Archive for 30 abril 2020

Reflexiones coronavíricas (III)

30 30+00:00 abril 30+00:00 2020

Terrazas

La hostelería ha venido abusando del espacio público, extendiéndose, forzando reglas a su medida, saltándose las leyes sobre el tabaco con toda impunidad; y no había ningún motivo especial para ello. Ahora, con la coartada de la recesión, y cuando además va a haber que guardar distancia, creo que no solo se va a ir a la papelera cualquier consideración sobre accesibilidad o límites; van a extenderse directamente en todas direcciones, van a ocupar las calzadas, los jardines y hasta las autopistas. Toda la superficie de la ciudad que no sea vivienda va a ser terraza. Nadie les va a poder toser, porque claro, en circunstancias como esta se relajan las leyes, y su sufrimiento vale más que el de cualquiera.

Protestas

La etapa de falsa unidad y solidaridad duró muy poco (yo creo que no existió). Ya estamos en fase de quejarnos si no nos dejan salir, de quejarnos si nos dejan, de quejarnos si se propone una medida, de quejarnos si se matiza por hacer caso a nuestras quejas previas, de quejarnos si no se centralizan y unifican las decisiones, de quejarnos si no se tiene en cuenta la particular situación de nuestra autonomía, de quejarnos si se informa, de quejarnos de falta de información, de quejarnos si se obliga a llevar mascarilla y de quejarnos si no se obliga. Vamos, como siempre.

Aplausos

En algún momento, la gente dejará de aplaudir en los balcones. Y no mucho después empezará a despotricar contra los funcionarios que les han curado o mantenido los servicios públicos en funcionamiento durante este tiempo, y a mirar por encima del hombro al personal de limpieza o a los inmigrantes que han estado recogiendo sus basuras o a los reponedores y cajeros que les han dado de comer. Toda esta gente será la misma y seguirá trabajando igual, pero sin aplausos.