5 músicos sobrevalorados (II)

Hace bastante tiempo (¡11 años!) maticé mi admiración por Eric Clapton. Y hubo reacciones airadas. Más adelante nombré otros cinco músicos a mi juicio sobrevalorados. Como ya casi nadie leía blogs, no hubo reacciones tan viscerales. Pues ahora que ya no nos oye nadie, como que se me apetece decir otros cinco. Intentaré que ninguno sea de por aquí cerca, por aquello de la convivencia vecinal.

Iba a incluir en la lista a todos los DJ famosos de la actualidad, pero eso implicaría considerarlos músicos, y no lo tengo claro.

5. Bruce Springsteen

Eso sí, la Telecaster le queda como a nadie y cuando canta pone una cara de esfuerzo inigualable.

Para alguna gente, decir esto es peor que ser un hereje. Voy de cabeza a la hoguera. Pero aunque respeto a Bruce Springsteen como músico, y le reconozco valor, y no digamos profesionalidad y todo lo demás… lo siento, es que no veo que sea tan excepcional. Es cuestión de gustos. He probado, he escuchado, y me ha dejado más o menos como estaba. Buenas canciones, grandes directos, pero en el fondo toda esa idolatría, y todo ese llamarle boss, y toda esa mitología, en parte me parece un código tribal de machotes.

4. Oasis

Bruce me parece bueno. Oasis, poco. Toda esa película de los hermanos que se pelean, y toda esa pose de desagradables y faltones, y toda esa mierdecilla, a mí en los discos ni me interesa ni la oigo. Pero a mucha gente parece que la impresiona. Todavía hay quien se cree que las discusiones de Sálvame son reales. En fin, que yo no doy un duro por un disco de Oasis. Me parece todo muy obvio y muy manido. Un grupo del montón.

Yo a Joan Baez la pillo. Pero a este no, la verdad.

3. Bob Dylan

Madre, que sí, que voy al infierno, que de esta no salgo. El papel de Bob Dylan en la música popular lo han descrito y matizado todo tipo de estudiosos que están a años luz de mí en cuanto a conocimientos. Pero yo nunca lo he soportado.

Tengo una mente, creo, bastante abierta para el arte, y para la música en particular. Disfruto como nadie de los aullidos de Tom Waits. Puedes suplir la técnica con emoción; es más, a veces la técnica es contraproducente y es el momento de la emoción. Me encanta que alguien desafine cuando debe hacerlo. O que transmita sentimientos precisamente gracias a la sinceridad, a la desnudez, a la falta de técnica, incluso deliberada. Pero mira, es que hay que decirlo con claridad: incluso bajo ese prisma, Bob Dylan canta como el culo. La mayor parte del tiempo, no me lo creo. Hay un grado de desgana que soy capaz de aguantar. Supongo que el tipo le pone un sentimiento intensísimo que no soy capaz de apreciar, y lo confundo con pasotismo. A mí siempre me transmite la vibración de un tío que ha tenido un éxito inconmensurable que nunca ha entendido y que está hasta los cojones de cantar en público, porque él lo que quería era ser un incomprendido y escribir letras mientras trabajaba en una oficina de patentes o algo, para que las descubrieran en un cajón cuando hubiera muerto y supieran lo injustos que habían sido ignorándole. Perdóname, Señor.

2. Lady Gaga

Pista: si es famoso por maquillaje, ropa o piernas, no es músico.

Lady Gaga sabe cantar. Incluso tiene canciones notables, si la escuchamos con un poco de atención. En muchos sentidos, es una artista, una reina del entretenimiento, todo lo que quieras. Pero musicalmente, aun cuando fuera buena, es del montón de gente buena que hay por ahí (muchos infinitamente mejores que ella). Que se pone un vestido de filetes, y al público de la MTV le impresiona eso, pues vale, pues bueno. Pero me resulta pasmoso que mucha gente le ponga, como mérito, que cuidado, que a pesar de toda la extravagancia en el fondo sí que sabe cantar y tocar de manera solvente. Si es un mérito, si es algo añadido y sorprendente, ya está todo dicho… Ser capaz de cantar una canción con Tony Bennett no te convierte en Tony Bennett, solo en alguien con un manager que ha convencido al manager de Tony Bennett de que ahí hay pasta. Lady Gaga hace muchas cosas, pero no me parece que sea por ser una artista versátil; simplemente, todas ellas las hace de manera mediocre, cosa comprensible porque está centrada en otros aspectos, como enseñar trajes y colores de pelo.

1. The Beatles

Lo dije hace años: los músicos más sobrevalorados del mundo son los Beatles. No porque no sean buenos, sino porque simplemente nadie puede resistir tan nivel de valoración. Es completamente desorbitado. No hay nada que ellos pudieran haber hecho para evitarlo.

Me apetecería tratar en un punto aparte el tema Lennon en especial, porque Lennon en solitario sí que… en fin, me voy a callar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: