Ah, el mercado

El mercado es sacrosanto. Funciona perfectamente. No hay que regularlo. La ley de la oferta y la demanda dicta los precios. ¿Quieres algo escaso, algo que quiere todo el mundo o algo que no se esté fabricando en masa? Pues te jodes y lo pagas caro. Su valor hará que se fabrique más y baje de precio.

Si hablamos de productos, claro; si lo pagas tú.

Si el producto eres tú, entonces no. Entonces la ley de la oferta y la demanda no vale. Tú vales poco, y tienes que valer poco, porque si no, es malo para la economía. ¿Para la tuya? No, estúpido. Para la economía en general.

Si los técnicos son escasos, no hay que pagarlos caros; hay que hacer que se fabriquen más, y poner la maquinaria del Estado a trabajar con ese fin. Cambiar la enseñanza media, la universitaria, lo que haga falta.

No, no es que quiera ahorrarme costes de personal. Es que si contrato a menos trabajadores, y tengo otros que no cobran, conseguiré ofrecer un servicio mejor. No, eso no es que quiera ahorrarme costes de personal. Bueno, tú no lo entiendes porque eres obrero y tonto. Como lo de la economía de antes.

Feliz primero de mayo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: