La energía del futuro

Ya sabrás que esas energías llamadas renovables son un timo. Que solo funcionan gracias a las subvenciones, que no sirven para nada en la práctica, que todo es fraude.

Sí, lo oirás repetir machaconamente. Y todo eso de que no sirven, además, porque no se puede controlar la producción, sino que dependes de circunstancias climáticas. Nuestro gobierno, ese de los capaces y los sabios, se cargó las energías renovables, las saboteó, destruyó la ventaja que España tenía en el sector, en un santiamén. Cuando los ministros incorruptibles e inteligentes como Soria se ponen a ello, no se les pone nada por delante.

Oirás también machaconamente que es la energía nuclear la única salvación posible: que no genera CO2, no contamina, es increíblemente productiva…

Aquí hace ya tiempo que puse en duda todas esas monsergas: hoy en día se hace productivo lo que se quiere, simplemente eligiendo la forma de contabilizar beneficios y pérdidas.

Bueno, pues resulta que ni siquiera así. Incluso con los aberrantes parámetros de las propias eléctricas, he ido viendo las últimas semanas estas historias curiosísimas (ya, ya sé que sin duda todo esto es una campaña interesada, pero les tomo la palabra de todos modos):

Galán anuncia que Iberdrola quiere cerrar la central nuclear de Garoña (31/03/2017)

El presidente de la eléctrica asegura que “no es rentable” y está a la espera de llegar a un acuerdo con Endesa, su socio en Nuclenor. […] Galán ha hecho extensiva esta baja rentabilidad a todas las nucleares agrupadas en Iberdrola Generación Nuclear […]

Una carga de profundidad (31/03/2017)

Iberdrola culpa a los impuestos de las pérdidas que registran las centrales nucleares […] ¿Qué hacemos con los residuos? Es la clave en el sector nuclear. No se ha conseguido una solución definitiva para gestionar los desechos de las centrales, que mantienen su peligrosidad durante miles de años. Y gestionar el combustible gastado —y los residuos que se generan cuando se desmantela una central— cuesta mucho dinero. Una empresa pública, Enresa, se encarga en España de la basura radiactiva. Se financia con cuatro tasas que pagan los propietarios de las centrales, las tres grandes compañías eléctricas. Pero lo ingresado con esas tasas no es suficiente. [….] Y la consecuencia sería que “generaciones futuras” tendrán que asumir “parte de los costes derivados de la clausura y desmantelamiento” de las centrales. Y no sus propietarias.

Iberdrola y Endesa chocan en Garoña y dejan en el aire el futuro de las nucleares (27/04/2017)

Ignacio Galán, presidente de Iberdrola, aseguró en Junta de Accionistas que la central nunca se iba a reabrir porque no es viable, al igual según sus cálculos que el resto del parque nuclear. La eléctrica ha mostrado así al Gobierno su intención de cerrar todas sus centrales si no se produce una reducción de la fiscalidad que soportan.

Iberdrola acumula 1.000 millones de pérdidas en nucleares en cuatro años (07/05/2017)

Iberdrola Generación Nuclear, la filial que agrupa los intereses nucleares del grupo energético, registró unas pérdidas de 309,3 millones de euros en el ejercicio 2016, con lo que acumula unos ‘números rojos’ de 1.075 millones de euros desde 2013.

Es todo muy interesante. Resulta que estos señores están pagando la gestión de residuos por debajo de su precio de coste; coste que pretenden endosar, y endosarán, a generaciones futuras (como ya dije en mi pobre artículo). Un coste formidable que evidentemente no entra en sus cuentas de resultados. Intenta tú actuar de forma análoga con tu banco o con cualquier proveedor o acreedor, verás qué poco tardas en ir a la cárcel.

A la vez, pese al poder ilimitado de la energía nuclear, pese a ser tan infinitamente mejor que las demás formas de generación… resulta que depende totalmente de algo tan pedestre como un mero régimen fiscal. Unos pocos impuestos más o menos, y el poder omnímodo del átomo se desvanece y ya no es rentable.

Perdonen, amigos nucleares. A pesar de estar pero que muy subvencionados de manera encubierta, insisten ustedes en que se los subvencione más, perdonándoles impuestos. ¿Pueden las renovables jugar con esas mismas reglas? ¿Tienen derecho a pedir no ya que no se les quiten las subvenciones, sino que se les aumenten respecto a la situación anterior? ¿No se les cae la cara de vergüenza, entonces, cuando hacen sus comparaciones y miran a las renovables por encima del hombro?

Porque déjenme que señale una cosa: las instalaciones de energías renovables tienen su coste medioambiental, pero no es nada comparado con lo que plantea cualquier central nuclear. La gestión de residuos de una planta de aerogeneración tiene que ser verdaderamente de risa frente a algo para lo que ni siquiera tienen ustedes (ni nadie) una solución válida. El desmantelamiento de cualquiera de esas instalaciones es un simple trabajo de construcción, está inventado y es relativamente sencillo. Si una se estropea, no pasará nada como lo de Fukushima.

Por favor, no vuelvan a sacarnos el cuento de que lo único rentable y viable es la energía nuclear. No nos tomen más el pelo.

 

Anuncios

2 comentarios to “La energía del futuro”

  1. Emilio José Molina Cazorla Says:

    Tengo algunos amigos trabajando en renovables, y suelen explicarme de maravilla (y yo olvidar las explicaciones al poco) cuáles son los problemas de éstas, y por qué a día de hoy la nuclear es la mejor opción hoy por hoy, por irónico que suene. Les comento que se pasen por aquí, por si pueden reexplicar el interesante asunto de cómo está el patio (o poner las referencias pertinentes).

  2. guticr Says:

    Sería estupendo, pero me temo que en todo esto va a influir mucho el planteamiento “político”, por así decir, que cada uno tenga. ¿Es asumible el riesgo de los accidentes nucleares? No creo que eso se pueda contestar categóricamente; viene a ser una cuestión de prioridades. Cuando digo “política”, me refiero a decidir hacia dónde se marca el rumbo. La decisión de gastarse 178.000 millones de euros en investigar sobre almacenamiento de energía, o en mejorar la eficiencia energética, y no en otra cosa (por ejemplo, en desmantelar Fukushima una vez que ha reventado), es totalmente política.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: