu Molina a la batería. Y otra vez me pasó lo mismo; no sabía qué esperar, y aunque los conozco y admiro a todos, me volvieron a dejar asombrado. Tocaban composiciones de la propia Cristina, y fue también una demostración de modernidad con gusto; una música con la que se puede conectar. Fue un curso acelerado de recursos (cortes, síncopas, arreglos, solos, ostinatos, melodías, disonancias) pero no mezclados de cualquier manera, sino usados de manera inteligente para hacer música bonita. Mucha intensidad, muchas ideas, y otra vez músicos excepcionales; fijándome en la guitarra, como es mi obligación, Pizarro en particular se marcó unos solos que son lecciones de lo que hay que hacer en un escenario. Los demás lo hicieron igual de bien, y estuvieron a la altura de la admiración que les tengo. Tengo la inmensa suerte de que, en un momento u otro, todos los que estuvieron ayer en el escenario del Jovellanos me han aguantado tocando con ellos y/o dándome clases (que viene a ser lo mismo); con la excepción, creo, de Cristina, a quien aún no había podido ver tocar. Ayer, como con San Pelayo, tuve ocasión de enterarme de verdad de lo que hace, por partida doble (tocando y componiendo), y volví a quedar impactado. También quiero un disco de esto.

Total, que fue uno de los conciertos que más he disfrutado en mi vida. Si cualquiera de ellos lee esto, se descacharrará de la risa, me dirá que no es para tanto, que soy un exagerado. Pero llevo unos cuantos años oyendo música, y cuando me tropiezo con el talento lo suelo reconocer, más allá de la amistad que tenga con quienes tocan. Es una verdadera lástima que la mayoría de la gente no sea consciente del valor que tienen estos músicos, de lo que se están perdiendo.

 

Anuncios

2 comentarios to “El viaje de Emma / San Pelayo Sexteto / Nothing to Lose”

  1. Emilio José Molina Cazorla Says:

    Pues ahora yo también quiero un disco de eso. Y sobre todo, llevar a Marta a ese espectáculo, a ver si le entra un poquito de querencia por el estilo musical 😀 (y yo para aprender, que seguro que es mucho lo que desconozco).

  2. guticr Says:

    Leyendo lo que puse puede parecer que es teatro con algo de música, y no; es realmente un concierto didáctico. Pero partido en trocitos y con alguien contando las cosas. La verdad es que sí, que podría ser de interés para mucha gente; podrían aficionarse al jazz o no, pero seguramente no saldrían echando pestes del rato que han pasado 🙂 Los niños se cansan pronto, y no hubo problemas ni desbandadas… A ver si os actúan por ahí cerca, sería buena señal 🙂

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: