Mi policía

Ya hablé varias veces de lo importante que me parece la policía. De la enorme responsabilidad que tienen y de lo agradecido que les estoy por ejercerla.

Por eso me resulta descorazonador ver lo que hacen algunas personas de uniforme, o sin uniforme.

Estos días El Mundo ha publicado varias entrevistas con alguien que fue nada menos que “número dos” de la Policía. Se entiende que será, pues, la flor y nata, la persona más indicada para esa responsabilidad: la de usar la fuerza, si llega el caso, contra sus propios conciudadanos.

No he leído las entrevistas. Pero en el titular del otro día decía este señor: Pedí detener a los Pujol, pero los jueces son muy garantistas.

No dice “los jueces anularon las pruebas que aporté”, ni dice “aporté pruebas”. Dice el tío, como un defecto, que los jueces son muy garantistas; que si fuera por él, Pujol habría ido a la trena.

Los jueces son muy garantistas. Nos ha jodido. Esa frase podría ser de Rajoy: “los españoles son muy españoles”. Le faltó decir a Pino “los jueces son muy garantistas y mucho garantistas”.

Es que por eso son jueces, señor.

Si lees la respuesta en la entrevista, dice el entrevistado, a la pregunta de por qué los Pujol siguen en libertad:

Porque los procedimientos son difíciles de investigar y los jueces en España son muy garantistas. Lógicamente en otra época había jueces más decididos, pero ahora son garantistas hasta el final y prefieren ajustar todo el procedimiento a unas pruebas reales y efectivas.

Escalofriante. “En otra época había jueces más decididos”. Pero resulta que ahora, estos pusilánimes, estos mierdaenculos, “prefieren ajustar todo el procedimiento a unas pruebas reales y efectivas”. “Prefieren”, dice, como si fuera elección suya realizar el procedimiento… sin ajustarse a pruebas reales y efectivas, y para mandar a una persona a la cárcel. “En otra época”… ¿A qué época se refiere? Sí, a esa que estás pensando.

Qué bien hice en no leer la entrevista inicialmente. No tiene desperdicio, pero es que no tiene sentido leer algo de lo que no vas a aprender nada, que solo va a confirmar lo que ya sabes. Esta pregunta, y la respuesta, son espectaculares:

P.- El juez De la Mata ha incorporado al sumario del caso Pujol unas notas informativas de Villarejo fechadas en diciembre de 2014 que intentan implicar al Rey. Hablan de que el CNI habría negociado con los Pujol protegerles a cambio de que no revelen la supuesta implicación de Don Juan Carlos en una cuenta suiza de Gürtel. ¿Esas notas se las entregó a usted? ¿La Policía ha obtenido información del Rey a través de la princesa Corinna?

R.- Es la primera noticia que tengo. No me las envió. Además quiero aclarar: soy monárquico por naturaleza, póngalo. Cualquier amenaza que ha habido sobre la Casa Real, siempre he puesto la información sobre la mesa [sic]. Cuando ha surgido este problema me han transmitido: «Tranquilo que sabemos que eres monárquico y eres de los nuestros». Si hubiéramos tenido conocimiento de algo, como alguna vez lo hemos tenido, hubiéramos ido a la Casa Real y se lo hubiéramos contado. A Corinna la conozco por las revistas del corazón. En los archivos de la Policía no aparece.

Fíjate en qué términos se mueve la actividad de este señor. No se preocupa por la comisión de delitos o los daños al erario público; le preocupan las “amenazas sobre la Casa Real”. Le importa un bledo ser neutral u objetivo; él es monárquico, y no se ofende, sino que se regocija, cuando le dicen que es “de los nuestros” (¿de los de quién?) Si se entera de algún indicio de delito, hace de soplón, según para quién. Es decir: si eres catalán, si por él fuera te metería en la trena sin pruebas; si eres de sangre azul, si sospecha que te van a pillar te avisa. Eso lo dice en público el ex número dos de la policía.

Hoy tampoco se queda corto. Dice que hay un informe que “aclara las nebulosas del 11-M” (¡sí, amigos, El Mundo sigue en eso!) Dice “Yo encargué a la Brigada de Resolución de Casos que hiciera un informe y ahí está”. Pero el periodista le pregunta (pregunta teledirigida, claro): “¿El informe del 11-M contradice la resolución judicial?” Y contesta ufano:

No contradice la resolución judicial, pero da por sentado, según tengo entendido, porque no lo he leído, algunas cosas que fueron determinantes para argumentar una serie de teorías que verdaderamente se diluyen. Se aclaran algunas cosas que estaban en una nebulosa.

Es decir: que no contradice, pero […basura ininteligible…]. O sea, que el informe dice cosas que no dice pero sí pero no sino todo lo contrario. Pero ese voluminoso informe, alucinante, excelente, impresionante, que él mismo encargó y con el que abre el titular de El Mundo… ¡no lo ha leído!

No sé si me he explicado bien. QUE NO LO HA LEÍDO.

Pues ese fue el número dos de la Policía. Y estos son los periodistas de El Mundo. Tanto gusto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: