Los monos y el racismo

H&M ha sido acusada de racismo por un anuncio, y ha retirado la foto en cuestión. La foto es esta:

Nótese que no es realmente un anuncio; no es parte de una campaña, no se ha diseñado así. Es una foto de una prenda, para cuando vas a comprarla. Necesitaban un niño que se pusiera la sudadera, han cogido uno, se la han puesto y le han hecho una foto.

La sudadera pone “el mono más guay de la jungla”. Al parecer la versión naranja pone “experto en supervivencia” o algo así y la foto era de un niño blanco. También había una versión azul, pero no sé qué modelo pusieron. Ya no hay quien encuentre el anuncio ese.

Por una parte, entiendo algunos enfados, las acusaciones de torpeza… Entiendo que se acuse a una empresa de no haber sido políticamente correcta por si acaso.

Pero por otra parte, no me cabe ninguna duda de que el hecho de que un niño negro no pueda ser “el mono más guay de la jungla” igual que un niño blanco es claramente racista. No me cabe duda de que si H&M hubiera evitado el modelo negro lo habría hecho “por si acaso se queja gente”, no porque realmente hayan hecho algo malo. Desconozco las motivaciones de cada persona (eso solo lo sabe el fotógrafo, o quien sea) pero H&M tendría muy fácil usar solo modelos blancos.

Algunos han dicho cosas como esta (traducción libre):

Así que la próxima vez que te metas a opinar sobre lo que los negros deberíamos encontrar ofensivo o no, comprueba primero tus privilegios al entrar. La próxima vez que quieras hablar sobre “racismo inverso”, pregúntate si has tenido que pasar a través de todo lo que he dicho más arriba.

Las respuestas son sencillas. Soy un privilegiado en muchos sentidos; y no, no he pasado por nada parecido a lo que han pasado los negros. Pero entramos en esa tendencia que se da últimamente: si no eres mujer no puedes opinar sobre feminismo. Si no eres negro no puedes opinar sobre racismo.

Y eso va en contra de todo lo que yo creo. Creo en un mundo en el que se hable y se razone; un mundo que, en gran medida, se puede explicar y entender. Un mundo en el que no rige el principio de autoridad. Un mundo en el que no manden a nadie callarse simplemente por su sexo o su raza o su cuna.

Y un mundo en el que puedes sentirte ofendido por lo que quieras, pero eso no te da automáticamente la razón, por muy pasional que te pongas.

Por cierto, como algunos han señalado, si el niño negro hubiera vestido la sudadera naranja y el blanco la sudadera verde tendríamos también un grave problema. El naranja está asociado a los uniformes de los presos.

 

 

 

Anuncios

Una respuesta to “Los monos y el racismo”

  1. Emilio Molina Says:

    Los directivos de Conguitos deben de llevar años conteniendo la respiración para que no les detecten…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: