Una España “mejor de la que encontró”

Ayer leí una columna de Lucía Méndez hablando de la moción de censura contra Rajoy. Y decía Lucía, refiriéndose a Rajoy:

[…] Habló como si fuera una de esas jornadas gloriosas que han puesto en pie su leyenda de brillante parlamentario. […] Con su impetuoso torrente de palabras resplandecientes del idioma español. Una Epifanía oratoria el día del Corpus Christie. […]  Rajoy bordó su última faena en sus primeras intervenciones como presidente acosado. […]

Para que me venga cualquier escritor de ciencia ficción a hablar de realidades paralelas. Resulta que Rajoy es una leyenda de la oratoria. El idioma español resplandece en su impetuoso torrente verbal. Este es el nivel.

Supongo que hablamos del mismo Rajoy, no sé. Ese que dijo, según El Mundo (y usa comillas) “Ha sido un honor haber sido Presidente del Gobierno y dejar una España mejor de la que encontré”. Supongo que Lucía no ve ningún error en esa frase. Y los hay. Gramaticales.

Pero hay errores peores aún. Peores “de” ese.

Este presidente deja una España con un problema de separatismo que nunca había tenido. En sus hábiles manos de gestor se ha destrozado la convivencia en Cataluña y entre Cataluña y el resto. Si los primeros episodios de lo que ocurrió en Cataluña se hubieran dado con un gobierno de cualquier otro partido, habría intervenido el ejército para echar al presidente (no, no es una metáfora, lo digo literalmente). Pero era de este partido. Pueden hacer lo que quieran sin rendir cuentas.

Deja una España en la que se ha consagrado la impunidad total. La política nunca había sido tan indecente, tan mezquina, tan soberbia, tan asquerosa. Antes la indecencia se escondía; había unas reglas de juego. Si te pillaban, te avergonzabas o asumías la derrota. Después de Rajoy, te paseas con chulería, con soberbia y con desfachatez. No cedes, no disimulas. Eres invulnerable. Ahora ya puedes decir “mi partido no son quince o veinte casos de corrupción” (y subiendo), cuando antes ay de ti si pillaban uno solo (o si se lo podían inventar).

Deja una España en la que su primera medida fue pedir un rescate y dejar que los bancos robaran a los ciudadanos otros 60.000 millones de euros después de la crisis, por si no fue suficiente lo que robaron antes.

Deja una España en la que es más grave, y se comenta mucho más, hacer algo totalmente legal, como comprarse una casa, que cometer un sinfín de delitos. En la que unos tienen que pedir permiso simplemente por aspirar al gobierno en unas elecciones y otros tienen derecho a gobernar aunque sea robando a los ciudadanos, cometiendo fraudes electorales, cambiando leyes en su beneficio, induciendo al cohecho, encarcelando a rivales políticos o reprimiendo a artistas a base de mentiras.

Deja una España con una televisión pública bochornosa, absolutamente expoliada por sus amigos, utilizada y exprimida sin ningún tipo de disimulo por directivos carentes de la mínima vergüenza.

Deja una España en la que se ha convertido en costumbre el utilizar las instituciones a su antojo y beneficio: la universidad, el parlamento.

Deja una España en la que se ha normalizado que el presidente del gobierno no rinda cuentas de ningún tipo, suelte sus peroratas a través de pantallas sin preguntas, se sustraiga al control del Parlamento cuando le dé la gana con el argumento de que está en funciones, o se vaya de los debates parlamentarios fundamentales si no está cómodo o ponen fútbol en la tele.

Deja una España en la que los jueces están controlados por el gobierno, y si no lo están se los echa de la carrera judicial. En la que ya no existe la responsabilidad política, porque para todo se remiten a los fallos judiciales; si no me condenan en firme, todo lo que haga vale. Y si el fallo les es adverso, da igual: o me ciño al voto particular que me interesa, o desacredito a los jueces, o me limpio el culo con su sentencia.

Deja una España de mierda, sí. Ha sido una etapa verdaderamente pavorosa. El destrozo que ha causado ha sido de tal magnitud que este país ya no es el mismo de antes.

Pero me sorprende un tanto cómo dan por cerrada la etapa. Porque yo creo que no es así.

Creo que desde el minuto uno todos los medios de comunicación (que están al servicio de quien están) harán la vida imposible al gobierno, y lo que es peor, a nosotros. Nos asfixiarán, nos agriarán el humor, nos pincharán, nos harán creer que todo es aún peor, hasta que pidamos clemencia y un cambio de gobierno.

Y no se os olvide una cosa: si hay elecciones otra vez, y se presenta Rajoy, no sería nada raro que ganara.

Y si gana Rivera, agarraos fuerte.

Solo hay una cosa buena en todo esto. Es el primer revés de Rajoy en mucho tiempo. La primera vez que se impone un mínimo de justicia, que paga por algo. Pero es una victoria absolutamente pírrica. Es prácticamente irse de rositas.

6 comentarios to “Una España “mejor de la que encontró””

  1. Lucía Says:

    Perfectamente bien expresado Guti, esperemos que las cosas mejoren con el cambio.

  2. Anónimo Says:

    Durante toda la lectura pensé que te estabas refiriendo al PSOE, excepto la parte de Cataluña, que no entiendo muy bien a qué te refieres con “los primeros episodios de lo que ocurrió”: ¿la DUI? ¿la votación ilegal? ¿la proclamación de la República Catalana?
    Un saludo.

  3. Marta Segurola López Says:

    No puedo expresar hasta qué punto me estaba dando asco la España del PP. Espero que el PSOE devuelva a sus puestos a todos los jueces que “indagaron demasiado” y estos hagan lo que tengan que hacer.

    También me alegro de que toda la moción se hiciera de puertas para adentro, sin intervención del pueblo. El pueblo habría votado al PP y a C’s, no me cabe duda. Esta es la confianza que tengo en mi gente, y me entristece sobremanera. Menos mal que algunas decisiones se pueden tomar sin consultar a la masa. Y miedo me da que todos los votos que ha perdido el PP en esta caída vayan para VOX.

    Voy a confiar en que limpien un poco de carroña los medios de comunicación, solo un poco, y no estén tan al servicio de la mafia. A ver qué pasa.

    Un saludo.

  4. Anónimo Says:

    ¿Como devolver a su puesto a la juez Alaya? Yo querría que los políticos, sean del signo que sea, no se inmiscuyesen en la judicatura (división de poderes). En cuanto a los medios de comunicación, ¿también limpiarán “un poco de carroña” en La Sexta?

    Por otra parte, me alucina la frase “Menos mal que algunas decisiones se pueden tomar sin consultar a la masa” o “sin intervención del pueblo”: si el pueblo vota PSOE está bien, pero si vota otras alternativas no está capacitado para tomar decisiones importantes y mejor las deciden los políticos a sus espaldas. ¿Eso es democracia?

    Un saludo.

  5. Marta Segurola López Says:

    Yo también lo querría. Y sí, deseo también que la carroña desaparezca de cualquier medio y solo queden los periodistas honrados y objetivos. Por desear que no quede.

    Y sí, la moción de censura, a puerta cerrada (sin consultar al pueblo) parece ser parte de la democracia, porque no he oído nada de un golpe de Estado en las últimas horas. Me reservo mi derecho a alegrarme de que haya sido a puerta cerrada por lo poco que confío en la cordura de mis conciudadanos. Gracias por tu tolerancia con mi opinión.

  6. guticr Says:

    Una puntualización: respecto a si la gente votó a Pdr Snchz o no, seguimos en el error. Nadie vota presidente del gobierno. Ya lo expliqué aquí: https://guti.wordpress.com/2015/12/21/las-elecciones-y-la-democracia/
    Incluso adelanté que el presidente no tenía por qué ser diputado.
    En ese sentido, la moción de censura no ha sido a puerta cerrada ni nada parecido; el pueblo ha intervenido todo lo que puede intervenir. Sus representantes en el Congreso han actuado, como lo hacen todos los días, y como lo hicieron cuando nombraron presidente a Rajoy, cuyo partido obtuvo el 39% de los escaños y el 33% de los votos. La sesión de investidura está descrita en la Constitución para elegir presidente, y la moción de censura para sustituirlo. En las dos hay luz y taquígrafos (literalmente).
    Respecto a las comparaciones entre medios de comunicación, me parece que es ocioso aclarar nada. El que lo ve, lo ve, y el que no quiere verlo, pues no lo ve.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: